Publicado el

Ránking | La Guía del Videojugador Nipón

¿Por dónde empiezo, sempai? 10 puntos de partida para sagas de gaming japonés

Volver a la home

Por: Maximiliano Baldo

Muchas grandes sagas Gamer son difíciles de encarar.. a menos que empieces por estos juegos

A ver, gente, está claro que a todos nos gustan los videojuegos (o sea, están leyendo esto en un sitio web bastante Nerd, hasta de nombre), pero últimamente acceder a algunas sagas clásicas; en especial las que proceden de Japón; es cada vez más difícil a causa de sus complejos y extensos legados.

Muchas veces ocurre que el jugador no se atreve a experimentar un juego por ser la quinta entrega de la segunda saga del tercer spinoff de la trilogía original, y es bastante comprensible; quizá no conozcamos todo el trasfondo histórico de lo que venía pasando hasta ese momento en ese universo Gamer en particular, tal vez perjudicando el potencial disfrute de la nueva aventura. Pero hay que dar ese salto. Hay que entrar al juego.

¿A cuál, sin embargo? Bien, exploremos diez sagas clásicas del gaming japonés y veamos con qué juego deberían empezar en cada una de ellas.

NOTA IMPORTANTE: No incluimos Kingdom Hearts en la lista porque ya no tenemos idea qué cuernos es ese plato de tallarines argumentales. ¿Empiecen por el primero, si quieren? Yo ya ni sé…

  • 10
    MONSTER HUNTER: Monster Hunter World
    Salir a cazar bichos gigantes es una propuesta muy interesante, pero también intimidante. Los juegos de la saga Monster Hunter se caracterizan por soltarle la mano al jugador para que éste se las arregle como pueda ante bestias escurridizas que corren, vuelan y arremeten con toda la furia, y eso puede desmoralizar rápido a cualquier jugador principiante. En términos de accesibilidad, quizá la mejor opción para todo aquel que desee darle una oportunidad a la serie sea el título más reciente de la misma: Monster Hunter World.

    Decimos “accesibilidad” principalmente por la gran variedad de sistemas en los que podemos disfrutar de este juego, siendo ellas Xbox One, PlayStation 4 y PC, lo que irónicamente deja afuera a Nintendo Switch (la saga Monster Hunter tenía gran aceptación en 3DS) y por lo visto todavía no hay planes para un port allí. Pero bueno, enfoquémonos en el juego. Monster Hunter World mantiene la temática principal de salir a cazar criaturas voraces para obtener materia prima que será usada en la fabricación de nuevas y mejores armas y armaduras, para luego salir a cazar más bichos enormes. Es un concepto redondo que suma puntos por su activa comunidad online, que muchas veces ayuda a los más novatos a derrotar monstruos en cacerías cooperativas. Tan sólo por ese elemento esta es la mejor forma de encarar un verdadero “monstruo” de saga.
  • 9
    MEGAMI TENSEI: Persona 4 Golden
    Ya de por sí toda la franquicia Megami Tensei es un concepto bien difícil de encarar para cualquiera que no haya jugado alguno de estos juegos de rol, así que para dar ese primer paso a un portal de locura y perdición (¿?) mejor vayamos a por uno de sus derivados más conocidos; es decir, la saga Persona. La idea detrás de esta sub-saga es la de un grupo de jóvenes que viven el día a día de forma normal (más que nada a partir de Persona 3), pero que de una forma u otra terminan involucrados en una serie de aventuras sobrenaturales con las que también tendrán que lidiar.

