Noticias

El legado de The Last of Us

La reciente premiación de The Last of Us en los premios de la GDC revela la admiración de la industria hacia este juego ¿pero aprenderán los diseñadores de juegos AAA sus lecciones?
Avatar de Jeremias Curci

Por: Jeremias Curci

Mientras que alguien en uno de los primeros paneles celebrados en la GDC proclamaba que “La trama en los juegos esta sobrevalorada”, The Last of Us –el ultimo gran exclusivo de Playstation 3, broche de oro para la pasada generacion- se alzaba con galardones muy especificos en el marco de los Game Developers Choice Awards: premios al mejor diseño, a la mejor narrativa y por ultimo, ni mas ni menos que al mejor juego.

Contraponiendose con aquella polemica declaracion, los mismos miembros de la industria del videojuego (encargados de ejecutar las nominaciones y votaciones de este certamen) premian a un juego que si bien no es necesariamente perfecto, resulta brillante en la combinacion de sus apartados, todos conjugados con la idea de construir personajes humanos con quienes podemos establecer empatia, con quienes podemos llegar a vincularnos a medida que la trama se desenvuelve. No son solo Joel y Ellie quienes aprenden forzosamente a tolerarse y al final de cuentas, a quererse; nosotros tenemos la doble bendicion de ayudarlos en esa tarea, ademas de tolerarlos, aceptarlos imperfectos y finalmente, quererlos.

Hay cosas que podrian darse de alguna manera por sentadas; hay quienes podrian decir que el despampanante acabado visual del juego, la inolvidable banda sonora, como tambien los altisimos valores de produccion en todos y cada uno de los aspectos estan relacionados con una factoria de billetera holgada como lo es Naughty Dog con el respaldo desde luego, de Sony. Aunque es una afirmacion que podria ser de alguna manera acertada, lo cierto es que no siempre un gran presupuesto augura un gran juego –sobran ejemplos- y Naughty Dog supo demostrar por que cuando su nombre aparece en los papeles, podemos hablar de cierta garantia.

Sin embargo, no puedo dejar de pensar en que el exito de este juego no tiene que ver con aspectos tecnicos o de diseño artistico, sino que estan intimamente relacionados con una historia que retrata a la perfeccion a la condicion humana; en situaciones limite sacando tal vez lo peor que tenemos dentro, pero tambien mostrando destellos cegadores de humanidad aun en las mismas condiciones desfavorables. Sucede que de eso mismo estamos hechos, y aun en un marco diatopico / fantastico, la carga narrativa nos pega de cerca. El viaje que propone The Last of Us no es uno que se olvide al instante, sino al contrario, dejara una accion residual (sobre todo si son padres, como yo).

El hecho de que esta obra de Naughty Dog haya sido condecorada incansablemente habla de una necesidad especifica y concreta tanto de la industria en si misma, como de los medios y los jugadores: queremos historias de este tipo, queremos vernos retratados integramente como somos. Con lo mejor y lo peor. Con fallas. Heroes mas humanos. Estos premios certifican que esa es la direccion acertada.

Podriamos debatir sobre las mecanicas de sigilo, el combate, el “crafting” pero nada de eso importa realmente. El legado de The Last of Us trasciende todo eso; el mensaje y su forma de transmitirlo; es su manera de abordar a los humanos y sus relaciones. Y es sin lugar a dudas, un estilo, una tendencia, que espero ver en muchos juegos mas.

Comentarios