Noticias

Chopper Says: Backlog

Chopper no se convence del todo con la salida de las nuevas consolas, y nos explica el por qué en este editorial.
Avatar de Jeremias Curci

Por: Jeremias Curci

Estos son dias de excitacion. Playstation 4 fue lanzada oficialmente en los Estados Unidos (el lanzamiento en nuestras tierras como en Europa sera el 29 de este mes). Xbox One por su parte fue lanzada al unisono el dia de ayer en Norteamerica, algunos paises de Europa y Brasil. La nueva generacion ya esta entre nosotros y  sin embargo, todavia no me siento del todo atrapado en ella; no siento la urgencia de hacerme con uno de estos nuevos sistemas mas alla de la ansiedad y las ganas que contagian amigos y conocidos que se disponen a adquirir las suyas cuando se lancen de manera oficial en nuestro pais.

Tal vez hoy soy una persona distinta a hace unos años, en los que mi objetivo era tener la novedad antes que nadie; puede que ahora lo que miro en realidad es una frondosa juegoteca que me encargue de amasar durante todos estos años tanto en Xbox 360, Playstation 3, Steam y Playstation Vita, gracias a un vicio adquirido en plena vida adulta: el mal habito de la acumulacion, lo que algunos llaman “hoarding”.

La acumulacion sistematica de juegos –tanto digitales como fisicos- es algo que al dia de hoy no puedo terminar de controlar del todo: cada vez que veo un lanzamiento nuevo, tengo que darle doscientas vueltas al asunto antes de embarcarme en la adquisicion del mismo. El uso de servicios como PayPal integrados a los sistemas operativos de las consolas hacen que, por ejemplo, mientras escribo estas lineas y con una simple pulsacion de botones, ya me encuentre descargando Killer is Dead para Xbox 360, directo desde el bazar. Ayer, el objetivo fue el recientemente lanzado Tearaway, obra de Media Molecule para Playstation Vita.

Esta facilidad no ayuda demasiado; de verdad que no.

Otra cosa que ha moldeado mis habitos de juego tiene que ver con el hecho de que en los ultimos dos años me he visto involucrado en distintos proyectos editoriales, -culminando con mi llegada a Loaded y Malditos Nerds- donde el poco tiempo que uno dispone (gajes de la vida adulta plena en responsabilidades) lo invierte en jugar aquellos juegos asignados con el fin de emitir una opinion y escribir un analisis al respecto. Desde ya que no siempre toca lo que a uno le gusta; razon por la cual lo que si me gusta, lo consigo, y automaticamente va a parar directo al cumulo creciente de juegos en mi haber, con la promesa de que algun dia, voy a jugarlos y terminarlos por completo.

Perdidos entre pilas y pilas de juego se encuentran por ejemplo, maravillas como Skyrim; Mass Effect 2 y 3. Se encuentran tres titulos de la saga Assassins Creed. Se encuentra Persona 4 Golden; Fallout 3 y expansiones; los dos ultimos de Splinter Cell, completar los tres ultimos de la saga Halo, ¡Alan Wake! ¡Revisitar Ico y Shadow of the Colossus en HD! Sin contar Dark Souls. Algunos de estos estan directamente sin tocar, otros, avanzados en un cincuenta por ciento y dejados alli olvidados sin mas.

Entonces, pienso nuevamente en la salida de estos flamantes sistemas; en los primeros analisis y comentarios respecto a los primeros juegos aparecidos en donde –oh, sorpresa- a pesar del clarisimo avance tecnologico, no parecen haber grandes ideas.
Vuelvo mi vista y veo mi juegoteca otra vez. Y pienso.
Que todavia tengo pendientes muchas guerras que ganar. Muchos dragones por vencer. Muchas galaxias que salvar.

Y es asi como concluyo que aquello que parecia un habito negativo en un principio, es lo que me mantendra ocupado por unos cuantos meses mas, el tiempo hasta que hacerse con uno de estos nuevos cacharros tenga sentido.