Noticias

El hobby acelerado de construir casitas para aves en Billed to Order

Armar casitas para pájaros no es el hobby relajante que uno esperaría, al menos no en Billed to Order, un frenético y delirante juego de organización y seguir instrucciones. ¡Y es gratuito!

Avatar de Maximiliano Baldo

Por: Maximiliano Baldo

El hobby acelerado de construir casitas para aves en Billed to Order

El hobby acelerado de construir casitas para aves en Billed to Order

La memoria puede traicionarnos: una fecha que se nos pasó, una hora que perdimos de golpe… o la maldita ubicación de las malditas herramientas para fabricar las malditas casitas de pájaros en este maldito juego; ¡y es así como nos trata Billed to Order!

Memoricemos el contenido de los cajones

La idea del juego es bien sencilla: todo lo que tenemos que hacer es construir casitas para aves siguiendo las instrucciones detalladas en cada caso. El problema es que el contenido de los cajones de nuestra mesa de trabajo cambia día a día, y sólo se nos da un pantallazo al inicio de cada jornada, de manera que debemos memorizar la ubicación del martillo, el serrucho, los clavos, las maderas y otros accesorios. Es mucho más fácil decirlo que hacerlo, porque Billed to Order se las ingenia para ofuscar nuestra memoria con una eficiencia que es de temer.

Tal vez se deba a que hay un tiempo límite para fabricar cada casita; además, cada error se acumula, de manera que nuestra hermosa construcción puede empezar a tener clavos chuecos y maderas en cualquier parte. Cada error aumenta nuestro pánico, pero el secreto está en hacer todo lo posible por mantener la calma y seguir, pase lo que pase. Luego de tres días de construcción, nuestros amigos plumíferos juzgarán sus nuevas residencias. Ese es todo el juego, y realmente no necesita ser más.

Serruchando...

Billed to Order nos propone una divertida y caótica aventura de construcción. Muy simple de entender, muy difícil de dominar; el juego puede ser descargado de forma gratuita para disfrutar con su frenetismo infundido y lo hilarante que pueden llegar a ser algunas de nuestras construcciones a las apuradas. Vale mucho la pena.

En esta nota