Noticias

Análisis técnico de la nueva Switch confirma que la batería dura más

Además viene con algunas mejoras escondidas

Avatar del

Por: Lucas Rivarola

A simple vista es la misma consola, pero el chip es diferente.

A simple vista es la misma consola, pero el chip es diferente.

Hace un poco más de un mes, cerca del anuncio de la nueva Nintendo Switch Lite, la compañía japonesa presentó también una revisión del modelo original que gracias a sus nuevos componentes tendría una batería más duradera. Si bien esta nueva versión de la Switch todavía no está disponible en occidente, la gente de Digital Foundry, que se dedica a analizar aspectos técnicos de consolas y de juegos, importó uno de estos nuevos modelos desde Hong Kong y confirmó que no solamente la batería es lo único que mejora esta Switch.

Gracias a esta nueva versión del chip Tegra X1 de Nvidia que utiliza la consola de Nintendo, este nuevo modelo tiene un interesante número de diferencias con respecto al original que no son evidentes a simple vista. De hecho, aquellos que busquen comprar una Switch y tengan como objetivo conseguir este nuevo modelo tendrán que prestar especial atención al diseño de la caja, que simplemente cambia una de las imágenes en uno de los lados para denotar que se trata de la nueva revisión. Más allá de eso, no existe diferencia alguna en cuanto al aspecto físico del paquete o de la misma Switch.

Breath of the Wild, el juego utilizado para la mayoría de las comparaciones.

Los cambios vienen en el interior, y por lo tanto producen efecto en cuanto al rendimiento de la consola. Por empezar, efectivamente la batería dura más, tal y como Nintendo había anunciado. Utilizando The Legend of Zelda: Breath of the Wild como juego de prueba, la batería del modelo original dura unos 185 minutos al 50% de brillo, mientras que la nueva revisión alcanza los 302 minutos. A 100% de brillo, la primer Switch llega a los 145 minutos y el nuevo modelo a los 258.5 minutos. La diferencia es considerable, aunque no extrema.

Esta mejora de la batería viene acompañada de otras pequeñas mejoras son posibles gracias a esta nueva tecnología. Siguiendo con el ejemplo de Breath of the Wild, el nuevo modelo de la Switch original llega a consumir entre un 40% y un 50% menos de electricidad que el primer modelo. Este reducido uso de energía también se traduce en una reducción de temperatura, con la consola original llegando a unos 48°C portátil y 54°C en modo docked midiendo la temperatura de su ranura de ventilación, mientras que la revisión alcanza unas temperaturas de 46°C portátil y 50°C en modo docked.

Es curioso también que algunos juegos tienen un framerate muy ligeramente superior en la nueva revisión. Juegos como Mortal Kombat 11 tienen una mejora de entre 1 y 3 frames por segundo, aunque este tipo de minúscula ventaja va a depender de cada juego y de los elementos dinámicos de cada escena. Todos estos cambios no son exactamente para salir corriendo a cambiar tu Switch si ya tenés una, pero si estás buscando comprar tu primer Switch, esta nueva revisión es el modelo que tenés que buscar cuando esté disponible en septiembre.

En esta nota
  • Nintendo Switch

Comentarios