Noticias

Age of Empires II cumple 20 años ¿por qué seguimos jugándolo?

El clásico que nunca nos dejó.

Avatar del

Por: Tomás García

Age of Empires II cumple 20 años ¿por qué seguimos jugándolo?

Age of Empires II cumple 20 años ¿por qué seguimos jugándolo?

Hay juegos buenos. Después hay clásicos. Y después hay leyendas. Hay títulos que pueden quedar en la historia por lo revolucionarios que fueron, pero nadie nunca más volverá a jugarlos. En cambio, otros pudieron tener ciertas críticas, pero muchos adeptos vuelven regularmente a beber de sus mieles. Hay un sello particular de estos juegos que los hace atemporales, invitando a los jugadores a volver una y otra vez.

Un día como hoy de 1999 uno de los mejores ejemplos de este tipo de juegos vio la luz. Estamos hablando del infatigable clásico de Ensemble Studios, Age of Empires II: The Age of Kings. Y fue una bomba. El equipo liderado por Bruce Shelley había logrado una fantástica fusión entre las mecánicas de Command & Conquer, y juegos más complejos, como el clásico de Sid Meier, Civilization. Pero también brindaron ideas propias. Shelley, con una vasta experiencia en juegos de mesa, hizo lo propio. Ni hablar de la dosis de realismo, que para aquella época de RTS de ciencia ficción como Starcraft, un poco de agricultura era un lindo cambio de ritmo.

El mismo día que salió, Age of Empires II se convirtió en el clásico que es hasta el día de hoy. El primer juego, dos años antes, había dejado en claro lo que quería ser, y se diferenció correctamente del resto de los RTS. Pero la secuela incluía tantas mejoras, que no solo había mejorado la franquicia sino que había elevado la vara para todo el género. Gráficamente estaba repleto de lindos detalles, sobre todo a la hora de destruir la base de los contrarios. Aunque el detalle de la propia edificación prendiéndose fuego e implorando podía ser un poco fuerte, verlo en el enemigo era un verdadero placer.

Si tuviéramos que analizar por qué ha quedado tanto en nuestro inconsciente, y es sumamente bien recordado por aquellos que no lo juegan hace años, en primer lugar, por su marco. A diferencia de los juegos de la época, no era ciencia ficción, sino histórico. Presentaba elementos y culturas reconocibles, y tenía hasta cierto grado educativo, aunque también se tomaba algunas licencias históricas durante la Campaña. Por otro lado, su árbol de tecnologías está dividido en eras combinado a un total de 31 civilizaciones, da  para una cantidad casi interminable de formas de jugar.

En Age of Empires II, literalmente cosechas lo que siembras.

Y así es como nunca nos dejó. Aún hoy, muchísimos jugadores lo vuelven a instalar por puro placer, ya sea para jugar un skirmish o partidas online. A lo largo de los años, han agregado cada vez más civilzaciones, y de alguna manera el juego parece cada vez más pulido. Aunque oficialmente no lo toquen hace años. Y aunque no tendrá los números de Starcraft II —un juego moderno con gran apoyo monetario—, Age of Empires II continúa con saludables torneos anuales que mueven cientos de jugadores alrededor de l mundo.

Microsoft por supuesto siempre quiso capitalizar con este amor eterno hacia la saga, y en varias ocasiones quiso “traerlo de vuelta”. En 2012, Hidden Path Entertainment desarrolló una versión HD que no tuvo muchísima atención. Principalmente porque no hacía nada diferente que mejorar un poco los gráficos y proveer de soporte widescreen, entre otros detalles. Pero como los fans nunca habían dejado de jugarlo, llegó y pasó como si nada. Ahora, Microsoft vuelve a la carga. Esta vez con la Definitive Edition. En busca de alimentar la riquísima comunidad que mantiene este clásico, la nueva versión incluirá 4 nuevas civilizaciones, misiones de campaña adicionales y nuevos gráficos 4K. Después de  una demora, la Edición Definitiva está confirmada para el 14 de noviembre de 2019. ¿Logrará extender el legado?

En esta nota

Comentarios