Noticias

El nuevo tráiler de Death Stranding nos presenta a Heartman

Hideo Kojima nos regala lo que parece el extracto de una secuencia cinemática entre los personajes interpretados por Norman Reedus y el director de cine Nicolas Winding Refn

Avatar de Ignacio Esains

Por: Ignacio Esains

A pesar de que Nicolas Winding Refn no es actor de profesión, se desempeña muy bien en esta corta secuencia cinemática(Kojima Productions)

A pesar de que Nicolas Winding Refn no es actor de profesión, se desempeña muy bien en esta corta secuencia cinemática | Kojima Productions

A pesar de que Death Stranding ya no es el misterio casi indescifrable que sugerían sus primeros tráilers, todavía hay mucho para aprender sobre los personajes que pueblan el juego. El material publicitario ha presentado a cada uno de ellos a través de dos o tres líneas efectivas pero intencionalmente confusas, y este viernes por la noche Sony lanzó lo que parece ser el primero en una serie de “tráilers de personaje”.

El elegido para la primera entrega es “Heartman”, interpretado por el talentoso director de cine danés Nicolas Winding Refn (“Drive”, la trilogía “Pusher”), que casualmente fue el que llevó a la fama en sus primeras películas a Mads Mikkelsen, otro de los protagonistas del juego de Hideo Kojima. Heartman vive un extraño ciclo en el que muere cada 21 minutos y es resucitado por un desfibrilador que carga consigo a todas partes.

El tráiler no tiene lugar para sutilezas. Empieza literalmente con la marcha fúnebre de Chopin sonando en un disco de vinilo y la imagen de Heartman tendido sobre una cama al parecer de hospital, claramente muerto, rodeado de monitores. El desfibrilador hace lo suyo y el personaje resucita, con lo que se encienden no solo las pantallas que muestran su estado vital sino una pared de monitores adicional que simula ventanas con vista a una montaña nevada.

De inmediato, Heartman reinicia un reloj de arena y registra el número de su resurrección o como él la llama, “visita”: 218.550… y vemos que el personaje no está solo. Lo acompaña Sam (Norman Reedus), el protagonista del juego, y queda claro que la muerte de Heartman tomó lugar en medio de una conversación con él. Es la primera vez que Sam es testigo de este proceso y no oculta su reacción: “no puede ser fácil, vivir así”, pero Heartman ya está acostumbrado, y es capaz de encajar cada uno de los procesos naturales de la vida en sus ciclos de 21 minutos.

¿Será la colección del propio Kojima la que vemos en esta escena?

En una de las tangentes por las que amamos a Kojima, Heartman aprovecha la reunión para mostrar a Sam su enorme colección de libros, discos, y películas previas al momento del “encallamiento mortal” que da nombre al juego. Con un sentido del humor ligeramente macabro, habla de que cada uno de estos objetos culturales puede ser consumido en un lapso de 21 minutos, en especial los cortometrajes que guarda en lo que parecen ser Blurays. Como para remarcar el punto muestra la portada de “20 minutos de amor”, el primer cortometraje que dirigió Charles Chaplin - y que, irónicamente, no dura ni 13 minutos.

Sam escucha, casi sin opinar al respecto

Heartman explica que los 21 minutos que pasa en ese recinto son sólo un descanso, tiempo que lo separa de su “búsqueda”, que por lo que sabemos por material promocional y entrevistas con Kojima implica a su familia que está perdida en el “otro lado”. 21 minutos de vida que no son más que ocio, 3 minutos de muerte que, irónicamente, contienen su razón para seguir viviendo: “mi alma está en la playa, ya estoy muerto”. 

Heartman es otro personaje hipnótico de un juego que ya no podemos esperar. Death Stranding sale el 8 de noviembre de 2019 exclusivamente en PlayStation 4.
 

En esta nota
  • death stranding

Comentarios