Noticias

El giro inesperado de Homeland

El mejor estreno televisivo de 2011 dio un traspie el año pasado... pero con su tercera temporada parece estar en camino sin retorno al olvido. (spoilers, claro).
Avatar de Ignacio Esains

Por: Ignacio Esains

La temporada 2011 no sera recordada como la mas interesante en los ultimos años. Un par de comedias de culto como Suburgatory y Enlightened, las dudosas Once Upon a Time y Revenge, y las siempre irregulares Persons of Interest y American Horror Story. Pero la critica, el publico y los premios estuvieron de acuerdo en que Homeland no solo era el mejor drama de la temporada, sino un candidato a heredar la corona de calidad de Mad Men y Breaking Bad. El problema es que Homeland estaba muy atada a sus giros argumentales, muchos de los cuales estiraban su credibilidad al punto de que el cierre de la segunda temporada genero muchisimas dudas entre los fanaticos.

Homeland empezo su tercera temporada en Argentina la semana pasada a traves de FX, pero la respuesta al cuarto capitulo fue ensordecedora en las redes sociales. (SPOILERS DE LA NUEVA TEMPORADA)


Carrie Matheson, la analista de la CIA interpretada por Claire Danes, empieza la temporada mas loca que nunca, en conflicto directo con su jefe Saul (Mandy Patinkin) mientras que Brody (Damian Lewis) anda profugo despues de volar el cuartel general de la CIA por accidente (si, asi de tonta es la segunda temporada). En “Game On”, cuarto capitulo de la temporada, se revela que todo fue un engaño, y que Carrie esta simulando su estado para obligar al verdadero responsable de volar la CIA a salir a la luz... otro de los giros poco creibles de la serie que, a pesar de una energica defensa del creador Alex Gansa, se derrumban al rever los capitulos anteriores.

¿Pero por que fue tan violenta la reaccion de los ya ex-fans de Homeland? Carrie es el centro de la serie, el personaje empatico. La revelacion de que los ultimos cuatro capitulos fueron un engaño no solo afecta al nuevo antagonista, sino a los espectadores. Es muy peligroso tener un protagonista que oculta algo al publico (la primera temporada de la serie hizo maravillas con esta idea), pero en el caso de Carrie, siempre emocionalmente transparente, puede ser un error imperdonable que termine por erosionar la calidad de una serie que supo dar catedra de narrativa.