Noticias

Cosmos: A Spacetime Odyssey, Episodio 5

El Tio Erwin analiza el quinto episodio de la temporada de Cosmos: A Spacetime Odissey, la reimaginación de la serie original de Carl Sagan realizada con tecnología y datos científicos actuales.
Avatar de Diego Bournot

Por: Diego Bournot

En episodios anteriores de esta reimaginacion de la clasica serie de divulgacion cientifica de Carl Sagan -presentada en esta version moderna por el astrofisico Neil deGrasse Tyson-, hemos explorado los confines del universo visible, nos hemos adentrado en el interior del cuerpo humano, explorando la celula, y hemos comprendido algunos de los conceptos basicos que gobiernan el universo, como la gravedad y la velocidad de la luz, para finalmente adentrarnos en un lugar del cual ni siquiera la luz puede escapar: un Agujero Negro.



En este quinto episodio de la temporada, aireado el domingo, Neil nos explica como la edad y el tamaño del universo estan escritos en la luz, diciendonos que las leyes del espacio y el tiempo siempre se han encontrado alli, escritas en la luz, y la Humanidad solo necesitaba descubrirlas: un proceso que llevo siglos, pero en el cual ahora podemos decir que, finalmente, hemos comenzado a adentrarnos.



El episodio comienza con un grupo de hombres prehistoricos, en una caverna. Una pequeña niña esta realizando una pintura rupestre, y Neil nos señala el hecho de que era necesario que hubiera luz dentro de la caverna para que esto fuera posible, de hecho, es posible que fuera la luz reflejandose en las paredes de la caverna lo que inspirara a los artistas prehistoricos a comenzar a pintar en las mismas.



A continuacion, Neil nos traslada a la Nueva York actual, preguntandonos de donde ha salido todo lo que nos rodea, de que forma hemos evolucionado desde esos primitivos antepasados dentro de una cueva a convertirnos en una civilizacion que ha colonizado todo el planeta. Al respecto, Neil nos dice que no hay una sola respuesta: factores como el descubrimiento de las herramientas, la domesticacion del fuego, la agricultura, el lenguaje, son todos factores que contribuyeron a ese proceso... y quizas hubo algo mas. Hace mas de 2.000 años, en China vivio un filosofo llamado Mo Tze, el cual observo que la luz podia ser utilizada para realizar una pintura dentro de una habitacion cerrada. Nada menos que la descripcion de la primera camara: la camara oscura, antecesora de todas las camaras que forman imagenes.



Mo Tze lucho contra todas las formas de la oscuridad: el mismo fue uno de los primeros en visionar un mundo de amor universal, en el que no existieran la pobreza, u otras foras de desigualdad. En sus escritos se pueden encontrar trazos tempranos de lo que mucho tiempo despues se convertiria en el metodo Cientifico. Pese a tratarse de alguien muy popular en China, sus escritos fueron quemados 300 años mas tarde por el primer Emperador y unificador de China, Qin Shi Huang. Para consolidar su imperio, Qin Shi Huang tomo medidas drasticas a la hora de estandarizar todo dentro del mismo: desde la unificacion de la moneda, pesos y medidas, hasta la forma precisa en la que el lenguaje chino debia ser escrito... incluyendo lo que se permitia escribir y pensar. La filosofia de Qin, la unica permitida, tomo el nombre de legalismo, que implicaba hacer lo que la ley decia... o atenerse a las consecuencias. Una de las consecuencias de esta politica fue la quema de libros antiguos, como forma de impedir que la gente pudiera comparar el pasado para criticar el presente. Entre esos libros, se encontraban los de Mo Tze, asi como los de Confucio y otros filosofos chinos.



Neil utiliza esta triste pagina de la historia humana para explicarnos que la ciencia siempre ha necesitado de la luz  que la libertad de expresion aporta para poder florecer. Asi ha sido siempre, y asi lo sigue siendo. La quema de libros de los filosofos chinos implico que pasaran mil años antes de la siguiente "pelicula", que sucediera a la de la camara oscura de Mo Tze.



Tras contarnos esta historia, Neil nos propone subirnos a la Nave de la Imaginacion para viajar mil años al pasado, y visitar a otro "maestro de la luz". En esa epoca, en la ciudad de Basra, en Irak, vivio Ibn-al-Haytham, un fisico con una enorme pasion por comprender la naturaleza. "¿De que forma vemos?", se preguntaba Ibn-al-Haytham. Considerado el padre de la optica, el mismo busco formas de "obligar" a la naturaleza a que entregara sus secretos, durante una era llamada la Era de Oro de la Ciencia: una epoca en la que el arabe era el lenguaje de la erudicion: la numeracion arabe, el concepto del numero cero, la matematica moderna, la astronomia tal y como la conocemos hoy, y muchos otros avances forman parte del legado de la ciencia arabe. Al respecto, Neil nos dice que la astronomia arabe tuvo una influencia tan grande, que aun hoy llamams a las estrellas mas brillantes del cielo por su nombre en arabe. Neil nos cuenta tambien que al-Haytham testeo sus teorias. El mismo diseño una carpa de tal forma que un solo rayo de luz pudiera entrar a la misma, descubriendo que la luz se mueve en linea recta. el mismo diseño su propia "camara oscura", y la compartio con la gente.



