Noticias

A 18 años de Silent Hill 2 - ¿Es el mejor juego de terror de todos los tiempos?

El título que golpeó a las puertas del miedo esencial.

Avatar del

Por: Tomás García

A 18 años de Silent Hill 2 - ¿Es el mejor juego de terror de todos los tiempos?

A 18 años de Silent Hill 2 - ¿Es el mejor juego de terror de todos los tiempos?

Durante la era de de la reivindicación de los Survival Horror, habían solo dos juegos que nos podían dar un buena experiencia de terror. Por un lado, un juego del que pareciera que día a día hablamos más, Resident Evil, de Capcom. Y por el otro, el de Konami, que curiosamente, hablamos menos y menos, mientras su recuerdo se funde en el olvido. Por supuesto estamos hablando de Silent Hill. Y aunque estas series no podrían ser más dispares, a fines de los 90, eran prácticamente como Boca y River.

Hoy, con el tiempo como lupa, podemos ver el brillo dorado de esa época. Realmente no sabíamos lo que teníamos, con secuela sobre secuela que parecía mejorar aún más el juego. Así es como, un día como hoy de 2001, Silent Hill 2 vio la luz de manera exclusiva para PlayStation 2, pero eventualmente encontró su camino hasta la Xbox original, y una versión muy, pero muy triste, de PC.

Este título fue nuevamente desarrollado por Team Silent, lo que quiere decir que fue escrito nuevamente por Takayoshi Sato, además de ser el Director de CGI. Por eso no es casualidad que Silent Hill, entre sus novedosas mecánicas y propuesta, sea mayormente reconocido por su guión, atmósfera y cortes de escena. Antes de su partida, el Director del juego original, Keiichiro Toyama, había dejado la base fundacional para lo que sería la serie la serie. Esto, sumado al inesperado éxito del primer juego, le permitió al equipo explorar elementos mucho más maduros y polémicos que aquellos del juego que lo comenzó todo.

Team SIlent sabía que, al igual que su predecesor, la secuela tenía que concentrarse en la historia. Un juicio acertado, ya que la jugabilidad nunca fue el fuerte de Silent Hill. Pero para esa época, hacer un juego de “acción y aventura” —por lo menos desde un punto mecánico— que se concentre principalmente en la historia, era un decisión que muchos pensaban, podía acabar con la franquicia. Pero era tan firme la dirección que tenía el equipo, que estaban convencidos de lo que tenían que hacer, para lograr lo que querían. Querían que la historia fuese la estrella del show, algo que ningún juego del género había intentado hasta ese momento.

Silent Hill 2 hizo todo lo que el primero, y más.

Como muchos que lo hayan jugado seguramente se dieron cuenta, o se enteraron, el secreto detrás de la historia de Silent Hill 2, es que se trata de una reimaginación supernatural de Crimen y Castigo, la aclamada novela de Fiódor Dostoievski. Esto se debe principalmente a que Sato quería que la historia tenga todos los elementos de terror necesario, pero que su centro, fuese la moralidad de la culpa y las consecuencias del individualismo relacionado con intentar justificar las propias egoístas acciones con la noción de que son hechas por el bien común. Y nada refleja esto, mejor que el viaje del protagonista, James Suderland.

Así es como terminamos con simbología que dio vida a pesadillas como Pyramid Head. El latente pueblito Silent Hill, después de todo, está formado por las emociones más fuertes de sus protagonistas. Y ningún juego de la serie condujo a casa este punto más que este. Si prestamos verdadera atención a los detalles que componen el mundo y sus enemigos, vamos a poder entender qué clase de persona es James Suderland, y la clase de bajas emociones que lo atan al pueblo fantasma.

En esta nota

Comentarios