Noticias

A mi manera: Batman ? ?La Muerte de la Familia?

Una de los arcos argumentales más prometedores de DC Comics se transformó en la mayor desilusión del 2012. Yo, lo hubiera resuelto de la siguiente manera?
Avatar de Mariano Rizza

Por: Mariano Rizza

El 10 de octubre de 2012 Scott Snyder nos presentaba uno de los momentos mas esperados dentro del inconsistente universo de The New 52: el regreso del Joker. Hasta el momento, lo unico que sabiamos era que Dollmaker habia robado su rostro, para que el luego la recuperara, develando tal vez lo que fue su mejor look en los 75 años de la historia de Batman. Sin embargo, mas alla de su apariencia, este personaje se caracteriza por sus planes siniestro y es esto lo que dio comienzo a una montaña rusa de emociones que se quedo sin energia escalando el pico mas alto, para que terminaran bajandonos los bomberos de la manera mas segura.

La Muerte de la Familia o “Death of the Family” plantea algo muy sencillo. El Joker regreso a la ciudad y tienen un plan para atrapar a cada uno de los integrantes de la Bat-Family. Orgulloso de su propio ingenio, nunca oculta ser el quien esta cazando a los vigilantes nocturnos y lo hace bajo la premisa de avisarle a Batman que sabe las identidades secretas de todos y cada uno de ellos, incluyendo a Bruce Wayne. Este modus operandi que claramente tenia como objetivo vender los numeros correlativos de los otros heroes, generalmente conocidos como empates o tie-ins, nos mostro como Nightwing, Red Robin, Damian Wayne, Bat Girl y hasta Alfred, fueron apresados y torturados, de a uno en uno. Cada unos de estos numeros, terminaba con el Joker mostrandonos una charola de plata, anticipandonos que uno habia muerto y en dicho contenedor se encontraba su cabeza.

La brutalidad de cegar a Alfred, el despojo de no temer salir herido y los “tarantinescos” monologos del Joker, hacian que la ansiedad creciera numero a numero, ilustrando inclusive un punto critico en la tolerancia del Hombre Murcielago, que se acercaba mas al miedo que a la bronca, y coronaba todo en una suerte de analisis freudiano, que revela que la motivacion de todo este waltz de año tras año se debia a que el Joker esta enamorado de Batman. Bajen el telon. Arrojen flores.

Lamentablemente, esto continuo y la resolucion fue que todo era una broma y el Joker no mato a nadie. Luego de presentarnos como el villano venia moviendo hilos  desde hace decadas de cara a este plan, involucrando a familiares de cada uno de los integrantes del equipo de enmascarados e inclusive persiguiendo a otros villanos, todo se redujo a que era una broma para llamar la atencion. Consistente con el personaje, pero desalentador para los lectores.

El evento no dejo ningun tipo de consecuencias y todo siguio su curso con minimas cicatrices. La falta de repercusiones de semejantes escaladas argumentales, es uno de los peores defectos que el dia de hoy se viven en la editorial. Uno no puede prometer que va a asesinar a un personaje, aun cuando sabemos que estas muertes nunca son permanentes, para luego resolver que era un chiste de mal gusto. Peor aun, sabiendo que apenas meses despues en Batman Incorporated Damian Wayne iba a morir, ¿porque no juntar estos sucesos o linkearlos de alguna manera?

Si descomponemos en objetos claves toda esta historia, el concepto principal es la desfiguracion, el dolor, la ruptura. El Joker usa su propio rostro como una mascara como si fuera Leatherface de La Masacre de Texas, corta unos dedos de la mano de la madre de Barbara Gordon e inclusive ciega temporalmente a Alfred arrojando acido en su rostro. Es tan evidente la intencion de decir que todos los integrantes de la familia – y todos nosotros – vamos a quedar marcados de por vida, que la falta de consecuencias arruina la propia historia.

Si Grant Morrison ya habia cantado pri para matar a alguien o a Snyder le faltaba el coraje necesario, la resolucion podria haber sido tan sencilla como hacer que la ceguera del fiel mayordomo fuera permanente, lo cual inclusive hubiera agregado todo otro set de caracteristicas a quien ya es uno de los mejores personajes de toda la serie. Inclusive, no era necesario matar a uno de los buenos, ya que el Joker se toma el tiempo de apresar villanos, por lo cual podriamos haber prescindido de alguien como El Pingüino, que ya quedo completamente fuera de epoca, en una escena donde el principe payaso intenta declarar su amor a Batman con una ofrenda de justicia.

Sin embargo, la maxima prueba de amor hubiera sido asesinar a Harley Quinn. Siendo aun uno de mis personajes favoritos, realizar esa accion en el climax de la historia hubiera demostrado un compromiso del Joker hacia Bruce Wayne, del escritor a su historia y de la editorial a sus lectores. DC se enorgullece de matar heroes por dos o tres años, pero los villanos no cuentan con tal privilegio y eso definitivamente hubiera sido patear el tablero.

No me malinterpreten, La Muerte de la Familia es una lectura decente que simplemente no supieron como redondear. Ya desde el vamos, hacer una cita con el nombre a la muerte de Jason Todd, merecia una historia que estuviese a la altura de las circunstancias. Mi manera de cerrarla hubiera sido con una familia intacta pero con una cicatriz emocional en carne viva, generada por un Alfred ciego de por vida – lo que inclusive podria haber llegado a hacerlo mas ironico y picante, como si fuese posible -, y una Harley Quinn muerta a manos del amor de su vida, en un intento platonico del Joker por conquistar a Batman, su amor no correspondido. Lamentablemente, en este comic, todo fue color de rosas.

En esta nota

Comentarios