Noticias

Aguafuertes: Capítulo 66

Tras los inevitables balances de fin de año, V.Dylan nos propone conocer un poco acerca de sus deseos y añoranzas para este 2014.
Avatar de Victor Gueller

Por: Victor Gueller

Capitulo 66: Un nuevo comienzo

La llegada del nuevo año es el momento ideal para rescatar todos aquellos objetivos que nos planteamos una y mil veces, creyendo ingenuamente que alguna vez los cumpliremos. Los ultimos tiempos han sido confusos para quien escribe. Por un lado he alcanzado una calma plenitud en varios aspectos de mi vida, recibiendo la madurez con racionalidad y respeto, sin atisbos del temor que supe tener hace algun tiempo. Por otra parte, tengo tambien necesidades mas dificiles de concretar, como la busqueda constante de aventuras en geografias extrañas y un deseo de trascendencia que va mas alla de cualquier limite impuesto por la rutina.

Me propuse entonces -este año- intentar dar los pasos que me faltan. Quisiera poder conocer mas el mundo, recorriendo lugares e interactuando con gente, intentando crecer como individuo en el proceso. Soy un viajero solitario y contemplativo. Me siento mas atraido por el ritmo de vida ajeno que por las luces de un monumento. Desearia verdaderamente tener la oportunidad de visitar todos esos lugares de los que solo he visto imagenes o he recibido referencias.

Me gustaria tambien leer mas, actividad que tengo un tanto olvidada debido a la voragine del dia a dia. Hace unos pocos años, podia disfrutar de varios libros al mes, y ahora debo sentirme afortunado si logro culminar algunos cuentos aislados.

Estas mismas inquietudes literarias tienen su correlato en la gran obsesion que ha dominado mi vida desde que descubri aquellos infinitos mundos que esconden las letras. Supe que queria escribir el dia que conoci a Julio Cortazar, quizas el autor que mejor supo unificar su vida y su obra. La lectura posterior de Bukowski, Arlt, Kerouac o el omnipresente Borges solo sirvio para empujarme mas dentro de un camino que transito con cautela y temor.

He tenido aproximaciones a las letras medianamente dignas. Pude enamorar a mi novia luego de ofrendarle unas humildes paginas a las que titule “Ausencias”. Quiero creer que, entre tantas palabras, hubo algunas que fueron bien utilizadas. Luego, parrafos aislados, cuentos pretenciosos y ambiciones desmedidas de eternidad. Finalmente, el vacio.

Anhelo profundamente el retomar actividades tan disimiles como el entrenamiento fisico, el teatro y el canto. La primera fue la gran obsesion que tuve en mi adolescencia, llegando a priorizarla por sobre todas las cosas. El teatro, por su parte, me regalo cinco de los mejores años de mi vida, permitiendome explorar un arte por el que siempre senti curiosidad mas nunca habia tenido el valor de experimentar. Finalmente, el canto es la consecuencia logica de mis constantes y pateticos intentos de jugar ritmicamente con la voz.

Por supuesto, quisiera tener el tiempo para disfrutar mas videojuegos y series. Me adeudo una notable cantidad de nombres que esperan, pacientemente, el momento de ser elegidos. Desde Skyrim a Brothers, desde Breaking Bad a las ultimas temporadas de Californication.

En lo cotidiano, mantengo mis amistades firmes -pocas pero confiables- y la indispensable compañia de mi novia, probablemente la mejor mujer del mundo.

Cuento actualmente con el animo apropiado para crecer a nivel personal. Quiero todas las cosas antedichas y quiero tambien ser mejor persona. Espero, 2014, estar a tu altura.

Comentarios