Publicado el

Ránking | Joyas sin prensa

Misterios de Steam: 10 éxitos de PC de 2018 que seguro se te pasaron

Volver a la home

Por: Maximiliano Baldo

Tags: IndiesSteam
El catálogo de Steam crece a tal ritmo que muchos buenos juegos pasan de largo. ¡Conocé algunos!

Desde que Steam abrió las compuertas y dejó entrar a cualquiera que tenga el precio de entrada en la mano para vender su producto, día a día el portal de juegos más grande de internet se colma de cientos de títulos de los cuales—seamos honestos—la enorme gran mayoría jamás hubieran pasado el estricto proceso de filtración que tenía Steam allá por 2011. Pero “la enorme gran mayoría” no es el total, y por eso siempre podemos encontrar esas lindas excepciones. Lo triste es que nadie más parece verlas.

Enterrados bajo montañas de basura digital hay ocultos verdaderos tesoros dignos de nuestro interés, pero es tal el volumen de títulos a examinar que esos juegos buenos pasan desapercibidos con demasiada facilidad. Es hora de hacer un poquito de justicia, al menos para los diez elegidos de este listado: juegos que venden muy bien pero que, irónicamente, no son tan mencionados fuera de círculos selectos de fanáticos. Preparen la billetera, que hay cosas muy interesantes y tentadoras a continuación.

  • 10
    Northgard
    Estrategia y construcción de pueblos se mezclan en Northgard, un interesante título basado en la cultura nórdica. Nuestra valiente tripulación de vikingos ha arribado a las costas de su nuevo hogar, donde deberán recolectar materiales, erguir viviendas y asentarse para sobrevivir. A su alrededor se yerguen peligros de toda índole, desde simples animales salvajes hasta criaturas provenientes de las más grandes pesadillas del Norte.

    Pero los más osados en el clan no se contentan con eso. Una saga a lo largo de la campaña de juego llevará a nuestros exploradores a tierras distantes, donde los peligros se multiplican a la par de la dificultad. Un título digno de nuestra atención.
  • 9
    theHunter: Call of the Wild
    Por supuesto que voy a hacer trampa en algunos de estos puestos y voy a mostrar juegos previos a 2018, pero es que muchos de ellos también se lo merecen. Por ejemplo, vean el caso de theHunter: Call of the Wild. Esteeee… mirá, si no te gusta ir a cazar animalitos mejor pasá al siguiente puesto, porque acá todo es cacería, viste. Call of the Wild nos deja explorar un mundo abierto de preciosas vistas en nuestra misión de cazador, buscando la próxima presa, rastreando sus pasos y disparando el tiro perfecto.

    Hay muchas cosas interesantes en este juego. Más allá de su bellísimo apartado visual tenemos una buena colección de mecánicas, especialmente de sigilo para evitar ser detectados por nuestra presa. Si te interesa eso de pegarle tiros a pobres bichitos para colgarles la cabeza en la pared como trofeo, dale, andá; al menos esto es virtual.
  • 8
    Shadowverse: Omen of the Ten
    En realidad Shadowverse aparece en el 2016, pero este año tuvo una actualización importante y este juego de cartas coleccionables volvió a estar en la boca de todos. Bah, mentira, porque este Top se trata justamente de juegos buenos que la prensa no les dio bola; pero eso no quiere decir que los jugadores hayan hecho lo mismo: al contrario, se coparon con el producto que, para mejor, es gratuito.

    Incluso si sienten que van a estar muy en desventaja a la hora de enfrentar a jugadores de todas partes del mundo que seguramente ya están familiarizados con las estrategias de las más de 700 cartas que componen el catálogo del juego, también hay un interesante Modo Campaña para entretenernos por horas. Tan sólo por eso vale la pena darle una oportunidad al juego. Si HearthStone ya te satura un poco, quizá sea un buen momento para un cambio de aires.
  • 7
    Deep Rock Galactic
    Sorpresa, sorpresa, voy a hablar de un juego de enanos mineros y NO ES Dwarf Fortress. No señor, esto es Deep Rock Galactic, un juego de acción para hasta cuatro jugadores en cooperativo en el que nuestra misión es explorar complejos sistemas de cuevas con nuestro grupo de enanos espaciales, encontrar preciosos minerales, excavar esos mismos preciosos minerales y dar defendernos de todos los bichos asquerosos que quieren evitar que nos llevemos los dichosos minerales preciosos.

