Noticias

EL SANTO DUDARIO: ¿Cuánto pesa la opinión de los medios?

¿Cuanta poder le otorgas a tus videojuegos y a lo que se opina de ellos?
Avatar de Mariano Rizza

Por: Mariano Rizza

El pasado jueves de esta semana, el sitio norteamericano Bulimia.com, publico una nota donde alertaba acerca de como el mundo de los videojuegos - principalmente sus desarrolladores - ofrecen con sus personajes femeninos un estandar de salud y apariencia fisica imposible en terminos de realidad, lo cual conlleva a un mensaje negativo para todos los usuarios que comprenden dichas siluetas como la unica norma aceptable. Quienes tengan manejo del ingles podran notar que la nota en ningun momento se torna agresiva e inclusive llega a comentar que el caso es el mismo para los hombres, quienes tambien se ven comparados con apariencias irreales, con la diferencia de que estos no suelen ser sexualizados. Debido a la seriedad del articulo y la cantidad de modificaciones con photoshop de personajes emblematicos para los jugadores, el posteo no tardo en viralizarse a traves de diarios y entre los mas importantes sitios de videojuegos del planeta.


No podria explicarles con palabras lo mucho que me enfurecio este hecho. No por el tema que trata - ya que los desordenes alimenticios son una problematica real y bastante seria - ni tampoco por como lo hace, ya que en ningun momento se aleja de los parametros de la opinion pacifica. Sin embargo, dentro de su propio planteo, la nota comete una serie de contradicciones que no son perjudiciales dentro del dominio Bulima.com, pero que si se resignifican y comienzan a pudrirse en cada hipervinculo potenciado por los sitios de videojuegos “de elite”, quienes ademas suman sus propios dos centavos al asunto. La pregunta es entonces ¿Que valor informativo, etico o institucional aportan los sitios de videojuegos cuando replican esta informacion? Luego de desastres que pasaran a la historia como “Gamer Gate” y tanta violencia continua en el mundo de los videojuegos ¿que tipo de aporte piensan que estan haciendo? ¿O es en realidad que nos imaginan a los lectores tan pasivos e ingenuos que no nos damos cuenta de su siembra de discordia?


En 1997, una de las peores peliculas de James Bond inundo las pantallas de todos los cines. En “El Mañana Nunca Muere”, Pierce Brosnan se enfrentaba a un magnate de los medios de comunicacion, quien planeaba plantar un conflicto belico entre Inglaterra y China, para asi poder ser el primero en cubrirlo. Como la realidad no imita a la ficcion, sino viceversa, cuando Polygon, Kotaku, Game Revolution y otros representantes de la cultura hacen eco con aires de editorial de estas columnas de opinion, lo unico que logran es agregar leña al fuego de una distincion de clases que en realidad, no tendria porque existir. Continuando con los ejemplos de pantalla, en el septimo episodio de la cuarta temporada de South Park, vemos un planteo racial cuando la mitad del pueblo desea cambiar la bandera local, mientras la otra parte busca mantenerla. El chiste y la moraleja radicaban en que el escudo mostraba a un grupo de personas caucasicas colgando a una persona de color, pero los niños protagonistas no veian un crimen de odio, sino simplemente un acto de violencia, por lo que el simbolo patrio se terminaba cambiando por personas de todos los colores colgando a un afroamericano. El caso aca termina siendo muy similar. Los videojuegos no izan la bandera de la desigualdad, sino que la belleza esta en el ojo del observador y realmente, solo se vuelve ofensiva cuando alguien la señala con una luz de determinado color, el cual corresponde a su propia pantonera politica.  

Estupido seria de mi parte negar que existe la objetivizacion o la sexualizacion de los personajes de ficcion, pero realmente, desde mi punto de vista hay que dejar correr la seleccion natural-virtual. No podemos seguir echando la culpa a los medios de entretenimiento de los problemas sociales de un nicho. El hecho que Lara Croft pese 20 kilos mojada no esta directamente relacionado con que existan personas con sobre peso. Que Sonya Blade tenga determinada figura no es una declaracion de guerra, un insulto o una provocacion a personas que no pueden alcanzar ciertos modelos añorados social y comercialmente. Porque al fin y al cabo, si alguna persona falla al sentirse representada por un personaje de videojuego, tiene un problema que va mas alla de su sobrepeso, etnia o discapacidad y es un conflicto de aceptacion propia. Por mas que todos los personaje de videojuegos sean hombres blancos de metro ochenta y ojos celestes, estos nunca tienen, ni van a definir al jugador, por lo que quejarse de la objetivizacion de dichos personajes, es objetivizar al propio jugador de manera negativa. Señalar a alguien diferente a modo de ejemplo, es la primer medida de diferenciarlo, excluirlo y discriminarlo.


