Noticias

El gobierno chino censura comercialmente a los creadores de Detention

Una imagen que se burla del presidente chino trae problemas tanto al desarrollador como al distribuidor

Avatar del

Por: Lucas Rivarola

Devotion, el juego en cuestión que trajo el problema

Devotion, el juego en cuestión que trajo el problema

La relación de China con los videojuegos es un tanto complicada. Hasta no hace mucho, la venta de consolas de videojuegos estaba prohibida, en una medida que tuvo efecto desde el año 2000 y que recién se levantó en el 2015. Las cosas fueron mejorando desde entonces pero, de vez en cuando, hay algún bache que los distribuidores y desarrolladores tienen que saltar, especialmente cuando se trata de censura por parte del gobierno.

El problema esta vez se produjo gracias a Devotion, un juego de terror del estudio taiwanés Red Candle Games. En este juego, los desarrolladores incluyeron una imagen que compara al actual presidente chino Xi Jinping con el conocido oso Winnie the Pooh. Estas comparaciones surgen de una imagen que circuló por redes sociales hace algunos años atrás donde se comparaba a Winnie the Pooh y el tigre Tigger con Xi Jinping y el ex-presidente norteamericano Barack Obama, respectivamente. La comparación se usaba para burlarse del peso y la estatura de Xi Jinping.

Esta burla trajo problemas a Indievent, los distribuidores chinos de Devotion. Si bien hace algunos meses se vieron forzados a quitar el juego de las tiendas donde se vendía y publicaron un mensaje pidiendo disculpas, el gobierno chino finalmente decidió quitarle a Indievent su licencia comercial, lo que efectivamente significa que el distribuidor debe cerrar sus puertas. La noticia fue anunciada en el día de ayer por Iain Garner, cofundador de la distribuidora Another Indie, cuyo foco se encuentra en juegos europeos y asiáticos.

Estas noticias no sólo dañan a Indievent, sino que también pueden poner trabajas a la industria de videojuegos taiwanesa en general. Esto se debe a que muchos estudios independientes de Taiwán necesitan establecer relaciones de negocio con China. Una situación como esta puede servir como motivo para que distribuidores chinos decidan no involucrarse con desarrolladores taiwaneses, creando todavía más obstáculos para la pequeña escena del país asiático.

Esta no es la primera vez que el gobierno chino censura menciones a Winnie the Poo. En algunas imágenes promocionales de Kingdom Hearts 3, serie conocida por incluir varios personajes de Disney, el oso amarillo se vio reemplazado simplemente por una mancha blanca mientras que en otras simplemente se lo pixeló. A la película Christopher Robin, inspirada en los libros de Winnie the Poo, se le prohibió su lanzamiento en China. Incluso los comentarios de un niño de 9 años sobre cómo Obama era más delgado que el presidente chino fueron censurados.

Detention, el juego anterior de Red Candle Games, todavía está disponible en Steam. Esperemos que las ventas de este juego sean suficientes para que Red Candle se recupere de este golpe, aunque eso lamentablemente no solucionará la situación de la ahora difunta distribuidora Indievent.

En esta nota
  • Devotion

Comentarios