    El juego hace gala de un apartado gráfico inusual, apelando a una geometría poligonal deliberada que le da una estética única. También los escenarios son totalmente destruibles, de manera que nuestros mineros espaciales pueden hacer su propia ruta hacia el botín. Y cuando las papas quemen, nuestro grupo contará con las armas para defenderse de los indeseables que merodean por la zona. Un muy interesante juego para descubrir junto a amigos.
  • 6
    Human Fall Flat
    Los juegos de física suelen no ser muy bien vistos en la industria moderna. Quizá demasiados títulos que se atreven a este género dejan que la gravedad y la fricción hagan de las suyas sin medir las consecuencias, y eso no sirve a la larga. Por eso Human Fall Flat consigue llamar nuestra atención: no sólo su sistema de física está correctamente ajustado, también el contenido de sus mundos nos ofrece muchísimas posibilidades de diversión.

    La idea básica del juego es navegar mundos de fantasía y resolver puzles del terreno haciendo uso de la física. Nuestro flexible protagonista podrá mover objetos y aferrarse a los mismos para intentar encontrar la solución a estos problemas, que a veces requieren que encajemos una vara en un punto específico, o que empujemos un bloque al lugar correcto. Su carácter de libre movilidad abre las puertas a múltiples soluciones para un mismo problema, algunas de ellas hilarantes por lo descabelladas que pueden resultar.

    Más hilarante y descabellado si podemos encarar el juego con la presencia de amigos en multijugador, lo que puede volverse un engrasado trabajo de relojería o un total y absoluto caos digno de ver. Al final del día lo que realmente importa es encontrar entretenimiento en el tiempo empleado, y entretenimiento es lo que Human Fall Flat tiene para darnos.
  • 5
    House Flipper
    La gran tragedia de House Flipper es que a primera vista puede ser fácilmente dejado de lado por parecer uno de esos simuladores baratos que agobian las estanterías virtuales de Steam, pero lo cierto es que tras esa primera impresión se oculta uno de los juegos más competentes de esta controversial rama de la industria.

    Nuestra misión aquí es adquirir casas en pésimo estado y arreglarlas para poder venderlas con ganancia. Nosotros nos encargaremos personalmente de todo el proceso de limpieza, construcción y reparación, y es allí cuando el juego realmente muestra su compleja profundidad: podremos hacer cosas simples; como recolectar la basura dejada por el inquilino anterior y limpiar pisos, paredes y ventanas; y también cosas más complejas; reparar el sistema eléctrico, demoler paredes; para sacarle el jugo a nuestra nueva adquisición.

    Puede llegar a ser una experiencia casi Zen; es el acto de tomar algo en mal estado y transformarlo en el lugar en el que nosotros mismos querríamos vivir. Dale, sacá el decorador interior que hay en vos.
  • 4
    They Are Billions
    Técnicamente un juego del 2017, pero le vamos a dar un poco de consideración porque el juego en sí se lo merece en base a su originalidad. Se trata de un título de estrategia en tiempo real situada en un futuro post-apocalíptico steampunk, pero la originalidad viene de parte del enemigo a vencer, que no es otra facción que construye su propia base en el extremo opuesto del mapa, sino los zombies que rondan por todos lados y, como bien su título lo dice, SON BILLONES.

    En serio, no menosprecien a los no-muertos y jamás se les ocurra pensar que tienen todo bajo control, porque They Are Billions está siempre a un zombie de que todo se vaya al diablo. Este juego no se enfoca tanto en la expansión de nuestra base sino en la protección de la misma (tiene sentido: cuanto más grande es nuestra base, más costará defenderla). La necesidad de salir a explorar para obtener recursos nos dará nuestros primeros encontronazos con grupos menores de zombies; pero cada cierto tiempo la horda vendrá a golpear a nuestra puerta reforzada para pedir una tacita de cerebro, y es en estos momentos cuando el pánico se apodera de nosotros porque, sí, la frase “un mar de gente” jamás había estado tan bien aplicada en un videojuego.

    They Are Billions es una experiencia tensa pero muy satisfactoria. Si lo que buscaban era un juego de estrategia en tiempo real original, atípico y extremadamente difícil, no busquen más porque lo acaban de encontrar.
  • 3
    Raft
    En general los juegos de supervivencia ponen al jugador en enormes mapas abiertos de generación procedural. Raft toma el extremo opuesto y nos deja varados en medio del océano con únicamente unas pocas tablas en las cuales caminar. ¿Cómo podemos sobrevivir a semejante situación? Por fortuna el agua está colmada de cosas que podemos usar, desde nuevas tablas hasta pedazos de metal y algas. También hay un tiburón hambriento dando vueltas por ahí, así que guarda con meterse al agua sin una lanza improvisada.

