Noticias

Air Mail es un viaje minimalista, relajado y profundo

Nos subimos a nuestro pequeño avión para repartir correspondencia en Air Mail, un sencillo experimento independiente que nos da una una agradable sensación de vuelo

Avatar de Maximiliano Baldo

Por: Maximiliano Baldo

Air Mail es un viaje minimalista, relajado y profundo

Air Mail es un viaje minimalista, relajado y profundo

Volar ha sido uno de los grandes logros de la Humanidad ante las leyes físicas, utilizándolas a su favor para despegar los pies del suelo y surcar los aires. La conquista de los cielos ayudó a cortar distancias, a asistir en conflictos y, en el caso del simpático Air Mail, a entregar correspondencia a nuestros amigos.

Listos para partir

El primer impacto de este adorable título es su colorida estética minimalista, mostrando una vista aérea de un campo abierto, con nuestro diminuto protagonista pudiendo moverse libremente por toda su extensión; excepto que su velocidad es tortuosamente lenta y eso no va a ayudarle a su función de cartero. Por fortuna contamos con un avión para cargar una carta a la vez; aunque no iremos a ningún lado sin combustible. Nuestro pequeño cartero puede agarrar objetos manteniendo presionada la tecla “X”, y la primera orden del día es llenar el tanque de nuestro avión con el combustible de los barriles cercanos. ¿Ya está? Ahora hay que tomar el sobre del buzón y “cargarlo” al vehículo para adosarlo a su cola, y estamos listos para partir.

Debemos mantener presionado el botón “X” para acelerar el avión, y una vez que tengamos suficiente velocidad debemos presionar Flecha Abajo para ascender. Una vez en el aire debemos localizar al destinatario de la carta, simplemente buscando a la persona cuyo color de bufanda coincida con la estampilla del sobre. Una vez encontrado hemos de aterrizar, entregar la carta y tomar la siguiente encomienda del buzón más cercano. Eso es todo lo que el juego ofrece, pero es una sensación tan agradable al volar por los aires que nos dan ganas de mantenernos allí arriba tanto como podamos… o al menos hasta que se acabe el combustible y debamos descender para recargar.

¡A volar!

Quizá su única verdadera falencia es la de que ningún objeto del mapa es sólido, aunque quizá sea más un beneficio, porque de lo contrario jamás conseguiríamos alcanzar suficiente velocidad para despegar sin chocar antes contra algo. De una forma u otra, Air Mail es un agradable experimento independiente que parece la base fundacional para una aventura más grande y mejor elaborada. Por ahora conformémonos con descargar la versión actual y disfrutar de esos lindos viajes por el aire. ¿A quién no le gusta salir a volar?

En esta nota

Comentarios