Noticias

El creador de BioShock cierra su estudio Irrational Games

Ken Levine, uno de los más reconocidos diseñadores de videojuegos, cierra su propio estudio, echa a sus empleados, y le deja la marca BioShock a 2K Games para que hagan lo que quieran.
Avatar de Ignacio Esains

Por: Ignacio Esains

En una decision sorpresiva, casi sin precedentes en la industria, el director de BioShock y Bioshock: Infinite Ken Levine cierra su estudio Irrational Games, despide a casi todos sus empleados, y se queda con 15 de sus colaboradores mas fieles para generar un proyecto de menor envergadura dentro de la misma Take-Two. Su nuevo estudio estara centrado en juegos descargables, de mucha rejugabilidad, apuntadas a jugadores hardcore. Esta claro que este es el proyecto que Levine tenia en mente cuando dijo en una reciente entrevista “es frustrante trabajar en algo cinco años y que la gente lo juegue una sola vez”.

¿Sera tan frustrante como, quizas, trabajar durante años en un ambicioso proyecto para ser despedido menos de un año despues de su lanzamiento porque tu jefe quiere cambiar el rumbo de su empresa? Habria que preguntarle a los 185 empleados despedidos de Irrational Games, a los que Levine asegura que dejara entrar al estudio durante un tiempo mas para que armen sus portfolios, y que seran entrevistados por otros estudios de la zona.

Al parecer la decision de Levine no tiene que ver con ventas. 2K anuncio a mediados de 2013 que BioShock: Infinite habia vendido 4 millones de unidades en todas las plataformas, un numero que seguramente aumento a lo largo de los ultimos meses.

“Estoy orgulloso de lo que logramos juntos”, dice Levine en una carta en la pagina de Irrational Games, “pero mi pasion se dirige a hacer un tipo distinto de juego. Para enfrentar este desafio necesito enfocar mi energia en un equipo mas pequeño, una estructura menos piramidal, y una relacion mas cercana con los gamers.”

El plan original de Levine era abandonar Irrational y empezar su propio start-up, pero los ejecutivos de Take-Two (el conglomerado dueño de 2K y varios estudios mas) lo convencieron de que se quede y adopte esta extraña decision.

De aqui en adelante todo son suposiciones, pero lo que se despega de esta renuncia y colapso de Irrational es que el estudio no estaba trabajando en nuevos proyectos, o al menos no lo estaba haciendo en nada definido, y en este momento tenia sentido para 2K disolverlo. Muchos creativos han abandonado sus estudios (CliffyB en Epic, los “doctores” de BioWare, Peter Molyneux en Lionhead) sin que el estudio desaparezca, asi que claramente Irrational como productora en si no era de interes para 2K. Levine nunca ha sido tipo de tener “segundos al mando”, y si los habia, se los llevo entre esos quince elegidos. Irrational por su cuenta, claramente no puede hacer un BioShock.

Las reacciones en Twitter, claro, han sido veloces y violentas. JP LeBreton, de Double Fine dice “Nadie esta dispuesto a señalar a los egolatras toxicos si son exitosos e influyentes. No tiene por que ser asi”. Rami Ismail de Vlambeer parece estar respondiendo cuando twittea “leo mucho sarcasmo de la misma gente que dice que el AAA no toma muchos riesgos direccionado a Ken Levine, que acaba de tomar un gran riesgo”. Rich Gallup de Disruptor Beam, que paso una situacion asi con 38 Studios, dice que “Tratemos de no twittear lo entusiasmados que estamos con el nuevo proyecto de Ken Levine hasta que la gente que despidio tenga nuevos trabajos”, quizas el punto de vista mas sensato.

Take-Two todavia tiene la marca BioShock, y podria hacer secuelas, como ocurrio con BioShock 2, en el que Levine no estuvo involucrado. El tiempo dira si el nuevo proyecto de 2K trae el renacimiento que Levine busca o si, como tantos antes que el (Molyneux, Cliff Bleszinski, David Jaffe, la lista sigue) descubre que no hay una solucion magica para paliar el estancamiento creativo en el presupuesto, ni en el entorno, ni en la industria.