Noticias

Boktai, el experimento solar de Hideo Kojima, cumple 16 años

Hace un poquito más de una década y media, el Solar Boy, Django, salió a cazar vampiros con su Gun Del Sol... ¿De qué estamos hablando? Acompáñennos a visitar uno de los juegos más oscuros del gran Hideo Kojima.

Avatar del

Por: Tomás García

Kojima y boktai su juego solar(Konami)

Kojima y boktai su juego solar | Konami

El año era 2003. No tan lejos, ni tan cerca. En dos años, Hideo Kojima fundaría Kojima Productions, dentro de Konami, y armaría su propio equipo para meterse de lleno en el desarrollo de juego y aliviar el aspecto corporativo de su rol, cuyas responsabilidades lo agobiaban cada vez más. En esta época transicional, y específicamente un día como hoy, Konami lanzó en Japón el primer juego de lo que se convertiría en uan serie: Boktai: The Sun is in Your Hands, un título especial, con algunas ideas más que particulares.

Dirigido por Ikuya Nakamura, un veterano de KojiPro que estuvo involucrado desde el primer Metal Gear Solid, y diseñado por el mismísimo Hideo Kojima, Boktai es un juego de Game Boy Advance que, a simple vista parecía acción del montón, aunque con un arte muy particular y simpático. Pero, como siempre pasa con Kojima, de fondo había más, una idea tan alocada como atrevida, que no iba a tener un gran resultado, pero una vez más iba a dejar claro que Hideo, loco o no, está en otro nivel.

“Quería crear un juego que tuviera la luz del sol como elemento central, y con el Game Boy Advance uno podía llevarlo afuera”, explicó Kojima en una vieja entrevista. “Y siempre me encantó Drácula y los vampiros, entonces hace mucho tengo en mente un juego donde puedas pelear con vampiros. Eran un montón de ideas que se unieron y pensé: ‘¿por qué no hacer un juego donde luches contra vampiros con la luz del sol?’” Y así fue nomás. En teoría: Brillante. A la hora de llevarlo a la práctica, no tanto.

Lo primero que veíamos al iniciar el juego, era un mensaje muy útil, donde nos explicaba que el cartucho tenía un sensor fotométrico que mide la exposición solar. No solo eso, también nos pedía la hora actual y nuestra zona horaria, de esta manera, si en tu locación empezaba a bajar el sol, en el juego también. Para 2003 esto era… tal vez no revolucionario, pero definitivamente impresionante. Estaba claro que en Konami había gente pensando fuera de la caja. Lo mejor era que, como Kojima había imaginado, promovía jugar a plena luz del sol. Una noble idea, que no tenía en cuenta que con el sol apuntando directamente la pantalla del Game Boy Advance hacía prácticamente imposible ver nada... de nada. Pequeños detalles. Detalles que hacen toda la diferencia.

¡Mamá Kojima solo me deja jugar hasta que baje el sol!

Y eso no es todo, porque la luz solar se necesitaba para cargar las armas que aniquilaban vampiros. ¿Y si no hay luz solar, Fabbri? Bueno, he ahí el otro problemita. En ese caso era imposible cargar las armas, y el jugador se veía obligado a evitar conflictos, lo que esencialmente cambiaba el juego. De nuevo, esto es excelente, innovador como mínimo. Mecánicas adaptativas podríamos llamarlo, pero no era para nada divertido. Era lo opuesto de divertido, de noche Boktai era un infierno repleto de vampiros chupa sangre.

De todas formas, no era tan así. Habían ideado un plan B, ya que podías guardar Luz Solar en las baterías, lo que hacía posible jugar cuando no había luz. Pero cuando la luz acumulada se iba, la única opción era encontrar recursos dentro del juego, lo cual no era para nada fácil.

Favor de no alimentar al cartucho después de medianoche.

Podemos ver que las intenciones eran puras. Boktai es un buen juego, y la serie se puso mejor a medida que avanzó, pero ese Todo o Nada, no puede haber venido de otra mente que el cerebro fundamentalista de Kojima. Muy bien Hideo, así los chicos van a estar motivados para salir afuer a jugar con su videojuego electrónico portátil, lo entendemos. La idea es casi DEMASIADO buena. Pero de ahí a ser esclavos del Sol para poder jugar Boktai. Era un poco excesivo, ¿no les parece?

Como dato de color, Kojima se reencontraría con sus amados vampiros, cuando ayudó a desarrollar  Castlevania: Lords of Shadow para Konami, de la mano de la desarrolladora española Mercury Steam. Pero eso… eso salió aún peor, ¿no Koji?

En esta nota

Comentarios