Noticias

Accelerator

Velocidad, reflejos y una sobredosis de adrenalina vienen de la mano de Accelerator, un juego simple, desafiante y 100% vicio.
Avatar de Maximiliano Baldo

Por: Maximiliano Baldo

Se dice que la belleza esta en las cosas simples, muy a pesar de que la industria fichinera ostenta cada vez mas a la espectacularidad desbordante. No hace falta demasiado, sin embargo, para cautivar al gamer promedio; basta con lanzar pajaritos, acomodar tres o mas iconos adyacentes, e incluso correr por nuestras vidas, apretando un solo boton. A veces, un concepto simple puede traer adjunta un nivel de adiccion que la gran mayoria de los fichines no logra alcanzar, tan solo porque suelen ser tan aparatosos que dejan titubeando al jugador.

No ocurre asi con Accelerator, un juego tan simple como desafiante, y tan desafiante como enviciante. El objetivo es, nada mas y nada menos, que sobrevivir a un infinito tunel colmado de obstaculos, con el desafio agregado de una aceleracion en constante aumento. Si, al principio es facil y todo se basa en aprender a controlar nuestra… ¿nave?... a lo largo de este tunel, pero pronto comenzara a subir la velocidad y nuestro nivel de reaccion tendra que demostrar que esta a la altura de las circunstancias.

A medida que alcanzamos velocidades en las centenas de unidades, podremos comenzar las nuevas partidas directamente desde esos puntos, no necesitando pasar por el tedio de acelerar desde el principio. Para mejor, un sistema de tabla de puntuaciones nos invita constantemente a volver a jugar para ver nuestro nombre un poquito mas alto que en el intento anterior. A todo esto se suma una serie de niveles de dificultad que aportaran elementos nuevos a los peligros que ya saturaban ese maldito tunel, y una y otra vez volveremos a probar llegar un poquito mas lejos, un poquito mas rapido. ¿Algo todavia mejor? Se puede jugar en pantalla completa, y se los recomiendo para una inmersion aun mayor.

Accelerator es un peligroso vicio que puede hacernos perder por mucho rato. Muy facil de entender, muy dificil de dominar; muy, muy facil de caer en su encanto.