Publicado el

FichineAR | Puzles y novela visual se encuentran

FichineAR | Evan's Remains: puzles místicos en una isla soñada

Volver a la home

Por: Florencia Orsetti

Tags: fichinear
Desde La Plata, nos llega un fichín que puede ser una de las sorpresas del año. Puzles y novela visual

Evan’s Remains es el nuevo proyecto del joven platense Matías Schmied, una aventura con puzles que se explican por si solos. No es el primer videojuego de Matias ya que hace unos meses nos cautivó con ROOMS, pero Evan’s Remains es, sin dudas, algo más ambicioso, al menos en términos narrativos. Vayamos de paseo por su isla paradisiaca, aunque con cautela, porque nada es lo que parece.

En pocas palabras, podemos definir a Evan’s Remains como un plataformas 2D de puzles. Pero Schmied, confesado fanático de aventuras como Yume Nikki, incluyó elementos de novela visual y le dio a la estética general un toque nostálgico. En el juego tomamos el rol de Dysis, una chica que está en búsqueda de un niño genio desaparecido llamado Evan. El mundo de juego es idílico y colorido, pero los puzles a enfrentar en el camino no son tan permisivos.

Con salvadas diferencias, Evan’s Remains nos recuerda un poco a The Witness, al menos en la forma en que nos enseña a entender su mundo. ¿Hay diálogos? Claro. ¿Hay personajes extraños? También. Pero a la hora de la jugabilidad, no hay tutoriales, sino pistas visuales de cómo resolver los puzles.

Como en todo plataformas, hay un poco de desafío en calcular saltos. Pero la verdadera cuestión está en saber activar las plataformas, que se hacen visibles o invisibles, de acuerdo a la dirección de nuestro salto. Puesto en palabras, es complejo. Pero una vez que estamos con el joystick en mano frente a Evan’s Remains, las mecánicas se entienden por si solas.

Matias cuenta que empezó el desarrollo del juego a fines de año pasado y que continua desarrollándolo en su tiempo libre. Trabaja en solitario y destaca la libertad creativa que se permite, y desarrolla sus proyectos teniendo siempre en mente los videojuegos que le hubiesen gustado jugar durante su adolescencia.

Evan’s Remains no se muestra mucho en público, pero pudo vérselo en eventos de exposición como EVA Córdoba, el pasado septiembre, o esta misma semana, en EVA La Plata, el 20 de octubre. Es de esperarse que la gente en eventos se quede pegado al stand para jugarlo: visualmente, es de lo más divino, y la estética anime a la que apuesta Matías es de lo más popular.

A comienzos de año, la Asociación de Desarrolladores de Videojuegos de Argentina (ADVA), lanzó una nueva edición de su programa de mentorías, “Mi Primer Videojuego Publicado”. La idea detrás es conectar a desarrolladores que trabajan en su primer proyecto con expertos de la industria que cuentan con más de una década de experiencia. Evan’s Remains resultó ser uno de los videojuegos elegidos para ser mentoreado por ADVA y Matías dice que aprendió muchísimo con los consejos:

Mi experiencia con ellos es muy positiva. De no haber salido seleccionado y de no haber recibido el buen feedback de Javier Otaegui [el mentor], capaz que a esta altura no hubiera seguido con el proyecto”. Dice Matías. Una de las desventajas de desarrollar en solitario es que nunca sabemos qué tan bueno está lo que estamos creando hasta que lo sometemos a la mirada de otro. Ahora Evan’s Remains va como viento en popa y Matías se encuentra en la búsqueda de publishers para posicionarlo mejor en el mercado.

Actualmente, Evan’s Remains tiene una versión demo que puede jugarse en eventos, como ya mencionamos más arriba, y está planeado para PC. No tenemos fecha concreta de lanzamiento, pero esperamos que llegue pronto. La aventura de la pequeña Dysis promete atraparnos en más de una forma.