Noticias

Cosmos: A Spacetime Odyssey, Episodio 4

El Tio Erwin analiza el cuarto episodio de la temporada de Cosmos: A Spacetime Odissey, la reimaginación de la serie original de Carl Sagan realizada con tecnología y datos científicos actuales.

Por:

Semana a semana, esta reimaginacion del show de divulgacion cientifica original de Carl Sagan, que nos llega de la mano de los productores Seth McFarlane y Ann Druyan, sigue regalandonos nuevas sorpresas, proponiendonos con cada nuevo episodio un viaje a los limites de nuestra imaginacion. Mientras que el primer episodio de la temporada nuestro nuevo anfitrion Neil deGrasse Tyson nos llevo a los confines del universo conocido, el segundo implico un viaje al interior de nosotros mismos. Por otra parte, en el tercer episodio, Neil nos propuso viajar al pasado, para contarnos de que forma el hombre hizo frente al desafio de explicarse de donde venimos, y de que forma podemos terminar con nuestro aislamiento en el cosmos.



En el cuarto episodio de la temporada, aireado el domingo y titulado "A Sky Full of Ghosts", Neil nos explica algunos de los conceptos y leyes basicos que gobiernan el Universo, como la gravedad y la velocidad de la luz para, finalmente, mostrarnos un lugar en el cual las leyes de la fisica tal y como las conocemos se doblan, producto de la fuerza mas potente que existe en el Cosmos: Neil nos propone nada menos que explorar el interior de un Agujero Negro.



Nuestro recorrido comienza con un viaje al pasado, en el cual Neil nos cuenta, con hermosas animaciones en celshading de fondo, la historia de como William Herschel descubrio que las leyes de la gravedad formuladas por Isaac Newton cien años antes servian para explicar el movimiento de los planetas. Estudiando las estrellas de una constelacion, Herschel se dio cuenta de que una de ellas en realidad era una estrella doble, y que muchas otras estrellas tenian un "compañero invisible". Otro cientifico, Faraday, llamo a este fenomeno un "campo invisible de fuerza gravitacional", contribuyendo con sus descubrimiento a esta nueva ciencia.

El tercer cientifico del que nos habla Tyson es James Clerk Maxwell, quien demostro que lo campos electricos y magneticos viajan a traves del espacio en forma de ondas que se mueven a la velocidad de la luz. Esta unificacion de los fenomenos electricos y luminicos llevo mas tarde a la prediccion de la existencia de ondas de radio. A su vez, Neil nos menciona que Maxwell tambien presento la primera fotografia durable en color alla por 1861.



Neil nos da ejemplos sencillos para explicar la velocidad a la que viaja la luz -300.000 kilometros por segundo-, de tal forma que todos podamos comprender el concepto. Para ello, Neil nos explica que es imposible mirar al cielo sin mirar hacia el pasado. Lo que vemos en realidad en el cielo no son planetas, estrellas ni constelaciones, sino fantasmas de los mismos. Neil nos dice que, aunque la luz viaja a velocidades que nos cuesta llegar comprender cabalmente, la misma no es infinita. Por tanto, la luz que nos llega hoy desde los cuerpos celestes que surcan el cielo, no nos llega instantaneamente, sino que, en realidad empezo su viaje hacia nosotros mucho antes, y en el momento en que la misma llega a nosotros, el cuerpo celeste que la emitio ya no se encuentra alli, e incluso, dependiendo de la distancia a la distancia de nosotros a la que se encuentra el mismo, es posible que ya ni siquiera exista. Asi, aprendemos que, por ejemplo, la luz de la Luna tarda un segundo en llegar hasta nosotros, por lo cual lo que vemos en realidad es una imagen del satelite de la Tierra como era un segundo antes. Lo mismo pasa con el Sol, cuya luz tarda ocho minutos en llegar a nosotros. El planeta mas alejado del Sol, Neptuno, tarda cuatro horas en alcanzarnos con su luz, mientras que la luz que nos llega hoy de la estrella mas cercana al Sol, Proxima de Centauro, comenzo su viaje hacia la Tierra hace mas de cuatro años. En el caso de las galaxias mas alejadas, el tiempo que tarda su luz en llegarnos se mide en miles de millones de años, mientras que la luz de procedencia mas lejana que hemos descubierto es la captada por el Telescopio Hubble, de una remota galaxia que se encuentra a 13,8 miles de millones de años de distancia: la luz que hoy recibimos de la misma, comenzo su viaje hace 13,8 billones de años, por lo cual la misma data del comienzo mismo del Universo. Se trata, ni mas ni menos, que de la radiacion residual del Big Bang, el acontecimiento que dio origen al Universo.



