Noticias

A mi manera: Watchmen en la Cornisa.

Un comic, una adaptación al cine y un final al borde de la blasfemia y la genialidad.
Avatar de Mariano Rizza

Por: Mariano Rizza

En mi familia tenemos un dicho: “Entre amigos no se habla ni de politica, ni de religion, ni de Watchmen”. Aunque es una realidad que acabo de inventar la frase, tambien es verdad que hablar de la historieta de 1986 escrita por Alan Moore e ilustrada por Dave Gibbons siempre termina hiriendo la sensibilidad de alguien. En muchos casos, la discusion es que alguien es mas fanatico que el otro, mientras que en otros momentos, el intercambio de ideas pasa por ver quien encuentra la mejor analogia a los puntos que anteriormente mencione que no se hablan en familia.

Sin embargo, el tema mas sensible de todos suele ser hablar de la adaptacion al cine. La pelicula dirigida por Zack Snyder en 2009 no logro ser un exito de taquilla mas alla de su destacable estilo visual y espiritu altamente pochoclero, ya que muchos sintieron que los retoques para el paso a la pantalla de plata fueron heridas imperdonables al corazon de la historia. Sumando esto al hecho de que el mismisimo Alan Moore hizo campaña contra la pelicula durante años – por mas que el fue quien vendio los derechos a DC en un principio -, muchos lectores del comic cerraron las puertas a la adaptacion cinematografica aun sin verla.

Por mi parte, soy un gran admirador de la obra tanto impresa como en filmico y se encuentra en el panteon de peliculas que no me canso de volver a ver, junto a Volver al Futuro y Terminator, entre otras.  Aun asi, comprendo que algunas escenas parezcan tiradas de los pelos, como todas las de peleas, ya que Watchmen nunca tuvo la intencion de ser un comic de accion, sino de intriga tecno-cuantico-politica. Llegando al punto, empero, la obra de Snyder tiene un detalle que la novela grafica nunca supo terminar de resolver y es el final.

Como recordaran, - SPOILERS, obviamente – la culpa de la destruccion de Nueva York en la obra de 1986, es atribuida a una gigantesca criatura multidimensional, convocada contra su voluntad por Ozymandias, aprovechandose de Dr. Manhattan. Gracias a esto, la humanidad deja sus diferencias de lado para unirse contra la amenaza foranea y el final feliz de la historia es escrito con sangre una vez mas. En cambio, en la pelicula de Snyder, la historia – nunca mejor dicho - es diferente.

En la version cinematografica, el elemento alienigena es omitido, dejando al Dr. Manhattan como causante exclusivo de la destruccion de la Gran Manzana, logrando mis Malditos Nerds, un mejor final que la historieta, por dos motivos. El primero es la imperturbabilidad del argumento, ya que la union mundial es alcanzada de la misma manera, pero el segundo motivo es una nueva capa de mugre en la sucia historia de este 1985 alternativo, brindada por el hecho de que Ozymandias, señalando al cuasi-dios, logra quedar finalmente como el mayor exponente humano superlativo, por encima del resto de su especie y finalmente, por falta de competidores, como el verdadero salvador.

Si tomamos al empresario como el protagonista de la historia, podemos ver de esta manera la construccion completa de su ascenso y su plan siendo logrado, con una resolucion acorde a su ego desmedido y a su appeal de super villano. Seguramente, entre todos los insultos que generara esta nota, alguien dira que la unica razon por la que dejaron al monstruo de lado fue por la imposibilidad tecnica de fabricarlo, a lo que en todo caso, redoblo mis felicitaciones a Zack Snyder y a la dupla guionista conformada por David Hayter – X-Men y X-Men 2 – y Alex Tse – quien ahora se encuentra adaptando la remake de El Cuervo -, ya que transformaron una debilidad en una fortaleza imbatible.

Watchmen debe ser uno de mis comics favoritos y siempre que se lo recomiendo a alguien, utilizo la expresion “La Biblia de los Comics”, por lo que no le cambiaria una pagina, una viñeta, o siquiera un color de la paleta elegida por Gibbons. Sin embargo, si yo hubiera tenido la suerte y la capacidad de reemplazar a Alan Moore, el final de la pelicula es el que creo que corona la historia de una manera mas verosimil, apelando a la naturaleza humana de una manera mas directa, sin abrir tanto el espectro de “fantasia de historieta”, ya que al fin y al cabo Watchmen, nos es otra cosa que un ensayo sobre la corrupcion del ser humano. En definitiva, no tengo la autoridad para decir que formato es superior al otro, pero sin lugar a dudas, el final de la pelicula es como Watchmen hubiera sido a mi manera.