Noticias

Aguafuertes: Un año menos

Un deseo de prosperidad, escondido en las palabras de alguien que lo entendió todo.
Avatar de Victor Gueller

Por: Victor Gueller

Para dar comienzo a un nuevo año, podría apropiarme impunemente de palabras ajenas y maquillarlas con adverbios e innecesarias complicaciones gramaticales. Sin embargo, y buscando honrar lo simple, me limitaré a transcribir parte de la sabiduría de Facundo Cabral, la misma sabiduría que cada uno de ustedes puede encontrar a montones en su YouTube amigo.

Con estos párrafos, a través de ellos, quiero dar un solo mensaje: ¡Feliz 2018, estimados lectores!


Una margarita en el campo. Un pececillo en el arroyo. Un poco de agua. Un amigo, un café. Cruzar un parque, cantar una pequeña canción.

Lo simple, lo otro… La vida es tan simple. Los chinos dicen, “cosa extraña el hombre: nacer no pide, vivir no sabe, morir no quiere”. Lo dijo Lito Nebbia, Lito Nebbia lo dice tan claramente, tiene una canción tan bella que se llama “Sólo se trata de vivir”. Acá venimos a vivir. Y la vida está en lo simple.

Borges decía, “un buen libro es aquel que en cualquier lado donde uno lo abra, tiene una felicidad para uno. Buen libro es aquel que se deja leer con felicidad en una tarde”.

Una ducha. Un partido de fútbol. Lo simple. Las estrellas. Dios es simple, se deja ver por todos lados. Lo que pasa es que uno lo complica y quiere explicarlo. Mirá con detenimiento una hormiga, es un milagro.

El incrédulo no cree en nada. Cree que todo es un accidente, que tiene una explicación científica. La vida no tiene una explicación científica. Vamos a llegar a saber hasta en qué momento puede haber estallado en big bang, pero no qué lo provocó.

Le dijeron a Pasteur “usted siempre habla del alma y hemos abierto cien mil cadáveres y nunca encontramos ni rastros del alma”. Y Pasteur les dijo “cuando muera vuestra madre, pártanla en mil pedazos y traten de encontrar el amor que ella tuvo por ustedes”.

Saint Exupery le hace decir al amiguito del Principito, “lo esencial es invisible a los ojos”, lo que no se ve es lo importante. Por lo que no se ve, sucede lo que vemos. Por el amor que no se ve, naciste vos; en la canción hay algo que va más allá de las palabras, que se transmite, hay una energía.

La realidad no es la que dice el noticiero. Eso es un pedacito de realidad. También nacen mariposas, nacen sapos. Los elefantes siguen siendo elefantes. El Río de la Plata sigue yendo en la misma dirección, que yo sepa… a no ser que haya cambiado de mano. La Cordillera sigue estando ahí, del otro lado está Europa, hay bosques. Lo que pasa es que generalmente eligen lo peor de la realidad para mostrarnos todos los días. Alguien violó, alguien mató, alguien robó y hay un corrupto en el gobierno este o en el anterior.

Yo amo a la vida, entonces me preocupo por vivir. La realidad es el Sol que sale y el Sol que se pone, la gente que hace el amor, la gente que trabaja, que come, que camina. La realidad no es eso, una corbata y el derecho romano. Yo tengo diez mandamientos, me sobran…

En esta nota
  • aguafuertes

Comentarios