Publicado el

Analisis | Un Sacoa de bolsillo

ANÁLISIS: SNK 40th Anniversary Collection (Switch)

Volver a la home

Por: Sebastián Cigarreta

SNK festeja 40 años en la industria con una colección de arcades que refleja su impacto en la historia del gaming.

La historia del gaming está formada por varias empresas pioneras, desde Atari hasta Capcom, un sinfín de títulos legendarios fueron definiendo los diferentes géneros hasta llegar a la modernidad. Una de las más importantes es SNK, que hoy en día es reconocida por su plataforma Neo Geo y por haber dejado una huella indeleble en los fighting games. Y no es para menos con juegos como Art of Fighting, Fatal Fury, The King of Fighter o Samurai Shodown, pero el camino que recorrió la compañía japonesa está pavimentado de grandes juegos que vinieron mucho antes, esos son los que vamos a encontrar en esta colección.

SNK 40th Anniversary nos propone recorrer los primeros pasos de SNK, su incursión en los títulos de arcade e inclusive algunas conversiones hogareñas para Nintendo. Esto significa dos cosas: por un lado vamos a poder experimentar títulos que, probablemente, de otra forma nunca podríamos haber jugado. Por el otro lado también implica que los grandes clásicos de pelea y los shooters que vinieron en los noventas, aquellos juegos que le dieron el renombre del que goza la empresa hoy en día, serán los grandes ausentes del listado.



Esta información es pública desde que el juego fue anunciado hace más de 6 meses, pero dada la fuerte relación que tiene SNK con el mundo del fighting game era necesario aclararlo una vez más. Ahora que nos sacamos de encima esta importante aclaración puedo asegurarles que SNK 40th Anniversary Collection es un viaje en el tiempo hacia una época más simple. Una década en la que los videojuegos querían vendernos fichas, nos proponían tirotearnos con aviones o naves espaciales, rescatar a una novia perdida recurriendo a reventar todo a las piñas o simplemente nos ponían en una jungla a matar enemigos con ametralladoras.

Dentro de la lista de 13 juegos que incluye la versión vanilla de esta colección, más si contamos aparte las conversiones de consola de la trilogía Ikari Warriors entre otros, habrá lugar para todos los clásicos que cimentaron la base de SNK. Así podremos ver el nacimiento de Athena Asamiya con Psycho Soldier, un shooter lateral que nos pone en la piel de la Idol mientras se escucha su clásica canción cantada desde un chiptune precioso. También podremos revivir los orígenes de Ralf Jones y Clark Steel, los protagonistas de la trilogía de shooters “Ikari Warriors” que luego pasarían a la gloria, junto con Athena, como parte de la saga The King of Fighters.



Pero más allá de los hits también hay juegos de culto que merecen volver al ojo público. Clásicos como los shooters Alpha Mission, Prehistoric Isle o TNK III comparten cartelera con beat ‘em up precursores como Street Smart. Mientras me paseaba por los pasillos virtuales de este Sacoa de bolsillo me encontré con P.O.W, un brawler que se llevó los ahorros de mi infancia durante un verano ochentoso y que aparentemente había desterrado de mi memoria. Esas premisas básicas, con sus controles rústicos previos a la invención del botón de salto (había que presionar puño+patada para saltar) aún conservan la magia. Y todo esto es parte de la propuesta de SNK 40th Anniversary Collection.

Además de la colección de juegos y sus versiones de consola, este compilado trae un completo modo museo. En él encontraremos los manuales que se distribuían junto con la compra de los arcades, fotos de juegos perdidos y un recuento del material promocional. Pero además hay dossiers de prensa de los protagonistas y todo tipo de rarezas que solo se pudieron ver en Japón. Este contenido, junto con el soundtrack completo de los juegos, termina de cerrar con broche de oro el rol de conservación que cumple SNK 40th Anniversary Collection.



En cuanto al trabajo de emulación está a la altura de las expectativas. No solo trae la posibilidad de reescalar la pantalla en su formato tradicional, rellenando los lados con wallpapers como es costumbre, sino que incluye algunas novedades. La primera es la función de “rebobinado”, ideal para superar algunos juegos a pesar de su endiablada dificultad. La segunda es el clásico “Quick Save”, para no perder el progreso de nuestra partida, pero la más destacada es sin duda la inclusión del “Autoplay”. En esta vamos a poder ver una partida completa jugada por la IA con la ayuda de autotools, pero no quedará solo en una demostración ya que podemos incorporarnos a la partida en cualquier momento. Esta mecánica revive en parte la ilusión del “attract mode” que tanto vimos en las máquinas originales, pero además nos ayuda a iniciar el juego desde cualquier punto gracias a los comando de adelantar o retroceder el video.

La propuesta se completa con algunas adiciones en cuanto a los controles, que fueron aggiornados para ajustarse a los tiempos que corren, pero aún se pueden usar en su configuración original. Y si la idea era jugar con un amigo y un solo par de joycons el parche de día 1 incluye la opción de configurar los títulos de doble stick (como Ikari Warriors) para moverse y disparar usando uno solo, así que todos los frentes están cubiertos. Es cierto que 40 dólares puede parecer un precio alto por 13 juegos y algunas versiones de NES, pero habrá 11 juegos adicionales que llegarán el 11 de diciembre para llegar a un total de 24 y serán absolutamente gratuitos. Entre los próximos a salir hay títulos de la talla de Chopper 1, Time Soldiers y Bermuda Triangle, pero también más juegos de esos que ayudaron a transformar a SNK en un gigante.

SNK 40th Anniversary Collection no es lo que el público masivo esperaba, no trae Metal Slug ni sus juegos más famosos. Por el contrario está orientado a los conocedores, aquellos que quieren volver a jugar estos pilares de la industria de la mejor manera posible sin dejar la vida (y varias hipotecas) en el intento. También para los curiosos que quieran experimentar cómo evolucionó el gaming sin reparar en propuestas que no han envejecido del todo bien. Es un museo interactivo que busca satisfacer a un nicho y conservar grandes clásicos a la vez, y en ese sentido es una propuesta más que interesante.


LO MEJOR

  • Conserva una parte importante de la historia
  • La emulación y la presentación en general
  • Grandes juegos y sus versiones hogareñas
  • La decisión de entregar DLC gratuito

 

LO PEOR

  • Algunos juegos no envejecieron bien
  • Grandes ausencias
  • Parte del contenido del museo está en japonés