Noticias

EDITORIAL: La Era Rota

La inminente llegada de Broken Age da la pauta a un pensamiento en retrospectiva. ¿Será un éxito la aventura tan esperada? Para Megawacky Max, el éxito ya lo consiguió.
Avatar de Maximiliano Baldo

Por: Maximiliano Baldo

Hace casi dos años, el 8 de febrero de 2012, la industria gamer era testigo de una revolucion. Tim Schafer iniciaba en Kickstarter una campaña para producir tanto un juego de aventura grafica como un documental sobre su creacion. Con un “modesto” monto de 400.000 dolares como objetivo, dependia de los potenciales interesados en arriesgar sus billetes por lo que basicamente era una promesa y nada mas. Porque, seamos sinceros, ¿a quien podria interesarle una aventura grafica de Tim Schafer en los tiempos actuales?

Pues parece que a muchos, porque no solo se alcanzo el monto objetivo en unas pocas horas; para el final de la campaña, Double Fine habia recaudado poco mas de 3.3 millones de dolares, y la industria le abria las puertas de par en par a esa cosa llamada “crowdfunding”, o financiacion por el publico. No es que no se hubiesen financiado proyectos de esta misma forma, antes; pero el caso de Double Fine causo una explosion en los medios especializados, capturando la atencion e interes de muchisima gente.

Saco a relucir este tema porque el dia de ayer, mediante su twitter oficial, Tim Schafer anuncio que este martes proximo aquellos que aportamos en la campaña Kickstarter podremos, al fin, jugar la primera parte de Broken Age, el juego que resultara del dinero de los que confiamos en el y en Double Fine. Y uno no puede evitar hacerse la eterna pregunta de “¿habra valido la pena esperar?” Al fin y al cabo, el proyecto termino recaudando muchisimo mas de lo esperado; y aun asi luego tuvieron que pedir un poco mas porque, aparentemente, se habian entusiasmado tanto que se les fue el presupuesto de las manos. Uno no puede sino esperar un exitazo.

Pero yo ya no lo veo de esa manera. Desde luego que quiero que Broken Age sea un exito y que cumpla mis expectativas… pero entonces me pongo a pensar y comprendo que Broken Age… ya es un exito, y tambien ya supero todo cuanto podria haber esperado. Porque no estoy refiriendome especificamente al juego que tendre el gran placer de probar el proximo dia martes, sino al proyecto que le dio vida y que genero un cambio en la metodologia de los desarrolladores independientes; que les brindo otras opciones para dar a conocer sus propios proyectos sin necesidad de depender de distribuidores que podrian limitar sus libertades, o que podrian meter mano en el desarrollo de lo que debe ser obra de su creador.

A lo largo de los ultimos dos años hemos sido testigos de muchos proyectos que, de no ser por el panzazo que Double Fine se mando en la pileta de Kickstarter, posiblemente hoy seguirian existiendo en los sueños mas hermosos. Wasteland 2, Shadowrun Returns, FTL: Faster Than Light, Project Eternity… algunos nombres que se ganaron el apoyo de su publico, en general con muy buenos resultados. 7 Days To Die, The Banner Saga, Shantae, Mighty No.9, Asylum y mas… mucho mas. Kickstarter ha sido un semillero de ideas que muchos queriamos tener en nuestras manos, y mas ideas estan por venir. Por supuesto que no todos fueron exitos; o no todos alcanzaron el nivel esperado. Podemos mencionar un Leisure Suit Larry que se notaba que estaba hecho con cariño a los fans, pero que no habia sido pulido lo suficiente; u otros casos en los que la palabra “fraude” se aplicaba perfectamente a los acontecimientos. Kickstarter dio, da y dara lugar para todo.

Hoy quiza la fiebre de Kickstarter haya disminuido. No nos volvimos menos soñadores, sino mas cautos. Hemos probado lo mejor y lo peor de un sistema que realmente no ofrece garantias, mas alla de que vamos a vivir una experiencia, buena o mala. Por eso hoy en dia aprendimos a pensarlo dos veces antes de darle nuestra plata a cualquiera que venga con una idea novedosa. Aprendimos a estudiar cada caso, a considerar sus pros y sus contras. A reconocer el verdadero valor de una idea, asi como su potencial. Hemos superado una etapa… una era. Y esa era culmina el proximo martes, cuando aquel proyecto que cautivo los corazones de todos muestre el fruto de dos años de esperas y especulaciones.

Pero yo tengo mi opinion formada y se que Broken Age ya es un exito. No porque el juego en si lo sea (para eso primero debo jugarlo), sino porque puso sobre la mesa otras herramientas; porque le dio a la industria la pauta de que, si, existen otras opciones; y porque tento a muchos otros a dar un paso al frente y exponer sus propios proyectos. En una industria que dependia cada vez mas de lo que las distribuidoras y sus sondeos de mercado decian que le gustaba al publico, la propuesta de Double Fine fue un faro que anunciaba una tercera opcion. Y tan solo por eso pienso, quiza en mi eterna ingenuidad, que lo que sea que vaya a jugar el proximo martes sera, ante todo, mucho mas que solo su resultado como fichin.

Me doy cuenta ahora, y solo ahora al escribir estas lineas, que era lo que me habia estado molestando durante los ultimos meses… desde que volvi de ver la conferencia brindada por Tim Schafer en la ciudad de Buenos Aires.

Nunca le dije “Gracias” a la cara.

Para lo que valga ahora: Gracias, Tim. Muchas gracias.

Comentarios