Noticias

Burnout Paradise cumple 12 años como el mejor juego de conducción arcade

Llevame a Paradise City, donde no hay mucho pasto y los autos chocan lindo

Avatar del

Por: Lucas Rivarola

Burnout Paradise cumple 12 años como el mejor juego de conducción arcade

Burnout Paradise cumple 12 años como el mejor juego de conducción arcade

Juegos de autos hay para todos los gustos. Los hay de simulación, los hay de karting, los hay de carreras futuristas y, por supuesto, de jugabilidad al estilo arcade. El máximo exponente de este último estilo vino de una serie que tenía una relativa popularidad, pero que llegó a su pico más alto con esta entrega en particular. Un día como hoy hace 12 años salía a la venta Burnout Paradise, el juego que los fanáticos del género todavía coronan como el mejor.

Entre Burnout y Need For Speed, estaba claro cuál era la serie de autos más popular de EA en aquel entonces. Así y todo, lo lucrativo que era Need For Speed no detuvo a Alex Ward, del estudio Criterion, quien insistió con su idea para un nuevo Burnout hasta que terminó convenciendo a sus superiores de EA. Esta entrega, según Ward, estaba inspirada en las sensaciones que le transmitieron juegos como Mercenaries o Crackdown: por más que dos personas jueguen un mismo juego por un par de horas, tendrían que poder hacer cosas diferentes.

Bajo esta filosofía, el equipo llevó la serie a un mundo abierto llamado Paradise City (sí, como la canción), donde el número de actividades para hacer era inmenso. Todo estaba pensado para que la estructura del juego no sea rígida y que los jugadores progresen a su propio ritmo, disfrutando además de las mejoras a sistemas clásicos de Burnout como esos espectaculares choques. Ponés la radio del juego, donde te puede sonar desde Avril Lavigne con Girlfriend hasta Twisted Sister con I Wanna Rock, y salís a disfrutar con tu carro.

No contento con ser un excelente juego en su lanzamiento, Burnout Paradise recibió altas cantidades de contenido extra, tanto gratis como pago. Desde motos, más modos multijugador online, autos famosos hasta un ciclo de día y noche o un modo pensado para multijugador en una sola consola, Burnout Paradise tuvo de todo. Incluso, además de la publicidad de productos reales con la que ya contaba el juego, hasta Barack Obama hizo campaña en el 2008 mediante carteles en el juego. Antes de que Fortnite te promocione la nueva película de Star Wars, Burnout Paradise estaba promocionando personas reales.

El sol en el horizonte, la música en la radio y una buena carrera.

El éxito de Burnout Paradise sorprendió hasta a EA, que puso a Criterion al mando del siguiente Need For Speed. Sin embargo, con el tiempo surgieron problemas entre EA y el estudio, que culminaron con la distribuidora moviendo el 80% de los empleados de Criterion a Ghost Games, luego de poner a estos últimos a cargo de la serie entera de Need For Speed. Como si eso fuera poco, Ward abandonó el estudio en el 2014. Burnout terminó siendo una de las tantas series “archivadas” del catálogo de EA, y Criterion hoy en día es nada más que un estudio de apoyo para otras series como Battlefield o Star Wars: Battlefront.

Gracias a la remasterización, Burnout Paradise todavía se ve bastante bien.

Igualmente, aquellos que quieran revivir los días de gloria están de suerte. En el 2018 salió una remasterización de esta excelente obra de Criterion, trayendo el juego junto con todo su DLC a consolas modernas. Además, Burnout Paradise influenció a muchos otros desarrolladores de este tipo de juegos y hoy en día hasta existen sucesores espirituales como Dangerous Driving, que viene del nuevo estudio de Alex Ward. Difícilmente se vuelva a ver un nuevo juego de Burnout, por más que el público lo pida a gritos. Hasta sería difícil imaginar qué significa un nuevo Burnout sin la gente que lo llevó a la cima, y especialmente considerando el pésimo tratamiento que recibió Need For Speed en estos últimos años.

Pero lo cierto es que Burnout Paradise hay uno solo. No por nada lleva puesta la corona desde hace 12 años. Uno podría argumentar que no hace falta que vuelva, porque con la diversión que se puede tener en las calles de Paradise City, ya es suficiente.

En esta nota

Comentarios