Noticias

Años difíciles: la industria de los videojuegos bajará en 2019 y 2020

Un analista anticipa que los videojuegos entrarán en una meseta y las ventas caerán anticipando la llegada de las nuevas consolas.

Avatar de Leon Valle

Por: Leon Valle

La industria sufrirá una caída durante 2019

La industria sufrirá una caída durante 2019

El año que pasó fue muy bueno para la industria de los videojuegos, con los lanzamientos de nuevas entregas de la serie Red Dead Redemption, God of War y Super Smash Bros., el regreso de Spider-Man, el éxito sostenido de series anuales como Call of Duty, las buenas ventas de hardware de Sony y Nintendo y, por supuesto, la explosión del fenómeno Fortnite.

Sin embargo en una mirada macroeconómica, la industria comenzó a mostrar signos de fatiga y retracción que, según un analista, podrían anticipar uno o dos años de caída.

“Las muchas piezas del rompecabezas simplemente no encajan,” dijo el analista Pelham Smithers, dueño de la consultora de Londres del mismo nombre, a Bloomberg. “Por eso anticipamos que el mercado se encogerá en 2019. La venta de acciones de empresas de videojuegos está en caída por el riesgo de que esta proyección sea cierta.”

Smithers pone como principal argumento el factor China. Como explicamos esta semana cuando exploramos los recientes movimientos del gigante NetEase, las restricciones en el país han resultado en la caída tanto de sus acciones — junto a las de Tencent, el otro gran jugador a nivel global. 

Los juegos para dispositivos móviles representan un 49 por ciento del total de la industria y a la proyectada caída del diez por ciento en China se le suma que tanto los Estados Unidos como Japón han entrado en una meseta que no compensará ese descenso.

El porcentaje que representa cada parte de la indutria en el total | Imagen: Bloomberg

Las consolas, que representan un 19 por ciento del total del mercado, tuvieron un gran año en 2018, con ventas récord de software, como Super Smash Bros. Ultimate (12 millones de unidades) y Red Dead Redemption 2 (17 millones de unidades durante sus primeras semanas) y de hardware, que aumentó ocho por ciento respecto de 2017. 

Nintendo vendió 14.5 millones de Switch entre abril y diciembre de 2018 mientras que Sony superó durante las fiestas las 91 millones de PlayStation 4 vendidas, con más 5.6 millones de unidades durante el período de fiestas. Aún así Nintendo tuvo que ajustar sus proyecciones para el año fiscal 2018 (que termina en marzo de este año) de 20 millones de Switch a 17 millones.

Smithers espera que las ventas de las plataformas de Sony y Microsoft caigan durante 2019 por la combinación de un ciclo de vida que llega a su fin y la anticipación por los nuevos sistemas. “Si PlayStation 5 llega sobre el final de 2020, eso es genial para 2021 pero malo para 2020,” explica.

Finalmente el analista anticipa que el mercado de PC, que representa el 25 por ciento del total, entrará en una meseta por la pérdida de interés de los jugadores en títulos como Fortnite y PUBG, que han mantenido su popularidad y crecimiento desde 2017.

Además de “la cuestión china”, el mercado se hizo eco de los latigazos y controversias de los que hemos sido testigos durante este año. Aunque hubo títulos muy destacables y buenos números en ciertos casos puntuales, pero grandes apuestas (Shadow of the Tomb Raider, Fallout 76 o Destiny 2: Forsaken) no cumplieron con las expectativas de los accionistas. Además, el escándalo de las loot boxes afectó las acciones de empresas como Electronic Arts, que tuvo un año muy irregular por el desempeño de algunos productos de bandera como Battlefield V.

La caída en el valor colectivo de mercado durante 2018 | Imagen: Bloomberg

Después de un 2017 en el que la industria tocó el techo del trillón de dólares, colectivamente el mercado perdió valor por unos 250 mil millones durante el año pasado —lo que significa que el aumento en el valor accionario de ciertas empresas no alcanzó para compensar la caída del resto—. Para tener de referencia, el mercado chino aumentó sólo un cinco por ciento durante 2018 después de mantener un crecimiento sostenido de 20 por ciento anual durante cuatro años.

Smithers es uno de los pocos analistas que anticipa una encogimiento del mercado durante los próximos años pero sorpresivamente estima que el patito feo de la industria, la realidad virtual, crecerá un cien por ciento en 2020, pasando de los cuatro mil millones de dólares generados en 2018 a ocho mil millones en dos años.

Por el momento 2019 ha comenzado bastante bien, con buenos números de Resident Evil 2 y (anticipamos) Kingdom Hearts III. La oferta para los próximos meses es enorme: Devil May Cry V, Far Cry: New Dawn (o Rage 2, que es lo mismo), Mortal Kombat 11, Anthem, The Division 2, Sekiro: Shadows Die Twice y Metro Exodus, sólo por nombrar algunos títulos con fecha confirmada y mucha expectativa encima.

Es verdad también que este 2019 se puede convertir en un año de transición en el que muchos desarrolladores decidan retrasar sus productos para que coincidan con el lanzamiento de las consolas de nueva generación, que se esperan en 2020.

El analista, por su parte, está con un ojo puesto en los deportes electrónicos. "No hay nada parecido," dice. "Y eso viene de alguien que cubre la industria hace tres décadas.

En esta nota