Noticias

ESA quiere que la E3 sea un festival para fans, influencers y la prensa

La organización que viene de graves problemas, presenta ideas carentes de inspiración para salvar la E3

Avatar del

Por: Lucas Rivarola

¿Podrá la ESA salvar la E3?

¿Podrá la ESA salvar la E3?

La E3 ya no es lo que era. Vista desde la comodidad del hogar, lo más interesante siempre son las conferencias de prensa pero cada vez más gente de la que va al evento en sí y que viene yendo hace años comenta que el evento es más y más irrelevante. La ESA (Entertainment Software Association), el grupo comercial que regula la industria de los videojuegos en los Estados Unidos y organiza el evento anual, ya no sabe qué hacer para mantener a la E3 con vida. Y nada lo deja más en claro que su nueva idea.

A pesar de que hace algunos años la ESA abrió las puertas de la E3, evento que era generalmente para gente de la industria, al público general, este evento anual no mostró el crecimiento que la ESA esperaba. Ahora, a la ESA no se le ocurrió mejor idea que proponer el reorganizar la E3 como un evento para fans, prensa e influencers, pagando a celebridades ya sea de internet o de otros medios para generar atracción. Uno de los ejemplos que citan los planes de la ESA es tener a los Lakers de Los Ángeles jugando videojuegos de basket con los fans, o actores compitiendo en torneos, en lo que suena a una idea salida de principios del año 2000.

En una diapositiva cortesía de GameDaily.biz, la ESA demuestra con total descaro su intención de mejorar su imagen ante la gente joven manipulando "el poder del bien social".

Esto vendría de la mano de otros cambios más al evento. Por un lado, la organización espera ampliar el número de pases al público en 10.000 más, llevando el total de entradas a 25.000. Para esto, la ESA planea tener un día exclusivo para prensa que sería el martes, aquel día después de todas las conferencias, dejando miércoles y jueves abierto para todos. Además, la organización planea pagar a ciertos miembros de la prensa, incluyendo influencers, para promocionar el evento, controlar el mensaje y dar una imagen de que la E3 y la ESA están en sintonía con los problemas sociales que plagan a los videojuegos, en un intento explícito de llamar la atención a los Millenials y la Generación Z. La ESA incluso ya tiene segmentos promocionales en shows de televisión norteamericana que no mencionan el hecho de que son publicidad.

El objetivo de todo esto, según la ESA, es recuperar la confianza perdida. Así y todo, los números no mienten. Como lo demuestra el analista Daniel Ahmad en un tweet que les traemos a continuación, la E3 está muy por detrás de los eventos más concurridos de este año. Para colmo, la ESA demostró su ineptitud en cuanto a seguridad digital cuando hace un mes se filtró información personal de miles de personas que fueron al evento en diferentes años. Mientras tanto, hace ya algunos años que cada vez son más las compañías que deciden simplemente no asistir a la E3 ya sea para tener sus propios eventos o promocionar sus juegos a su manera, con Sony siendo la mayor ausencia de este año.

La ESA busca con estos planes, que datan del mes pasado, convertir a la E3 en un evento similar a la Gamescom, pero con todos los problemas que vienen demostrando es muy difícil remontar un evento organizado por un grupo en el que cada vez menos gente confía. Si todavía más compañías deciden apartarse de la E3, difícilmente haya gente de la industria con ganas de ir a un evento que demostró tener pésimo cuidado hacia sus asistentes con la reciente filtración de información. Y sin gente de la industria, las celebridades que puedan llegar a conseguir no van a hacer que un público masivo asista a un evento vacío.

Pero estos planes son justamente es: planes. Todavía no hay nada fijo y de acá al 2020 las cosas pueden cambiar. Así y todo, la ESA tiene una clara crisis de identidad y no sabe cómo salvar la E3. Quizás va siendo hora de admitir que la falta de interés y relevancia es porque la E3 no se necesita más hoy en día. O, al menos, estaría mejor en manos de otro organizador.

En esta nota
  • E3

Comentarios