Noticias

EL SANTO DUDARIO: ¿Quién es mejor? ¿Mario o Wonder Boy?

¿Y si toda la vida admiramos a un falso héroe mientras el modelo a seguir era un soldado anónimo?
Avatar de Mariano Rizza

Por: Mariano Rizza

En Malditos Nerds estamos atravesando un proceso de renovacion que demanda mucho de nuestro tiempo, por lo que mi mente estuvo demasiado ocupada para distraerse con dudas existenciales. Por lo tanto, para no abandonar nuestra columna de los fines de semana les ofrezco un cuestionamiento anclado en el humor, mas que en los dolores de cabeza. Espero que sepan comprender y disfrutar.

Para empezar, estimados curiosos, quiero decirles que vamos a reducir la cantidad de razones a exponer, no porque yo sea un vil mentiroso y manipulador, sino para no terminar monopolizando su tarde de sabado, ya que las cuarenta y cinco millones de razones que tengo de buena fe, podrian llevar un buen rato leerlas y una porcion importante del amazonas para imprimirlas.

Lo que sugiero es sencillo: Wonder Boy, el arcade plataformero desarrollado por Westone Bit Entertainment en 1986 es, por donde se lo observe, mejor tìtulo que Mario Bros. y todas sus secuelas. En un primer vistazo, pensaran que esto puede ser tan solo el derrape de un obtuso Fan Boy, por lo que comenzare a desarrollar la consigna paso a paso. Solo cabe aclarar que, por razones conceptuales, solo compararemos los arcos argumentales y las primeras secuelas, ya que no hace falta indagar de mas, cuando algo es tan evidente.


Ahora bien, desde el principio, las premisas nos presentan en ambos casos a simples hombres convertidos de manera abrupta en heroes, quienes tienen que atravesar impensables escenarios y derrotar criaturas solo concebidas en las pesadillas de un Dios con la conciencia sucia, para asi poder rescatar a sus amadas. Hasta aca ninguna diferencia, ¿o si? Veamos.

 En Wonder Boy, nuestro protagonista no cuenta mas que con lo puesto – lo que ya es poco – y va armado solo con hachas de piedra. Ocasionalmente, si tiene suerte, puede hacerse con una patineta y su correspondiente equipo de proteccion, para asi poder sortear los obstaculos que se interponen entre el mismo y su destino. Los escenarios se mueven a nuestra par, siempre avanzando, y a medida que nos empujan por detras, nos arrojan de cara a hordas y hordas de enemigos que no solo poseen patrones de ataques personalizados, si no que su sola existencia se basa en asesinarnos. A todo esto, el tiempo es nuestro peor enemigo, ya que este decrece de manera despareja y arbitraria, dificultando nuestra tarea. Al llegar al final de cada mundo, nos encontraremos con un monstruo metamorfo que intenta impedirnos el avance, el cual al ser derrotado, nos va dejando pruebas de que realmente tiene secuestrada a nuestra doncella, a modo de sucio juego psicologico, al punto que uno podria llegar a pensar que luego del collar y el oso de peluche, el proximo objeto a recolectar podria ser un dedo pulgar.

En Mario Bros., nuestro segundo sujeto de prueba, para empezar compite con su hermano por una misma mujer, lo que no solo es desleal sino que se transforma en una carrera por ver quien llega primero y no por rescatar a la damisela en peligro. En su travesia, estos poco fraternales individuos, van obteniendo poderes metahumanos como la invulnerabilidad o la pyrokinesis, a medida que recogen distintos items magicos ¡y claro! ¡Con magia todos somos heroes!

Pero aun y simplificando su caso, los escenarios que recorren estos supuestos plomeros no sindicalizados, son amplios y estaticos, con cantidad de espacios para refugiarse o esquivar los ataques de la infima variedad de enemigos que se enfrentan - tortugas, tortugas de otro color, u hongos que caminan -, quienes parecieran venir de realizarse una lobotomia ya que practicamente se arrastran hacia nosotros, como kamikazes que se levantaron sin ganas de ir al trabajo. Mientras tanto, el reloj que hace la cuenta regresiva, esta dibujado, ya que a lo largo de todos los titulos, Mario pareciera mas preocupado en travestirse, que en llegar a tiempo al lugar donde la princesa esta secuestrada. Al llegar al final de cada mundo, los recibira el mismo jefe final una y otra vez, el cual es tan vivo que en cada uno de sus castillos instalo un mismo dispositivo de auto destruccion, siempre colocado en el mismo lugar. Una vez realizado el tramite de activar dicha trampa, nos encontraremos con otra cepa de hongo viviente, que nos dira que la princesa en realidad, esta en otro castillo. Repetir por otros 8 mundos y enjuagar con abundante agua.