A continuacion, Neil nos habla de Galileo, que utilizara un telescopio diseñado por el mismo para, en 1609, comenzar a descubrir el Cosmos. Tras volver a al-Haytham y hablarnos de sus enseñanzas, que podemos considerar como parte fundamental del Metodo Cientifico, Neil nos habla del camino que hemos recorrido desde entonces de la mano de la ciencia, y nos lleva a considerar la luz. La luz tiene propiedades completamente diferentes de cuanto conocemos en el ambito de la existencia humana. Puede moverse en el vacio, y lo hace a una velocidad superior a cuanto conocemos. No existe en la naturaleza otra cosa que se mueva a la velocidad de la luz.



La fascinacion cientifica con la luz no es nueva. Por ejemplo, la que sentia Isaac Newton por la misma comenzo cuando el mismo era muy pequeño. Ya cuando tenia 20 años, el mismo se convirtio en la primera persona en descifrar el misterio del Arco Iris: la luz blanca es una mezcla de todos los colores, lo cual Newton llamo el espectro de la luz. Newton construyo el primer telescopio de reflexion, y desarrollo la teoria del color mediante el uso de un prisma.



Neil nos explica que "en la luz hay un codigo, una clave para el Cosmos". Al respecto, el mismo nos lleva a presenciar la vida de William Herschel, quien en el siglo XIX empleara un telescopio de noche y realizara experimentos de dia, preguntandose si, dado que la luz acarrea calor, y la misma se descompone en diferentes colores, si alguno de ellos acarrea una mayor cantidad de calor que los otros, descubriendo que, de hecho, la luz roja tiene mas calor que la luz azul. Sin embargo, su descubrimiento mas importante fue el de un nuevo tipo de luz oculta: la luz infrarroja.



Finalmente, Neil nos explica de que forma funcionan las ondas sonoras, que necesitan materia -el aire, solidos, liquidos- para moverse, mientras que la luz puede hacerlo en el vacio. El mensaje secreto de las ondas luminicas es que lo que las crea sucede en otro nivel de realidad. Para explicarlo, Neil nos lleva en la Nave de la Imaginacion a ver el interior de un atomo: uno que solo posee un proton y un electron, se trata de un atomo de hidrogeno.  Neil finaliza explicandonos que hay mas formas de luz de las que el ojo humano puede ver: luz infrarroja, luz de rayos-X, luz de radio, luz de rayos gamma. Neil nos dice que estos diferentes tipos de luz revelan objetos y fenomenos del Cosmos que de otra forma nos pasarian desapercibidos, como explosiones en galaxias distantes, y en la luz de microondas, podemos ver todo el camino inverso hasta el nacimiento de nuestro Universo. Tan solo hemos abierto nuestros ojos y comenzado a ver, y en definitiva, la luz contiene mucho de la clave para comprender el Cosmos que nos rodea.

Una vez mas, Neil nos hace emprender un viaje fantastico, en el cual los limites son impuestos unicamente por nuestra imaginacion. A diferencia de otros episodios en los que nos adentramos en la inmensidad del espacio o en nuestro propio interior, en este episodio Neil utiliza el concepto de la luz para proponernos una visita a la vida de algunas de las mentes mas brillantes de la humanidad, explicandonos de que forma los mismos contribuyeron al conocimiento humano, ayudandonos a definir nuestra civilizacion tal y como la conocemos hoy, y a explicarnos de que forma hemos llegado al estado actual de evolucion del conocimiento cientifico, sin el cual no dispondriamos de los avances tecnologicos de los que disfrutamos hoy.

Como siempre, el show emplea poderosas imagenes, mostrandonos galaxias y atomos recreados mediante espectaculares graficos de computadora, y combinandolos con hermosas viñetas en cel shading que nos cuentan la vida de los cientificos del pasado, para explicarnos no ya el origen de cuanto nos rodea, sino nuestra concepcion de la humanidad como civilizacion, de donde venimos y hacia donde nos dirigimos. El enorme atractivo visual de las imagenes se combina con el apasionado y esclarecedor relato de Tyson para crear un todo sencillamente irresistible, que no solo nos habla de astronomia, sino que la combina con matematica, historia y fisica, para ofrecernos una sana dosis de ciencia, presentada de forma amena, atractiva, y sobre todo, bella a la vista y al oido. Dificilmente pueda pensar en otro show de divulgacion cientifica que se le equipare.