En medio de mi bronca, intentando comprender por que se busca definir como “normalidad” a deformaciones graficas obesas o por que una peleadora de artes marciales como Christie Monteiro no puede estar en forma, recorde una anecdota que hace un tiempo vengo callando. Cuando en 2014 viaje a San Francisco a conocer los estudios 2K con el motivo del lanzamiento de Evolve, termine charlando en la puerta del hotel a altas horas de la noche con uno de los creadores del estudio Turtle Rock, no solo responsable del titulo multijugador asimetrico, sino tambien del aclamado Left 4 Dead. Aclarando que su anecdota seria Off the Record para luego sentenciar que eso es algo que en realidad no existe, relato como durante la etapa de desarrollo del videojuego, uno de los personajes planteados para cumplir el rol de “Tanque” era una mujer afroamericana a la cual en palabras que entendamos todos, definio como “gorda, de pechos enormes y andar poderoso”. Puede que haya sido mi filtro de receptor entusiasmado ante la propuesta, pero ante mis oidos las palabras “gorda” o “pechos enormes” nunca sonaron agresivas o despectivas, sino que pintaron una imagen bien clara de como seria la guerrera que cargaria una Heavy Machinegun a traves de los escenarios para dar caza a monstruos pesadillescos. El proceso de seleccion del estudio era permitir a todos los trabajadores del mismo, sin importar que rol cumplieranen la empresa, votaran por sus personajes favoritos y esta mujer quedo fuera porque todas y cada una de las mujeres del estudio, la tildaron de ofensiva.


Ahora bien, si dejo de respetar la confidencialidad del Off the Record casi un año despues, es porque creo que nunca un ejemplo lo amerito tanto. Este personaje de Evolve no solo hubiera aplicado a varias “minorias” a la vez, sino que realmente sonaba como alguien que no me hubiera cansado de elegir para jugar. Aun hoy imagino sus movimientos, sus expresiones y me sigue pareciendo un personaje que hace falta en todo tipo de videojuegos. Sin embargo, un grupo aleatorio y particular de mujeres lo tildo como ofensivo para otras mujeres. ¿Por que? Porque aparentemente, si puede llegar a ser agresivo para alguien, entonces debe ser agresivo para todo el mundo. Lamento decirles, si llegaron hasta aca, que ningun videojuego busca ofenderlos, ni disminuirlos, ni hacerlos sentir extraños o inadecuados. Peor aun, lamento todavia mas decirles que si algun videojuego los ofende de esta manera, la culpa es suya, por atribuirle un poder que nunca tuvo a un objeto. Si un videojuego hace que cualquier persona se sienta incomoda con su cuerpo, la realidad es que esa incomodidad ya existe de antes y no por eso Cortana, un holograma que no tiene ningun tipo de masa corporal, de repente debe convertirse en el chivo expiatorio perfecto.   

Por mas que estas editoriales tengan el juego de plantear interrogantes, no quedan dudas que las paginas que hicieron eco de esta columna con intenciones de pescar maliciosamente sus clicks, los estan manipulando. Jamas voy a decirles que leer, que pagina visitar o que opinion sostener, pero siempre les voy a encomendar que tengan sus propias opiniones y que no se sumen a ensuciar esta cultura que tanto amamos, pensando en que tiene que tener mas valor del que tiene, o que debe representar algo que no representa. Si consideran a los videojuegos como un arte, permitan que los artistas expresen sus intenciones y, si solo lo toman como algo comercial, no le den un significado que no tiene. Sean parte de la solucion y no del problema, porque al fin y al cabo, si vamos a seguir permitiendo a los medios que deformen esta cultura con el solo fin de generar clicks, pensemos en ir quitando la palabra “juego” de todo esto. El poder esta en lo que hacen con lo que leen y no lo que hace con ustedes quien escribe.

Comentarios