Noticias

El regreso de los juegos de mesa (1) ¿Qué son?

Los juegos de tablero vuelven a estar de moda gracias al renacimiento del género en Europa y Estados Unidos. Conocé la forma en que estos juegos revolucionan cómo competimos y cooperamos.
Avatar de Ignacio Esains

Por: Ignacio Esains

Olvidate del Monopoly, el Ludo y el Carrera de Mente. Los nuevos juegos de tablero, herederos del genial Settlers of Catan, estan revolucionando la forma en que competimos y cooperamos. Enterate de que se trata esta nueva moda en una serie de cuatro articulos publicados originalmente en Revista Loaded 109 (Introduccion al genero, los juegos en acciondonde se consiguenotras experiencias)

El juego de mesa ocupa un lugar extraño en el imaginario popular, en especial cuando lo contrastamos con los videojuegos. Sus exponentes mas antiguos como el go y el ajedrez se consideran intachables practicas intelectuales, y la penetracion cultural del TEG o el Scrabble es mas profunda que la de cualquier fichin. Si la aceptacion es tan grande ¿por que los videojuegos son una industria millonaria mientras que los juegos de mesa siguen siendo sinonimo del aburrimiento mortal de una noche lluviosa en la playa? Cuando estas abultadas cajas llenas de fichas, tarjetas y tableros parecian condenadas al fondo del ropero, el lanzamiento de un titulo unico y casi perfecto significo el renacimiento comercial y creativo de un estilo de juego del que nuestros “tanques” podrian aprender muchisimo.

LA MESA ESTA SERVIDA

El regreso de los juegos de tablero.

Ni siquiera el mas ermitaño de los gamers seria capaz de negar la influencia que tiene sobre los videojuegos la epoca en la que nos toca vivir. Como cualquier otro medio (o cualquier otro arte), el fichin interpreta el mundo real en forma de metaforas, algunas mas simples y otras mas burdas. La ansiedad social de fin de siglo nos trajo a los Sims. La rebeldia prefabricada que permeaba la cultura de los ’90 es directamente responsable de una catarata de mascotas “extremas” tipo Bubsy y Crash Bandicoot que hoy preferimos olvidar. El 11 de septiembre de 2011 y la paranoia y revanchismo posteriores son imposibles de separar de la popularidad del juego de accion militarista en primera persona ambientado en conflictos actuales.

Si el fichin reacciona al mundo exterior, tambien es moldeado directamente por las modas pasajeras de la cultura geek, algo que no deberia sorprender a nadie ya que los diseñadores, programadores y artistas de videojuegos comparten esa expansiva burbuja que es el universo nerd, y la influencia del cine y la literatura de genero de la epoca se puede percibir en cualquier titulo – basta revisar los fortachones protagonicos de cientos de arcades de la era Schwarzenegger o los pelados cyberpunk post-Matrix. Desde la primer partida de go, cerca de 4000 años atras, dos nerds buscaban codificar la socializacion, comunicandose a traves de una abstracta simulacion de guerra que definio las bases de lo que hoy llamamos un juego: reglas, objetivos, estrategia. No es necesario profundizar en la historia de los videojuegos para notar la influencia del juego de mesa de moda: Dungeons & Dragons en los ’70 marco la estetica y mecanicas de Zork, Ultima y Wizardry, tanto como los juegos de miniaturas tipo Warhammer resultaron esenciales para la evolucion de Blizzard o las cartas de Magic: The Gathering popularizaron la idea de la personalizacion de un arsenal y la administracion de recursos para triunfar, visible en cualquier juego en linea moderno, desde World of Warcraft hasta League of Legends.

La moda actual en los circulos de programadores y diseñadores de Europa y Estados Unidos es el viejo y querido juego de mesa, que ha vivido un renacimiento moderno tan revolucionario como D&D, tan intrincado como Warhammer y tan adictivo como Magic, una combinacion de factores que en los proximos años se volvera una profunda influencia en los videojuegos pero que hoy mismo se puede probar en cualquier ciudad del mundo y a un precio inferior al de un fichin de primera linea.

A lo largo de la ultima decada el fenomeno de los llamados “juegos de tablero de estilo europeo” se vio registrado en foros (como el excelente BoardGameGeek), cronicas de autores como Quintin Smith y Robert Florence, y un puñado de videojuegos independientes o de bajo presupuesto que adaptaban de forma literal y poco atractiva los juegos de mesa del momento. Cualquier analisis de esta moda tiene que empezar con el “boom” de Settlers of Catan, publicado en 1995 en Alemania y que tiene una serie de elementos faciles de reconocer para un gamer que haya crecido con los juegos de Sid Meier – un mapa generado al azar combinando piezas y dividido en hexagonos, mecanicas basadas en la recoleccion e intercambio de recursos, y un equilibrio solido entre el azar y la estrategia. Diseñado por el ortodoncista Klaus Teuber, “Catan” fue, segun el especialista australiano Stewart Woods, “la maduracion de la forma”, un juego de enorme riqueza y variedad que resulto un fenomeno millonario en Europa y que abrio, tarde pero seguro, las puertas del lucrativo mercado norteamericano a los juegos europeos, con la venta de mas de un millon de unidades entre 2005 y 2013. Catan fue traducido a 30 idiomas y aunque para muchos de sus compradores es una caja mas en el estante de Monopoly y Pictionary, para una enorme franja de su audiencia fue solo el primero de una nueva coleccion.

En la fiebre post-Catan se editaron cientos, miles de juegos nuevos en varios idiomas, y muchos que nunca habian cruzado la frontera se reeditaron en versiones de coleccionista, con tableros y piezas de enorme calidad y un gran cuidado por el detalle. Nada de piezas genericas ni cartas que se doblaban a la primera partida: el juego de tablero moderno es un objeto preciado, y la calidad de sus elementos parte esencial de la metafora.

La “metafora”, o el “tema” (“theme”) del juego es uno de los factores clave a la hora de comercializarlo. Puede o no estar conectado a las mecanicas, pero la habilidad de un diseñador a la hora de traducir un universo a un conjunto de reglas y elementos es lo que enriquece a la oferta europea de juegos de tablero. Por supuesto que hay mil juegos de conquista medieval, dos mil de combates estelares y tres mil de zombis (si, tambien hay juegos de tablero de zombis), pero los mejores y los que mas influencia tendran a futuro son los que buscan formas distintas y profundamente especificas de transmitir una tematica original. El italiano “Bang!” traduce el spaghetti western de Sergio Leone a un feroz juego de cartas tragicomico, centrado en duelos y el romanticismo de sherrifs, forajidos y tiradores solitarios. “Ticket to Ride” se inspira en el Philleas Fogg de Julio Verne y una apuesta entre industrialistas para construir ferrocarriles a lo largo del mundo. Algunos crean universos imposibles pero a la vez verosimiles dentro de su propuesta, como “Red November”, que planea el caso de un submarino sovietico a punto de estallar, amenazado por un Kraken y poblado por una especie de grotescos pitufos que deben mantenerse borrachos para juntar el coraje para sobrevivir y regresar a la madre patria.

Comentarios