Noticias

Adam Orth y la toxicidad de internet

Meses han pasado desde aquel incidente que marcó la vida del ex-ejecutivo de Microsoft. Finalmente, Adam habló en público durante un evento de GDC y contó su experiencia.
Avatar de Leon Valle

Por: Leon Valle

Varios meses despues del incidente que lo tuvo como protagonista, probablemente pocos recuerden el nombre de Adam Orth. Pero aunque gran parte de la internet lo ha olvidado, su realidad le hace rememorar cada dia lo que fue ese fatidico periodo de su vida.

Para poner las cosas en contexto, Adam es el autor del infame “Deal with it!” expresado durante una discusion en Twitter con un colega respecto del rumor de la supuesta (despues confirmada y mas adelante descartada) necesidad de Xbox One de estar continuamente conectada. Y si bien la frase dio la vuelta al mundo y fue criticada por la prensa y los usuarios, lo grave fue lo que sucedio luego, ademas del esperable despido del por aquel entonces empleado de Microsoft: un proceso de hostigamiento con costos personales y profesionales.

Adam tuvo que mudarse, tuvo que cambiar su informacion financiera y perdio lo que el llama “una increible oferta de trabajo” apenas 24 horas despues de los hechos. El ejecutivo cuenta, durante su primera aparicion o declaracion publica desde el hecho (en el evento GDC Next), con un algo de humor que, “se volvio un meme. Algo de que no mucha gente puede decir”. De todas maneras, Orth vivio en primera persona algo que sabemos esta empezando a suceder demasiado: el poder de la internet esta empezando a abandonar el terreno virtual peligrosamente.

La toxicidad en linea es “una epidemia, y esta empeorando,” dice Orth. “Cuando algo asi sucede, tenes dos opciones: ponerte en posicion fetal o aprender de los errores y seguir adelante. Para mi, lo siguiente fue lo mas importante. Sobrevivi”. Como expresa Adam, el problema en realidad es, ademas de la constante amenaza que representan este tipo de comportamientos, el hecho de que se estan volviendo cada vez mas aceptables como una forma de reaccion a cualquier situacion. Hemos leido en los ultimos meses testimonios de desarrolladores amenazados de muerte por un cambio de guion en un juego o por la modificacion del tiempo de recarga en un arma – y las amenazas, con el nivel de informacion que ronda por la red, estan a un desequilibrio de materializarse… especialmente en Estados Unidos donde agrandas tu combo en McDonalds con un fusil de asalto por cincuenta centavos mas.

Adam habla de su proceso personal y su forma de vivir ese periodo de su vida. “Queria atacar a estos animales y humillarlos,” admitio, pero en cambio dice, “proyecte esta experiencia en creatividad. Me acerque a mis amigos y familia, y madure como persona. Hice cambios positivos a mi vida.” Y aunque explica que la forma correcta es no dejarse afectar por los comentarios negativos de completos extraños, sabe que “no podemos poner el genio de nuevo en la botella… es una guerra que no podemos ganar. ¿Tenemos que rendirnos y dejar que los locos manejen el manicomio?”

Orth incluyo en su charla varios ejemplos de empresas que trabajan para reducir el contenido toxico de sus productos de distintas maneras, como Riot Games en League of Legends, thatgamecompany en Journey y Valve con Counter Strike.

El odio en internet nunca va a desaparecer, porque es un reflejo de nuestra sociedad. Todo lo que leemos en los foros, en los comentarios y las redes sociales, es un espejo… es la muestra de donde se ponen los individuos ante la enorme sensacion de poder que otorga el anonimato.

“Nunca olviden que es ruido sin sentido. Sigan construyendo, sigan creando,” dice Adam.