Noticias

10 años de Batman: Arkham Asylum ¿el mejor juego de superhéroes?

Y un día alguien la pegó.

Avatar del

Por: Tomás García

10 años de Batman: Arkham Asylum ¿el mejor juego de superhéroes?

10 años de Batman: Arkham Asylum ¿el mejor juego de superhéroes?

Como de alguna manera sucedió con las películas, hasta el lanzamiento de Arkham Asylum, costaba muchísimo señalar un juego de superhéroes y decir “¡Este es el mejor!” Porque había muchos pero ninguno era mejor. En la analogía, tenía que llegar un Spider-Man de Raimi o un Batman de Burton para ser tomado en serio. Un día como hoy, de 2009, los británicos Rocksteady enterraron el clavo de un simple y certero golpe con Batman Arkham Asylum, la culminación de una larga espera.

Finalmente pudimos ser ' The Batman'.

¡Oigan! Acá nadie quiere desprestigiar algún Spider-Man de PlayStation y hasta un juego de Wolverine, pero hasta cierto momento en el tiempo, el mejor juego de "Superhéroes" era Prototype, y eso dice mucho. Arkham Asylum entendió al personaje en cada una de sus facetas, y encima nos permitió jugar como él en cada una de ellas. Desde el combate visceral a los misterios detectivescos, y claro, su amplio arsenal de Bati-chiches. Está todo tomado en cuenta, incluso su dominio del miedo y la capacidad de bajarse cinco tipos, trabajosa pero seguramente.

Arkham Asylum cuenta la larga noche que pasa Batman en el asilo, justo cuando traen al peor de todos, Joker. Cuando todo sale mal, el mítico lugar de locos es comandado por ellos y Batman tiene que volverlos a poner en su lugar. Por supuesto, las limitaciones de locación funcionaron a su favor —por su escala continúa siendo uno de los mejores de la serie—, y encima hacen un montón con el escenario, que se vuelve protagonista en más de una ocasión. En lo que respecta a los cómics, tomaron de donde pudieron.

Después estaban las mecánicas, que entendieron el concepto de “Yo no estoy acá con ustedes. Ustedes están acá conmigo”, y nos permitió convertirnos en cazador sobre nuestras presas. Y si las cosas llegaban a puño limpio, teníamos un combate maravilloso que pulió ideas de Ubisoft (Prince of Persia y Assassin's Creed) para entregarnos la panacea en cuanto a sistema de combate arcade simple y ágil. A veces tal vez demasiado simple, pero han sabido mantenerlo fresco con varias adiciones.

"Oiga,  Batman. ¡Bájese del techo, pues!"

Cada uno de los aspectos que tenía que pegar, desde la estética hasta las mecánicas, fueron desarrollados con gran destreza y se nota. El juego no es bueno por ser de Batman, es simplemente un buen juego. El hecho de que sea de Batman y pegue todos esos detalles estéticos y narrativos, solo suma a que el juego sea aún mejor. Por supuesto que tiene falencias, está lejos de ser perfecto, pero es perfecto en lo que hace, y nunca había habido un perfecto en este género.

Sí, el final es un poco apurado, y hay un solo tipo de boss, incluyendo el final, pero la experiencia que logra de principio a fin, sobre todo por el nivel de detalle al que alcanza mientras malabarea todas estas mecánicas con un buen balance, permite ignorar también parte de sus falencias. En definitiva, elevó el género de juego de franquicia muchas veces vilipendiado como una forma rápida de hacer plata, a algo que tiene valor propio.

El verdadero logro de Arkham Asylum es encontrar las mecánicas que mejor representan al hombre murciélago. Su actitud, psicología y plasticidad en combate, y hacer de cada una de ellas algo divertido y interesante para explorar. Es normal que en los videojuegos una fórmula exitosa se convierta en norma, y por lo general suele aburrir rápido. Pero si había uno que quisiéramos que se haya vuelta norma, que sea este Batman.

En esta nota

Comentarios