Noticias

Chopper Says: Las muertes de Lara.

Los primeros momentos junto a Lara en Tomb Raider invitan a Chopper a reflexionar sobre la forma en que la que nuestros héroes son retratados.
Avatar de Jeremias Curci

Por: Jeremias Curci

Como la semana pasada, rescato una nota del arcon. En esta oportunidad son mis primeras impresiones sobre un detalle que me llamo la atencion de el juego que representa de alguna manera, el renacer de la saga Tomb Raider.

-

Estoy sentado frente a mi TV, absorto, con el pad en la mano. Esta es la quinta vez que muero en el mismo lugar. Las primeras dos muertes he de reconocer fueron accidentales y luego, un extraño estado de trance de apodero de mi. Lara esta sucia. Ensangrentada. Su piel ajada y su ropa dan acuse de haber recibido –y resistido- un poco mas de lo que esperaba encontrar en la isla.

Lara yace frente a mi y me mira con ojos distantes, vacios. Perdidos. Una roca enorme acaba de aplastarla y el close up de la camara me permite ver con lujo de detalles el daño que el tandem gravedad - cumulo rocoso pueden imprimir en un cuerpo esbelto y fragil como el de ella.

Esta escena de crudeza explicita se repite una y otra vez; y no necesariamente en este segmento que describo sino que cada muerte que Lara sufre se dibuja en pantalla de una forma realmente espeluznante. Pedazos de carne masticados por lobos, empalamientos, muerte por asfixia y un sinnumero de situaciones mas representan algunas de las escenas mas violentas y salvajes vistas a la fecha en un videojuego.

Y a decir verdad, no se siente tan bien.

Mi recuerdo mas fresco con esta heroina se remonta a los años noventas, cuando de joven entusiasta gamer con una PC a la altura me dedicaba a disfrutar del primer juego de la serie. Mas alla de que las limitaciones tecnicas de la epoca no permitian el lujo de detalles que hoy tenemos en este reboot, creo que habia una cierta intencionalidad de mantener una estetica fresca y alegre que se codeaba con lo cartoon.

Habia algo fantastico en ese par de poligonos, tal vez era el hecho de que los graficos esquematicos nos forzaban un poco a imaginarnos el resto. Me gusta tambien pensar que estas determinaciones esteticas buscaban de mantener una especie de inocencia.

El renacer de Tomb Raider hace un acercamiento mucho mas oscuro y sombrio a Lara y su mundo. De alguna manera, me recuerda a la busqueda actual de las peliculas de superheroes post Nolan: todo tiene que ser oscuro y tiene que ser mundano, real.

Crystal Dynamics lleva las cosas tal vez un poco al extremo.

Cuando pienso en Uncharted –las comparaciones son inevitables, sepan disculpar- tengo otro tipo de sensaciones al jugarlo. Uncharted relata aventuras fantasticas. Naughty Dog nos pone en situaciones complejas, pero hay algo en el aire que se respira que evoca a Indiana Jones. Se siente como un cuento.

Tomb Raider se siente con algo de Indiana Jones, obviamente pero tambien con algo de Saw o hasta incluso Irreversible.

No soy del tipo de personas impresionables: “No Russian”, la polemica mision de Modern Warfare 2, o las escenas mas extremas de Heavy Rain no causaron un efecto adverso en mi: porque las mismas guardaban una intima cohesion con el relato que ambos juegos querian desarrollar. Asi mismo, me veo en la necesidad de aclarar que celebro cada vez que los juegos se atreven a ir un poco mas alla contando historias maduras independientemente de su pericia en la concrecion de la misma –Papo & Yo es un gran ejemplo-. La violencia grafica explicita en las muertes de Tomb Raider no es cohesiva con la narrativa: se siente como morbo en su estado puro.

Lo que me sucede con esta nueva aventura de Lara es que el encare al personaje que yo recordaba ya no es el mismo: la alegre buscatesoros envuelta en un periplo digno de las mejores pelis de Indy Jones. Tomb Raider me propone una pesadilla horrenda de la cual solo deseo huir: la busqueda de tesoros, el “turismo” y la aventura pasan a un segundo plano. Solo vale sobrevivir.

Siguiendo con el paralelismo cinematografico, es algo similar a lo que me ocurrio con la remake de Freddy Krueger: en mi memoria era un personaje pintoresco y bizarro de clase B; y al ver lo terrenal que resultaba el nuevo Freddy con su transfondo pedofilo, una parte importante de ese encanto se rompio.

Sigo inmovil frente a la pantalla: el cuello de Lara es atravesado por una lanza con lujo de detalles. Por un momento me imagino: a Mario con piel porosa y bigotes tupidos dignos de TressFX, que al errar al timing de un salto puede: a) ser aplastado y convertido en un amasijo de tripas bajo el accionar de un Thwomp, o bien b) masticado de a pedazos por una piraña saltarina.

Crystal Dynamics sostiene que este es el camino que querian para Tomb Raider y que la direccion a seguir de ahora en mas sera esta –mas de un millon de ejemplares vendidos en los primeros dos dias los respaldan. Si su idea era la de transformar a esta heroina en un personaje creible –vamos a llamarle “de carne y hueso”- creo que en gran medida lo han logrado.

Ahora la pregunta es inevitable: ¿Quien quiere ver a sus heroes humanizados?

Yo no, pero supongo que tendre que acostumbrarme.

Comentarios