Noticias

Avatar: hace 10 años, Ubisoft nos decepcionaba con el juego de la peli

¿¡Para esto nos fumamos a James Cameron en la E3!?

Avatar del

Por: Tomás García

Avatar: hace 10 años, Ubisoft nos decepcionaba con el juego de la peli

Avatar: hace 10 años, Ubisoft nos decepcionaba con el juego de la peli

Ya sabemos lo que son los juegos licenciados: Basura. Y no estamos exagerando. Está científicamente comprobado que 8 de 10 veces, el juego licenciado es basura. Y este fue el lamentable caso de James Cameron’s Avatar: The Game, que salió para PlayStation 3 y Xbox 360 un día como hoy de 2009. No es que este juego tuviera coronita, ni que confiemos particularmente en James Cameron, pero había algo en el aire antes de su lanzamiento, que nos ilusionó con que tal vez valiera la pena visitar la tierra virtual de Pandora.

Es posible que todo fuera culpa de la fiebre de Avatar. Difícil de ignorar en pleno 2009. La película y su creador parecían estar en todos lados, "intentando transmitir la visión" de este evento multimedia. Por momentos parecía que Cameron estaba intentando emular el efecto videojuego con un mundo tan vívido, que gracias a la tecnología de realidad 3D íbamos a sentirnos "EN" Pandora. A tal punto que, no podemos olvidar que James Cameron fue una visita ilustre en el escenario de Ubisoft durante la E3 2009, por casi una hora. En realidad fueron casi quince minutos, pero se sintió como una hora. ¡Quince soporíferos minutos de James Cameron! Ni Steven Spielberg se animó a tanto. ¡Ni Los Beatles! ¡Un segmento de quince minutos en la E3! Hasta el día de hoy es inaudito.

Ahora bien, lo que piense cada uno de Avatar, la película, queda en cada uno. Puede ser el noveno refrito de Pocahontas o la épica creativa del siglo. Pero todos podemos estar de acuerdo que el mundo creado por Cameron y compañía es sumamente interesante, sobre todo para explorar en el mundo de los videojuegos. Pero lamentablemente, Ubisoft apostó por hacer un shooter genérico con la temática de Avatar. Pero fue el  nivel de atención que le estaban dando al mundo lo que llamó la atención. Inclusive al punto de llegar a utilizar los mismos recursos de la película —o por lo menos eso es lo que prometió Cameron— para recrear de la manera más fiel posible el mundo de Pandora. Contado así, parecería como que James Cameron’s Avatar: The Game sería la extensión perfecta a la que sumergirse una vez terminada de ver la película. Pero como suele pasar con los juegos licenciados, no fue el caso.

Gráficamente era impresionante para 2009.

Si Cameron estaba utilizando "ideas" del mundo de los videojuegos, entonces tal vez Avatar: The Game podía ganarle a la peli, donde más flaca estuvo, la historia. Después de todo, los videojuegos siempre han demostrado ser medos altamente empáticos, y este decía utilizar los mismos recursos de la película —aunque obviamente, con mucha menor calidad, esto sigue siendo el año 2009, después de todo— y hasta tenía uno de los puntos de venta más fuertes de la película: ¡Soporte 3D! El juego también prometía que como Jake Sully, íbamos a tener la posibilidad de elegir un lado entre los humanos invasores y los nativos, pero la elección es aún más perezosa que en la película, donde el protagonista está a punto de morir aplastado por su propia especie. ¡Qué difícil decisión, hijo del rigor! En Avatar: The Game ni siquiera hay personajes con los cuales relacionarse. La elección se hace casi por ósmosis entre: ¿Querés estar del lado de los Malos que quieren Matar o de los Buenos que quieren Vivir?

Lo más agravante de esto es que, como termina pasando, Avatar: The Game no es un mal juego. Es un shooter decente, con una muy buena representación del mundo de Avatar. Pero el resto es totalmente deficiente. Tenía los gráficos, las animaciones, las mecánicas y algunos sistemas, incluso la infraestructura. Pero carecía totalmente de personalidad, de deseo por conseguir una experiencia que deje algo al final del camino, y en definitiva,  era un juego que carecía de alma.

En esta nota

Comentarios