Noticias

Cosmos: A Spacetime Odyssey, Episodio 3

El Tio Erwin nos ofrece su análisis del tercer episodio de la temporada de Cosmos: A Spacetime Odissey, la reimaginación de la serie original de Carl Sagan adaptada a la tecnología de los tiempos que corren.
Avatar de Diego Bournot

Por: Diego Bournot

En el primer episodio de la remake de la serie original de Carl Sagan -que nos llega de la mano de Seth McFarlane y con el astronomo moderno Neil deGrasse Tyson como anfitrion- realizamos un viaje por el sistema Solar, para luego adentrarnos en el espacio profundo, llegando a bordo de nuestra Nave de la Imaginacion a los confines del Universo visible, y finalmente, conjeturando sobre lo que existe mas del universo observable, lo que llamamos el Horizonte Cosmico. El episodio finalizaba con la representacion de toda la historia del cosmos en un unico año, mostrandonos en el calendario del mismo la formacion de nuestra galaxia y nuestro Sistema Solar, asi como la aparicion del hombre, en los ultimos minutos de la ultima hora del 31 de Diciembre.



En el segundo episodio, Neil nos propuso realizar el camino inverso, adentrandonos en nuestro interior, y el de los seres vivos que nos rodean, en un fantastico viaje hacia las profundidades de la celula y las cadenas de ADN, empleando la Seleccion Artificial realizada por el hombre para crear todas las razas actuales de perros a partir de la domesticacion de los lobos por parte de nuestros ancestros, para explicarnos lo que es capaz de hacer la Seleccion Natural a lo largo de millones de años. El viaje concluia con una visita a los Salones de la Extincion y un viaje a la superficie de Titan, la mayor luna de Saturno, y a las profundidades de sus mares de Metano y Etano liquidos.



Mientras que el primer episodio de la temporada consistio en un viaje a los confines del universo conocido y el segundo implico un viaje al interior de nosotros mismos, en esta tercera entrega Neil nos hace viajar al pasado, para contarnos de que forma el hombre hizo frente al desafio de explicarse de donde venimos, y de que forma podemos terminar con nuestro aislamiento en el cosmos. Para ello, Neil juega con la idea de lo que pensaban nuestros antepasados al elevar su vista al cielo nocturno, y plantearse estos interrogantes. Los humanos tuvieron que resolver el enigma por si mismos, contando para ello unicamente con su inteligencia y su sorprendente capacidad para reconocer patrones, traspasada de generacion en generacion por nuestros genes, que nos han dado esta ventaja en un mundo tan cruel que solo permitia la supervivencia de los mas inteligentes y dotados de recursos.


Nuestros ancestros miraron las estrellas y las utilizaron como calendario cuando no existia otro, descubriendo patrones que recordaban figuras en el cielo, las constelaciones: grupos de estrellas que asemejaban un oso, o un pez. La alineacion de las estrellas le indicaba a nuestros nomadas ancestros cuando acampar, cuando moverse. El cielo nos enviaba mensajes, muchas veces en forma de un cometa errante surcando la boveda celeste. Neil nos cuenta como nuestros antepasados asociaban la aparicion de un cometa con malas noticias: un mensaje de los dioses que presagiaba hambrunas, guerras, enfermedades, e incluso la muerte de un lider.



A continuacion, Neil dirige nuestra Nave de la Imaginacion al pasado, haciendonos conocer a  Jan Oort, un astronomo holandes que afirmo que existe una vastisima nube de cometas rodeando el Sol, mas alla de la orbita de los planetas del Sistema Solar, de la cual surgen los cuerpos errantes que nos visitan cada cierto tiempo, siguiendo orbitas elipticas alrededor del Sol, que los llevan a acercarse a corta distancia del mismo, para luego dirigirse mas alla de los confines de nuestro sistema planetario, en ciclos que duran un millon de años. A su vez, Neil nos cuenta como Oort utilizo un radiotelescopio para estimar nuestra distancia al centro de la Via Lactea, descubriendo que en el mismo hay explosiones titanicas, asi como un enorme agujero negro.



Neil nos lleva a continuacion al pasado, a la aparicion del cometa de 1664, y a conocer a Edward Halley, un cientifico ingles que estudiaba los cometas, y que a su vez, creo el primer mapa celeste del Hemisferio Sur, estudiando durante meses los cielos desde la isla de Santa Elena, en Africa. Halley era, a su vez, amigo de Robert Hooke, quien descubrio otro "cosmos" -la celula- empleando para ello su propia invencion, el microscopio compuesto.



Sin embargo, la mayor parte de este viaje al pasado esta dedicada a una conversacion suscitada en una cafeteria londinense, entre Edward Halley, Christopher Wren y Robert Hooke, durante la cual los mismos comenzaron a preguntarse por que los planetas se movian de la forma que lo hacen, y si existia alguna ley de la fisica que se pudiera utilizar para explicar las orbitas de los planetas. Ninguno tenia la respuesta, por lo cual Halley visito a Isaac Newton en la universidad de Oxford, quien vivia recluido en la universidad.



Neil nos cuenta como Halley convencio a Isaac Newton de convertir sus teorias en un libro -"Principia Mathematica", que Halley publico de su propio bolsillo-, y el cual contenia las leyes que dieron base a la astronomia moderna, las cuales explican el movimiento de los planetas alrededor del Sol y la gravedad como fuerza impulsora de los mismos, inventando a su vez el calculo y jugando con la posibilidad de los viajes espaciales, nada menos que hace 350 años. El episodio finaliza con los descubrimientos del propio Halley, que dijo que el cometa de 1664 ya habia visitado varias veces las inmediaciones de nuestro planeta, y predijo -acertadamente- que el mismo volveria 76 años despues de esa fecha, en 1758. La ultima vez que el Cometa Halley se hizo visible en nuestro cielo fue en 1986, y el mismo volvera en 2061. Neil nos dice que los astronomos tienen otra profecia: que dentro de varios billones de años, la Via Lactea se fusionara con la galaxia de Andromeda, en "una danza de un trillon de estrellas".


Como en los dos primeros episodios de la temporada, Neil combina sus conocimientos cientificos con sus dotes de consumado presentador para ofrecernos un coctel irresistible, cuanto mas debido a su capacidad para presentar la ciencia de tal forma que la misma sea accesible para cualquier persona sin conocimiento cientifico previo. Esta capacidad de empaparnos de ciencia mediante la aplicacion de un lenguaje sencillo y ejemplos mundanos es lo que ha llevado a Tyson a convertirse, muy probablemente, en el cientifico mas carismatico de la actualidad, con la posible excepcion del mismisimo Stephen Hawking.



Los viajes de la Nave de la Imaginacion constituyen un espectaculo aparte, cada uno de ellos un pequeño desafio a nuestra imaginacion. La excelente narrativa de Tyson potencia las poderosas imagenes creadas por la tecnologia de graficos actual, asi como las presentaciones de acontecimientos historicos recreadas mediante tecnicas de celshading, y una banda sonora fenomenal, pero crear un espectaculo sensorial sencillamente magnifico. Episodio a episodio, Cosmos: A Spacetime Odissey no deja de poner a prueba mi capacidad de asombro, dejandome a solas con mi ansia de llegar lo antes posible al estreno del proximo episodio. Cosmos: A Spacetime Odissey ya es, y con apenas tres episodios estrenados, lo mejor que he visto en materia de documentales en un par de decadas.

Comentarios