Noticias

Cosmos: A Spacetime Odissey, Episodio 1

Producto de la visión de Seth McFarlane y Ann Druyan, la viuda de Carl Sagan, nos llega esta remake del original, Cosmos: A Personal Voyage, presentada por el carismático Neil deGrasse Tyson. Aquí tienen el análisis del primer episodio.
Avatar de Diego Bournot

Por: Diego Bournot

<p>Pocos programas televisivos me han marcado como lo ha hecho la aclamad&iacute;sima serie de divulgaci&oacute;n cient&iacute;fica de la d&eacute;cada de los \'80s, Cosmos: A Personal Voyage, presentada por Carl Sagan. En una etapa de mi existencia en la que me dedicaba a absorber conocimiento como una esponja, su forma de presentarnos el Universo y de explicarnos nuestra posici&oacute;n y rol en el mismo tuvo un efecto resonante en mi comprensi&oacute;n de todo lo que nos rodea, haci&eacute;ndome consciente de la vastedad de la creaci&oacute;n, y de nuestro humilde papel en la misma. Ya adulto, durante muchos a&ntilde;os so&ntilde;&eacute; con la posibilidad de presenciar una nueva versi&oacute;n de esta maravilosa serie documental, recreada con tecnolog&iacute;a moderna, y dotada de un narrador dotado de un carisma a la altura del original... y al parecer, ese sue&ntilde;o se ha convertido en realidad. A continuaci&oacute;n, pasar&eacute; a analizar este primer episodio de Cosmos: A Space Odyssey, aireado ayer, domingo 10 de Marzo.</p> <p><img src=\"../../images/notes/note_2612/normal/106816.jpg\" alt=\"\" width=\"830\" height=\"466\" /><br /><br />Producto de la visi&oacute;n de los productores ejecutivos Seth McFarlane -el dibujante, guionista, productor, actor y director responsable de American Dad- y Ann Druyan, la viuda de Sagan, Cosmos: A Space Odyssey cuenta con el notable astr&oacute;nomo moderno Neil deGrasse Tyson en el rol de presentador y narrador de la serie, lo cual constituye, a todas luces, una excelente elecci&oacute;n. Lejos de la cl&aacute;sica imagen de todo cient&iacute;fico de perfil bajo y t&iacute;mido, Tyson es un fenomenal presentador, dotado de carisma, un agudo sentido del humor, y un enorme respeto dentro de la comunidad astron&oacute;mica. Director del Planetario de Nueva York, el mismo es el responsable, nada menos, que de la remoci&oacute;n de Plut&oacute;n de la lista de planetas del Sistema Solar -el cual forma la base de una c&oacute;mica secuencia de la serie The Big Bang Theory-, y de la creaci&oacute;n para este &uacute;ltimo de una nueva categor&iacute;a, la de \"planeta enano\".</p> <p><img src=\"../../images/notes/note_2612/normal/106814.jpg\" alt=\"\" width=\"830\" height=\"466\" /><br /><br />La \"trama\" de esta primera entrega de la nueva serie nos lleva a recorrer el Sistema Solar planeta por planeta, para luego adentrarnos en el espacio profundo, m&aacute;s all&aacute; de la distancia que el hombre ha alcanzado con sus artefactos, y claro est&aacute;, por s&iacute; mismo, como lo atestigua el paso, junto a la nave de nuestra imaginaci&oacute;n, de la sonda Voyager, portadora de un disco de oro en el cual se halla grabada nuestra impronta como seres vivos y como cultura. A continuaci&oacute;n, el episodio nos lleva a explorar los or&iacute;genes de la astronom&iacute;a y de su concepci&oacute;n moderna, que indica que la Tierra es un planeta m&aacute;s del grupo que compone nuestro Sistema Solar, y que gira alrededor del Sol. Finalmente, el mismo nos propone explorar la vastedad del universo reconocible, llevando la escala visible hasta los l&iacute;mites de la expansi&oacute;n posterior al Big Bang, y la historia del mismo, reduciendo -al igual que en el show original- toda la historia del Cosmos a un solo a&ntilde;o, desde su creaci&oacute;n, all&aacute; por el 1 de Enero, hasta la aparici&oacute;n del Hombre, en los &uacute;ltimos minutos de la &uacute;ltima hora del 31 de Diciembre.</p> <p><img src=\"../../images/notes/note_2612/normal/COS_First_Look_2500_1280x720_159105091563.jpg\" alt=\"\" width=\"830\" height=\"466\" /><br /><br />La primera sensaci&oacute;n que inspira este viaje de una hora a las profundidades del Cosmos es la de admiraci&oacute;n. Se trata, en mi opini&oacute;n, del mejor documental que he visto en mucho tiempo, y he visto muchos. La forma enormemente amena en que la ciencia es presentada -de forma que todos la puedan comprender- y el carisma de Tyson, constituyen un fant&aacute;stico c&oacute;ctel, enmarcado por las espl&eacute;ndidas im&aacute;genes en alta definici&oacute;n logradas gracias a la tecnolog&iacute;a de gr&aacute;ficos moderna. La combinaci&oacute;n entre datos emp&iacute;ricos, producto del grado de conocimiento cient&iacute;fico actual, y las poderosas im&aacute;genes, es sencillamente asombrosa, y se hace m&aacute;s amena a&uacute;n por la inclusi&oacute;n de dibujos animados para representar hechos hist&oacute;ricos, como la concepci&oacute;n de Cop&eacute;rnico de la Esfera Celeste, y el tormento de Giordano Bruno, impulsor de la idea de un Universo que iba mucho m&aacute;s all&aacute; de lo que el ojo desnudo pod&iacute;a observar. El espect&aacute;culo visual al que A Spacetime Odyssey somete al espectador es impactante. Ser testigo del infierno de la atm&oacute;sfera venusina o del hurac&aacute;n que conforma la Gran Mancha Roja de J&uacute;piter -el cual ha estado rugiendo por siglos y es tres veces m&aacute;s grande que la mism&iacute;sima Tierra-, el ver desplazarse la Nave de la Imaginaci&oacute;n por las profundidades de nuestro Grupo Local de galaxias, realmente me ha dejado boquiabierto de admiraci&oacute;n, tal el grado de belleza visual logrado, que desat&oacute; mi imaginaci&oacute;n como ning&uacute;n otro espect&aacute;culo lo hab&iacute;a hecho desde... bueno, desde la serie original. Por otra parte, la banda sonora, &eacute;pica desde todo punto de vista, me sorprendi&oacute; gratamente, pese a que -como fan&aacute;tico de la serie original-, no esperaba que la misma estuviera a la altura de las cl&aacute;sicas composiciones de Vangelis, como Heaven and Hell o Pulstar.</p> <p><img src=\"../../images/notes/note_2612/normal/maxresdefault1.jpg\" alt=\"\" width=\"830\" height=\"466\" /> &nbsp;<br /><br />M&aacute;s all&aacute; del claro homenaje a la serie original -que incluye una an&eacute;cdota de Tyson referida a su encuentro con Carl Sagan, cuando Tyson era tan s&oacute;lo un adolescente con sue&ntilde;os de cient&iacute;fico-, tengo que decir que ya desde su primera entrega, y cual Sirio, Vega o Canopus, Cosmos: A Spacetime Odyssey brilla con luz propia en el cielo nocturno. Tiene clase, es visualmente impactante, amena, y contiene la mezcla exacta de astronom&iacute;a, historia, e imaginaci&oacute;n, manteniendo en alto el legado de Cosmos: A Personal Voyage. Estoy seguro de que el mism&iacute;simo Sagan aprobar&iacute;a.</p>

Comentarios