    Actualmente en Early Access, la enorme gracia de Raft es justamente esa severa limitación en nuestra área de juego y cómo la iremos expandiendo a medida que añadimos más espacio en nuestro hogar flotante. Los desarrolladores están trabajando fuerte en el juego y cada nueva actualización añade contenido jugoso. De hecho, ahora podemos encontrar islas para explorar un poquito, sin dejar de ser nuestra fiel balsa el principal foco de atención. Ojalá que el proyecto se mantenga a flote.
  • 2
    Squad
    Aquí tenemos un concepto fascinante: la simulación e inmersión de un ARMA con la acción de un Battlefield. Squad parece un juego multijugador de acción más del montón, pero tiene una carta ganadora y está en su propio título: “Squad”, es decir, “Escuadrón”. En estas épicas batallas a gran escala los lobos solitarios llevan las de perder, porque la verdadera fuerza ganadora está en la cooperación y coordinación de grupos de jugadores formando escuadrones.

    El juego hace énfasis en dicha coordinación, dejando que los jugadores asignen roles y cumplan funciones para el beneficio del grupo. Un escuadrón competente podrá sorprender a más de un jugador que decidió hacer la Gran Rambo y salir a los tiros por cuenta propia. No señor, acá se premia el trabajo en equipo. Justamente por eso al principio el juego puede ser bastante confuso—incluso un poco “mucho”—para los nuevos jugadores, pero luego de unas partidas; y en especial si encontramos un buen escuadrón; veremos el enorme potencial de este concepto.
  • 1
    ECO
    Decir todo lo bueno que tiene este juego es imposible a menos que me largue a escribir como un condenado, así que tratemos de resumir: ECO es un juego de mundo abierto en el que debemos evolucionar nuestra tecnología—de talar árboles para hacer cabañas hasta construir sistemas electrónicos de defensa global—para evitar la eventual colisión de un meteorito que destruirá nuestro mundo. El problema principal es que, jugando solo, es prácticamente imposible lograr ese objetivo debido a que un único individuo no podrá abarcar todas las ramas de la ciencia y tecnología que ofrece el juego. Hay que buscar ayuda en los amigos.

    ECO está apuntado a juego multijugador. Cuantos más jugadores en un servidor, mejor. La especialización de individuos en áreas específicas ayudará al grupo a avanzar tecnológicamente, a fin de alcanzar el punto en el que podremos construir algo que pueda dar cuenta de ese peligro espacial en camino. Sin embargo, el peligro que destruya el mundo bien podrían ser nuestras propias manos, ya que todo lo que hacemos impacta a la naturaleza del lugar: talar demasiados árboles, cazar de forma desmedida y lanzar humos tóxicos de nuestras maquinarias; todo contribuye al impacto ambiental y, de hecho, ese es todo el punto: ECO es un juego educativo disfrazado de mundo abierto, y lo que logra es magnífico.

    Este juego iría perfecto para grupos escolares como trabajo en equipo: desarrollar una conciencia ecológica al ver el impacto de nuestras acciones en el propio juego. Si entramos en un servidor y nos vamos en solitario a hacer lo que nos plazca pronto descubriremos que no sólo no llegaremos lejos sin la ayuda de otros jugadores, sino que nuestros actos egoístas están afectando también a todos los demás. Sólo lamento que este juego no esté aún en español, porque sería fantástico como herramienta educativa.

1. Northgard

Estrategia y construcción de pueblos se mezclan en Northgard, un interesante título basado en la cultura nórdica. Nuestra valiente tripulación de vikingos ha arribado a las costas de su nuevo hogar, donde deberán recolectar materiales, erguir viviendas y asentarse para sobrevivir. A su alrededor se yerguen peligros de toda índole, desde simples animales salvajes hasta criaturas provenientes de las más grandes pesadillas del Norte. Pero los más osados en el clan no se contentan con eso. Una saga a lo largo de la campaña de juego llevará a nuestros exploradores a tierras distantes, donde los peligros se multiplican a la par de la dificultad. Un título digno de nuestra atención.
Anterior Siguiente < >