    Si bien la más reciente entrega de esta sub-saga es Persona 5, el jugador neófito quizá se sienta mucho más a gusto con Persona 4. Más exactamente, Persona 4 Golden para PSVita, que añadía nuevo contenido a un juego que ya ofrecía muchísimo. Esta es la mejor forma de empezar a entender las mecánicas y elementos de la saga; principalmente una introducción a los demonios, las fusiones y los elementos sociales entre protagonistas. Y si Atlus se pusiera las pilas y largara un Persona 4 Golden para consolas modernas (y PC, dale, copate), eso sería francamente fantástico.
  • 8
    DRAGON QUEST: Dragon Quest VIII: Journey of the Cursed King
    Una de las sagas de rol más queridas de la industria es Dragon Quest. Estas fantásticas aventuras deleitaron a generaciones de jugadores a lo largo de los años, desde su primer lanzamiento en 1986, y por supuesto que hoy en día los jugadores más jóvenes pueden verse en aprietos a la hora de darle una oportunidad a este universo. ¿Por dónde empezar?

    Una muy buena opción es Dragon Quest VIII: Journey of the Cursed King. Hay un par de motivos particulares, comenzando por el hecho de haber sido el primer juego de la saga totalmente en 3D, lo que hacía del apartado visual algo mucho más agradable. Mejor aún, tuvo una gran remake para Nintendo 3DS en 2015, que luego vio su versión en Norteamérica en 2017. Poder llevar este juego a todas partes es una excelente excusa para darle una oportunidad, y gracias a su engañosa simplicidad inicial el jugador irá tomando envión hasta que la curva de dificultad lo tome desprevenido; pero para ese entonces ya estaremos tan metidos en la historia y en sus memorables personajes que aceptaremos gustosos ese desafío. ¿Tenés 3DS? ¿Te gusta el buen rol a la vieja escuela? Ni lo dudes, entonces.
  • 7
    YAKUZA: Yakuza 0
    Una de las grandes sagas de Sega sin duda es Yakuza, pero como saga resulta bastante intimidante para los recién llegados a la misma: todos sus juegos poseen elementos que relatan a eventos de entregas anteriores, haciendo muy difícil a un novato dar sus primeros pasos en la narrativa. ¡Por suerte apareció Yakuza 0!

    Este juego es una precuela a los eventos principales, de manera que no vamos a tener que preocuparnos por entender los tejes y manejes de la mafia Japonesa. El juego parece estar hecho específicamente para que los que nunca tocaron la franquicia puedan entrar a la historia de la misma, manteniendo sus mecánicas elementales y muchas de sus actividades secundarias intactas, y simplemente dejándonos disfrutar de este mundo de crimen con una cuota de simpático delirio nipón. Lo mejor es que ahora el juego está disponible en PC a un precio súper accesible y con un port muy bien realizado, así que entrar al universo de Yakuza es casi una invitación inexcusable. Sería un crimen NO aceptar la invitación.
  • 6
    MEGA MAN: Mega Man X
    La saga Mega Man siempre tuvo una estructura forjada a fuego: múltiples jefes que podían ser enfrentados en cualquier orden; armas especiales que obteníamos de los jefes abatidos; correr, saltar, disparar. Claro que ha habido cambios importantes en el diseño de esa estructura: el primer Mega Man para NES era un martirio de dificultad, mientras que el futuro de las versiones “X” se volvía innecesariamente complejo. No, el punto de inicio a esta magnífica franquicia ha de ser el momento en el que el balance de buen gameplay y una dificultad apropiada estrecharon las manos para el deleite de sus jugadores. O sea, con el lanzamiento de Mega Man X para SNES.

    El primer título de la saga X, también el primer Mega Man desarrollado para Super Nintendo, presentaba una notable serie de mejoras respecto a sus antecesores. No sólo un apartado gráfico más detallado y colorido; también una jugabilidad pulida en la que se apreciaba un mayor flujo en el movimiento de nuestro protagonista. Además de los poderes obtenidos de los jefes principales también podíamos encontrar las cápsulas del Doctor Light para obtener nuevas piezas de armadura, ganando habilidades adicionales y volviéndonos más poderosos. Digamos que es en este juego en el que tenemos un correcto balance entre el concepto clásico de la saga y las nuevas tecnologías para hacer de la experiencia algo mucho más agradable, y eso funciona perfecto para quien nunca jugó un juego de esta franquicia.
  • 5
    METAL GEAR: Metal Gear Solid 3 Snake Eater HD
    Acá ni me tengo que esforzar porque la respuesta la da el mismísimo Hideo “Mirá Qué Lindo Tráiler De Death Stranding, No, No Hay Gameplay Todavía” Kojima. En una entrevista se le preguntó esta misma cuestión; con qué juego debería empezar alguien que jamás jugó un Metal Gear; y Hideo no dudó en proponer Metal Gear Solid 3.

