Noticias

DÉJENME SOÑAR: El Sindicato de los Simuladores

Una de las series televisivas más recordadas de la cultura Argentina lo tiene todo para ser un fichín potencialmente espectacular... ¿o acaso alguien nos está engañando?
Avatar de Maximiliano Baldo

Por: Maximiliano Baldo

En un mundo cada vez mas globalizado da mucho pena que "globalizado" signifique mas "de afuera para adentro" que lo contrario. La cultura Argentina esta constantemente dando muestras de talento que rara vez llega a paises foraneos, cosa que no ocurre a la inversa, siendo nosotros los que recibimos de lleno todo el impacto de los productos de afuera. Por eso es muy importante saber apreciar el verdadero valor de lo que nuestros compatriotas son capaces de crear; y en ese valor reside el potencial de ampliar las barreras de lo que conocemos para llevar un producto a nuevos niveles, sin que por ello se pierda la esencia del original.

Una de las series mas destacadas de la television Argentina fue, sin duda alguna, Los Simuladores, esa creacion de Damian Szifron que durante dos temporadas y 24 episodios supo cautivarnos con las fantasticas artimañas de Santos, Lamponne, Ravena y Medina. Episodio tras episodio veiamos a nuestros heroes resolver toda clase de problemas mediante un engaño cuidadosamente planificado, algunos de ellos llegandonos al centro de nuestra alma (¿quien no hubiese dado todo lo que tenia por que los Simuladores le ayudaran a rendir materias escolares?).

Pero, un momento... Cuatro protagonistas que deben actuar en simultaneo para lograr un objetivo. Uhmmm... ¿no les recuerda ligeramente a Syndicate?

No me refiero a la nueva version hecha juego de accion en primera persona, sino al fichin original. En Syndicate debiamos controlar a cuatro agentes en un futuro cyberpunk donde los grandes Sindicatos lo gobernaban todo; y aunque se trataba de un titulo de bastante violencia, su concepto basico y mecanica principal puede ser perfectamente adaptable a un potencial fichin de nuestro cuarteto favorito.

Imagino un juego de estrategia en tiempo real con terreno isometrico, tal como el Syndicate original, pero ambientado en Buenos Aires de principios del 2000. Los Simuladores podran encarar "Misiones" en forma de pedidos de gente comun que tiene un problema a resolver. El juego se divide en dos etapas. Primero, el grupo se reune en torno a la mesa para la Planificacion de la simulacion; tal como ocurria en la serie. Medina nos da todos los datos que se saben del empleador, la situacion, la mision a cumplir y otros datos mas. Santos (y el jugador) se encargaran de decidir la forma en que dicha mision se llevara a cabo, que papel desempeñara cada "agente" y otros puntos de interes. Una vez que estan todos de acuerdo, pasamos a la segunda etapa: la ejecucion.

La ejecucion de la simulacion nos pone en un escenario isometrico junto a nuestros agentes ya preparados para la accion. Podemos (y debemos) controlarlos a todos y habra que organizarnos para llevar a cabo el plan. Como es de esperar, cada uno de los Simuladores posee habilidades especiales para superar ciertos obstaculos. De mas esta decir que Ravena sera el encargado de interpretar el centro de atencion de la potencial victima del engaño, mientras que Lamponne se mueve a espaldas de todos, abriendo puertas y preparando todos los detalles de fondo.

La correcta ejecucion de la simulacion nos dara un premio en efectivo, que usaremos para mejorar el equipo de nuestro grupo, pero ademas nos dara algo mucho mas importante, algo que en la serie era fundamental: asociados. Recuerden que aquellos a los que los Simuladores ayudaban volvian a aparecer como "extras" en simulaciones siguientes. Aqui obtendriamos nuevos personajes con habilidades especificas, que Santos podria llamar durante la etapa de Planificacion para que efectuen un papel especifico en el proximo engaño. No solo eso: al igual que en la serie original, ayudar a una persona sirve para que esa persona ponga en contacto a otros ciudadanos con problemas, manteniendo la lista de trabajos disponibles siempre fresca.

Y ya que estamos en el siglo 21, aprovechemos su tecnologia. En lugar de jugar en solitario y controlar a todos los agentes a la vez, podriamos participar en partidas cooperativas con hasta 4 jugadores, uno por cada agente. Mejor aun, el terreno isometrico y el diseño general de la estructura de misiones podria dar cabida a un editor de Simulaciones, donde cualquiera podria crear escenarios para jugar y compartir con todos, manteniendo el juego interesante.

Los Simuladores tienen muchisimo potencial como fichin, si es que caen en buenas manos y en alguna mente que sepa organizar bien estas cosas. Epa... ¿y si los Simuladores hicieran el juego de Los Simuladores? Que locura. Mejor, solo dejenme soñar.