A continuacion, Neil nos habla de John Mitchell, un cientifico que descubrio las "estrellas oscuras": estrellas dotadas de un campo gravitacional tan fuerte, que ni siquiera la luz puede escapar de ellas. Las mismas son lo que hoy conocemos como Agujeros Negros, la fuerza mas poderosa y destructiva del Universo. Para explicarnos su poder, Neil nos muestra que sucede sin gravedad, y a continuacion, lo que pasaria si, de golpe, la gravedad de nuestro planeta fuera 8 o 9 veces superior al valor real, vale decir, una gravedad de 9 Gs, o 9 "fuerzas G". A continuacion, Neil nos muestra los catastroficos efectos de una gravedad de 10.000 G, para luego hablarnos de las fuerzas que gobiernan un Agujero Negro, del orden de los millones de Gs. Sabiendo, merced a calculos fisicos y matematicos, que en el centro de nuestra galaxia habita un gigantesco Agujero Negro, Neil nos propone visitarlo empleando la Nave de la Imaginacion.



El viaje al Agujero Negro es un viaje a un Universo diferente, en el que las leyes de la fisica, tal y como las conocemos, no existen. En esta singularidad, todo es posible. Quizas nuestro propio Cosmos llego expulsado a traves del "otro lado" de un Agujero Negro. Quizas dentro de un Agujero Negro comenzo el Big Bang. Quizas los Agujeros Negros son tuneles que conectan con otros universos.



Neil finaliza su exposicion volviendo a Herschel, y a sus enseñanzas a su hijo, que mas tarde tambien se convertiria en astronomo, creando el primer Catalogo Estandar de Galaxias tal y como lo conocemos hoy, y desarrollando lo que hoy conocemos como la fotografia. Las ultimas palabras de Tyson son para su amigo Carl Sagan, comparandolo con esas estrellas que se hallan a miles de millones de años de distancia, y cuya luz hoy nos ilumina, mucho despues de que las mismas han desaparecido.



Una vez mas, el espectaculo visual que este episodio de Cosmos: A Spacetime Odissey ofrece es tan impactante, que incluso tuve problemas a la hora de decidir que escena queria capturar en pantalla para crear las fotos que acompañan a esta nota, tal la belleza visual que registraban mis ojos. Por otra parte, el carisma de Tyson y sus dotes de consumado presentador parecen agigantarse episodio tras episodio, de la mano de la simpleza de los terminos y ejemplos con los que el mismo explica conceptos tan elaborados como las leyes que rigen nuestro Universo. Ser no ya solo espectadores, sino verdaderos protagonistas de increibles viajes a los confines del Cosmos o al interior de la particula mas infinitesimal que compone nuestro cuerpo es una experiencia que vale vivir, y repetir hasta el hartazgo.



Sin embargo, en este episodio tambien pude apreciar, en las palabras de Tyson, un fuerte componente emocional, que le da un toque humano a la serie. La forma de representar el lazo que unia a Willian Herschel con su hijo, el propio vinculo de amistad que unio a Sagan con Tyson desde esa noche helada en que Carl acompaño a Tyson a tomar el autobus de vuelta a su casa. Si habia algo que le faltaba a la serie para lograr un espectaculo completo, era ese componente emocional, que la misma nos entrega con este episodio.



Es dificil describir lo que representa esta reimaginacion de la serie original de Sagan, tanto para quienes fuimos testigos del magnifico show original, como de esta espectacular version moderna, que cumple a la perfeccion la funcion de acercar los conceptos cientificos basicos que gobiernan nuestra vida a la gente "comun", por llamar de alguna manera a aquellos que jamas se habian interesado por ninguna publicacion cientifica. Cosmos no es solo astronomia. Es, literalmente, ciencia en estado puro, desglosada de tal forma que todos podamos comprenderla, y presentada en un envase extremadamente lujoso y atractivo. Cosmos: A Spacetime Odissey es entretenimiento puro y sano para todas las edades, que derriba el arcaico concepto de que la ciencia es aburrida. Sencillamente imperdible.

Comentarios