Habiendo establecidos estos puntos basicos, vayamos por aspectos mas trascendentales en la historia de los videojuegos. Por ejemplo, Wonder Boy conto con 5 secuelas, las cuales nos presentaron diferentes mundos, diferentes estilos de juegos y hasta llevaron un RPG al mundo de las maquinas recreativas. Mario, por su lado, tiene en su haber tantas secuelas (Mario Kart, Mario World, Mario Viaja en el Tiempo, Mario te enseña a Pintar, Mario va a la Podologa, etc) que historiadores han destacado que en la mitad, ni siquiera es el mismo Mario quien las protagoniza. No solo no hay peor crimen que robarse a uno mismo, si no que, como sus novias bien le podran decir, todo se basa en la calidad y no en la cantidad.

 
Otro aspecto que no puedo dejar de mencionar, es lo que significa ser un fundador de bases. No seria hipocrita, sino lisa y llanamente idiota si no admitiera que Mario inspiro a todos y cada uno de los videojuegos que salieron a partir de su lanzamiento. ¡Es mas! La industria de los videojuegos se creia muerta en Estados Unidos y Japon hasta el momento que Miyamoto cayo con la idea del plomero mas loco del mundo. Sin embargo, Wonder Boy inspiro al mundo gamer en otros niveles. Por ejemplo, el concepto de alimentarse para nutrirse y asi mantenerse con vida, todo el mundo se lo adjudica al Grand Theft Auto: San Andreas, sin embargo el titulo destribuido por SEGA lo implemento nada mas y nada menos que diecinueve años antes. Estabamos hablando de fundadores de bases, ¿verdad? Vayan a su salon de videojuegos mas cercano. Si hay un hombre en la maquina del Wonder Boy, soy yo. Si no estoy yo, siempre van a encontrar a una mujer. Siempre. En un mercado por demas machista que tardo casi 30 años en implementar la igualdad de generos y ahora ahoga su propio caso en debates pseudo periodìsticos de dudosa procedencia, el Wonder Boy – junto al Pac Land -  fue el primer juego en hacer sentir comodo y darle un lugar al publico femenino en el mundo de los videojuegos.

Buscando meter un “pero” en medio de todo este debate, seguro apuntarìan a la jugabilidad para intentar sumar un poroto a su favor, pero sin embargo Wonder Boy es infinitamente mas complejo que Mario al punto de echar por tierra cualquier tipo de argumentacion aun sin establecerla. El Wonder Boy no se agarra al boleo. Uno tiene que tener una estrategia planeada. En un mundo donde no se pueden pisar dos veces el mismo metro cuadrado de terreno, donde la muerte se esconde en huevos podridos rodeados de todo lo que necesitamos para vivir y donde para pasar el cuarto mundo, se requieren mas horas de practica que las que precisa un piloto de avion para poder estar al mando de una nave comercial, uno tiene que estar concentrado a niveles Kasparovenses. Mientras tanto, el Super Mario Bros. hay maneras de atravesar los niveles - o la mitad del juego entero, sin pisar el suelo una sola vez. La fiscalia descanza.  

Termino el articulo, como termina la vida. Con la muerte. El Wonder Boy cumple 30 años en 2016 y sin embargo, su ultima aventura termino hace años. ¿Por que? Porque eligio morir con dignidad y tras darnos cinco juegos inolvidables y vivir para siempre feliz con su novia, se retiro. Por su parte, a Mario y a sus millones de dolares, nunca nada le importo un carajo ya que cuando no hace que se pelea con quien rapta sistematicamente a la princesa que nunca le dio bola – quien flor de sindrome de Estocolmo tiene, ya que hay que ser muy descuidada para que a lo largo de 30 años te rapten una y otra vez -, se junta a jugar al golf, al tenis o al backgammon disfrazado de koala. Total, es solo cuestion de tiempo para que los ingresos de su proximo titulo “Mario Bros. y Francella hacen Waffles”, comiencen a llenar su cuenta bancaria y encima ustedes lo ayudan. ¿Se siguen preguntando cual de los dos juegos es mejor? Yo creo que queda claro.   

Comentarios