91 | The Last Guardian | Los 100 mejores juegos de la década 2010
Tops

91 | The Last Guardian | Los 100 mejores juegos de la década 2010

Una trilogía truncada que encontró su final feliz, aunque muchos no estuvieran de acuerdo con algunas mecánicas del juego. Recordemos por qué The Last Guardian merece su lugar en este listado

Avatar de Maximiliano Baldo

Por: Maximiliano Baldo

Los que disfrutamos de PlayStation 2 en su momento atestiguamos el lanzamiento de varios juegos que se volverían íconos de la consola y, a su vez, de la industria de los videojuegos en general. Dos de los mejores ejemplos provienen de la misma mente, primero con ICO y luego con Shadow of the Colossus. Pero se había prometido un tercer juego para cerrar la trilogía de Fumino Ueda… una promesa que se volvería mito con el paso de los años y las generaciones de consolas, hasta volver a levantar esperanzas para, finalmente, salir de su estado vaporware en 2016.

The Last Guardian; tal es el título del juego en cuestión; retoma la estética de ICO y Shadow of the Colossus para presentarnos una nueva aventura de plataformas y puzles en 3D, una vez más centrando la acción alrededor de un elemento y/o mecánica específica; en este caso, nuestro querido compañero animal, Trico, una enorme criatura, híbrido de características felinas con alas, que carga desde el primer momento un nivel de empatía extraordinario.

Será Trico el centro de las soluciones a los problemas de nuestro joven protagonista, que debe huir de un castillo con la ayuda de este fabuloso animal. The Last Guardian tomaba elementos de los dos juegos previos para conformar un producto nuevo entre la estructura plataformera de ICO con el carisma de las criaturas gigantes de Shadow of the Colossus; y si bien el concepto funcionaba en teoría, en la práctica no dejaban de notarse algunos baches.

La espada de doble filo en este caso particular era todo el sistema de física e inteligencia artificial de Trico. Nuestra mascota gigante tiene un patrón de razonamiento propio, pero en teoría debería obedecer nuestras órdenes para trasladarse por zonas específicas del mapa y realizar acciones determinadas. Esto no siempre era así; muchas veces debiendo repetir órdenes o reacomodar primero algunos objetos para ver si, esta vez, Trico se dignaba a seguir sus instrucciones.

Si bien muchos encontraron estos desperfectos altamente frustrantes, a otros jugadores les pareció que ese comportamiento errático en el coprotagonista le daba mayor realismo y dinamismo a sus reacciones. La opinión final está, al fin y al cabo, en cada jugador; aunque podemos aceptar de forma unánime el enorme valor del juego como un Todo en la industria: no sólo es la culminación del trabajo de Fumito, también es una promesa gamer que, a pesar de su tardanza, terminó saliendo en un estado más que aceptable.

Recordemos que incluso la versión original de Shadow of the Colossus sufría de severos inconvenientes a nivel técnico (¡las caídas de cuadros por segundo!), pero ni eso le impidió convertirse en un hito. The Last Guardian no llega al nivel de sus predecesores pero, al igual que la criatura que estelariza su historia, es realmente imposible no sentir una enorme cantidad de empatía por él; porque si bien Trico era un monstruo a veces testarudo e incontrolable, también era NUESTRO monstruo testarudo e incontrolable, y lo vamos a defender hasta el final.

Estudio: Japan Studio
Lanzamiento: 6 de Diciembre de 2016
Plataformas: PlayStation 4

A lo largo de los últimos meses de 2019 vamos a elegir los 100 mejores juegos de la década de 2010. Todos los días vamos a postear dos de los elegidos, desde el 28 de octubre hasta el 16 de diciembre, día en el que vamos a presentar los 5 mejores de los últimos 10 años. Podés seguir la lista todos los días entrando a este hashtag.

En esta nota
  • los 100 juegos de la decada 2010

Comentarios