Noticias

Call of Duty en crisis: Black Ops 5 se podría adelantar a 2020

Un reporte asegura que conflictos entre los estudios desarrolladores obligaron a Activision a modificar su ciclo de tres años y adelantar el próximo juego de Treyarch.

Avatar de Leon Valle

Por: Leon Valle

El próximo Black Ops podría adelantarse(Activision)

El próximo Black Ops podría adelantarse | Activision

Call of Duty es una de las franquicias más exitosas de la historia y durante los últimos quince años Activision se ha asegurado de tener lista una nueva entrega cada noviembre, un hito que solo se compara con la series deportivas de Electronic Arts como FIFA o Madden

La partida de los co-fundadores de Infinity Ward y los tropezones del comienzo de esta generación de consolas (te estamos mirando a vos “Call of Duty: Ghost”) obligaron a la empresa a cambiar la estrategia e instalar un ciclo de desarrollo de tres años a cargo de tres estudios: Treyarch, Infinity Ward y Sledgehammer Games.

Después del lanzamiento de “Call of Duty: Black Ops 4” de Treyarch en noviembre de 2018, y el esperado regreso de Infinity Ward a la serie Modern Warfare este año, en 2020 debía llegar el tercer juego de Sledgehammer después de Advanced Warfare (2014) y World War II (2017). Sin embargo, según un reporte del portal Kotaku, Activision habría decidido que en el juego del año próximo Raven Software (hasta ahora colaborador en la saga) comparta el liderazgo con Sledgehammer — un cambio que habría generado problemas entre los equipos y retrasado el proceso de trabajo.

Para encaminar el desarrollo Kotaku asegura que Treyarch tomará las riendas del desarrollo del nuevo juego y utilizará parte del trabajo realizado por Sledgehammer y Raven Software (que asistirán al equipo principal) para darle forma a la campaña para un jugador de “Call of Duty: Black Ops 5”, que estará ambientada en la época de la Guerra Fría. 

Como era de esperarse, el mandato de Activision tuvo una recepción dispar en Treyarch: algunos empleados anticipan un año y medio con largas jornadas de trabajo para cumplir con los plazos, mientras que otros aseguran que hay un plan de trabajo sólido que no sufrirá los bruscos cambios de los últimos dos proyectos. Vale recordar que “Call of Duty: Black Ops 4” iba a tener una campaña pero reportes aseguran que fue eliminada durante el desarrollo porque la empresa presionó al estudio para que priorizara el desarrollo del modo battle royale Blackout para tenerlo listo en el lanzamiento.

El juego del año próximo no solo tendrá que responder a las expectativas de Activision sino que también será el primero de la próxima generación de consolas. Después del fiasco de “Call of Duty: Ghost” en 2013 la empresa no quiere más sorpresas, en particular porque si bien Black Ops 4 tuvo un gran lanzamiento el juego se quedó sin piernas muy rápido — la versión más económica sin el modo zombies, las constantes pruebas gratuitas de Blackout y su llegada a Humble Bundle dan cuenta de ello.

Según Kotaku, además de reducir su expectativas para el juego de este año Activision está considerando lanzar algún tipo de componente gratuito, una movida impensada para otros tiempos. Quizá la empresa reconozca que un modo como Blackout no puede ser renovado todos los años como sucede con el multijugador convencional (del que depende la liga profesional de Call of Duty) y decida dejarlo como su propio juego como servicio a cargo de estudios como Beenox y High Moon (que quedaron huérfanos tras la separación de Activision y Bungie).

Activision y Treyarch no respondieron a los pedidos de comentarios. Se espera que el próximo Call of Duty se revele antes de la E3 de este año.

En esta nota
  • activision
  • call of duty
  • treyarch

Comentarios