Noticias

El autor de True Detective inspirado por guionistas de cómic

Grant Morrison y Alan Moore están entre los autores que inspiraron a Nic Pizzolatto a convertirse en novelista. Y algo de estos autores se puede sentir en los monólogos de Rust Cohle.
Avatar de Jessica Blady

Por: Jessica Blady

Las criticas son unanimes: “True Detective” es la mejor serie del universo todo.

Bueh, tal vez es un poco exagerado hacer semejante afirmacion teniendo en cuenta que el programa de HBO recien lleva emitidos cinco capitulos, pero sin dudas, ha calado bastante profundo en la conciencia del espectador que, cada dos por tres, se pregunta, ¿de donde saca el autor semejantes ideas truculentas?

Este drama policial -creado, escrito y producido por el, ademas, laureado novelista Nic Pizzolatto- cuenta, durante ocho episodios y en varias lineas temporales, los esfuerzos de un par de detectives de Louisiana por cazar a un asesino serial (con cierto gusto por los rituales de indole religioso), a traves de todo el estado, por mas de diecisiete años.

Pizzolatto tambien tiene en su haber los guiones de varios capitulos de “The Killing”, con la que el show de HBO, comparte bastantes similitudes.

En esta “formula” de pueblo chico, infierno grande, politicos con agenda y oficiales conflictuados, se destacan, por sobre todas las cosas, la filosofia y psicologia personal de sus dos protagonistas: Rustin "Rust" Cohle (Matthew McConaughey) y Martin Hart (Woody Harrelson), de los que no les vamos a contar absolutamente nada, porque son una parte esencial de toda esta tramoya.

La serie tiene formato antologico, lo que significa que cada temporada tendra una historia y protagonistas diferentes.

El director de estos primeros ocho episodios es Cary Fukunaga. El merito mas grande del realizador de “Sin Nombre” (2009), “Jane Eyre” (2012) y la futura remake de “IT” (si, otra mas), es incorporar los austeros y casi desolados paisajes del Sur de Louisiana (donde ademas se filma el programa) como un protagonista mas que muestra sus propias miserias.

Al parecer, toda esta solemnidad, desaliento y crimenes retorcidos hay que atribuirselos a los “extraños” gustos literarios de la infancia de su creador.

Alla por 2010, el tipo declaraba en una entrevista para el Courier-Journal de Louisville que: “La primera vez que me entusiasme por la escritura fue gracias a los comics de Alan Moore y Grant Morrison, cuando apenas era un pibe. La sofisticacion y la profundidad de sus historias le volarian la cabeza a cualquiera”.

Despues descubriria a Stephen King, Raymond Chandler, William Faulkner y tantos otros.

Pero quedemonos con esta imagen del niñito Nic leyendo cosas como “Arkham Asylum” (1989) del escoses o “Watchmen” (1986-1987), “Batman: La Broma Asesina” (Batman: The Killing Joke, 1988) o “La Cosa del Pantano (Swamp Thing, 1984-1987) del loco lindo de Moore.

Justamente en esta ultima -durante la saga American Gothic-, una secta de hechiceros sudamericanos conocidos como Brujeria, tienen la intencion de liberar a las fuerzas del mal, para lo que llevan a cabo una serie de asesinatos rituales a cargo de una macabra criatura apodada Invunche. ¿Vendra por ahi la cosa?

Obviamente, las locas, locas aventuras de “True Detective” solo pueden ser el producto de una cabecita perturbada.

Ya lo dijo el controvertido Frederic Wertham: “Los comics son demoniacos” y, tal vez, algo de razon tenia, ¿no?

Comentarios