    Kojima hace énfasis en el sistema de control del juego, más moderno y accesible respecto a los títulos anteriores. También sugiere que, si al jugador le gustó el 3, que pase directo a Metal Gear Solid 4, indicando que si quiere saber la historia del 1 y el 2 quizá le convenga más leer la novela; esto dicho en relación al tipo de cámara usado en los primeros juegos que, debido a que es más una vista aérea, dificulta ver al frente y confunde un poco a los que están acostumbrados a cámaras en tercera persona.

    Si lo dice Kojima…
  • 4
    POKÉMON: Sun & Moon
    Si acaso hay una saga conocida en todo el mundo, esa saga es Pokémon. Desde mediados de la década de los ’90 Nintendo nos viene incitando a capturar bichos para nuestras peleas de gallos legales y virtuales. Caramba, qué perspectiva… PERO EN FIN. La idea básica de cada juego es exactamente la misma: recorrer el mundo y capturar criaturas para usarlas en combate. Características aparte, la saga se ha mantenido bastante repetitiva; pero hay un factor en especial que ha ido evolucionando a lo largo de la historia del juego, y que es la razón principal de que Sun y Moon sean los dos juegos que recomendamos para entrar a este universo: la comunidad online.

    Instancia tras instancia la interacción entre jugadores ha ido en aumento, al principio sólo para intercambiar Pokémon (que era la única forma de hacer evolucionar a algunos) y combatir, y luego añadiendo más elementos de interacción, como las entrevistas que podíamos encontrar de otros jugadores o los mensajes que nos daban junto a los Pokémon intercambiados. Con la llegada de una conexión online poderosa aparecieron los primeros juegos que ya utilizaban esta función a pleno. Hoy Pokémon es un juego social. Se puede disfrutar en solitario, sí, pero la verdadera diversión está en la creciente interacción con otros usuarios para intercambiar bichos y combatir; y por eso lo mejor es entrar al juego directamente desde su más reciente versión; que al fin y al cabo el núcleo de su mecánica permanece estática.

    Al menos hasta que salgan los nuevos juegos para Switch, y especialmente cuando se anuncie el título principal para la misma consola. ¿Se vendrá, al fin, el MMORPG posta de Pokémon?
  • 3
    FINAL FANTASY: Final Fantasy X Remaster
    Partamos de la base de que, salvo excepciones, todos los juegos de Final Fantasy son historias autoconclusivas. Pero, ¿por cuál empezar? Es muy difícil recomendar el primero de la saga, porque incluso con su remasterización para Game Boy Advance se sigue sintiendo medio tosco en su abundante falta de mecánicas (¿se puede tener una abundante falta de algo…?). Estoy tentado de sugerir Final Fantasy VI, pero más que nada la remasterización de GBA que corregía varios bugs y hacía un mucho mejor trabajo de traducción. Sin embargo, y por mucho que sorprenda, quizá el mejor puesto de entrada a esta saga sea… Final Fantasy X. Pero la versión remasterizada, ¿eh?

    El motivo principal por el que sugerimos este juego en particular es porque es el primero de la saga con gráficos “decentes”, y por favor no se sientan insultados los que gusten de los juegos anteriores. Comprendamos que quizá el arte Pixelart de las primeras entregas no cause una impresión tan grande en los tiempos modernos (menos aún desde la saturación de juegos con RPG Maker), y aunque los Final Fantasy desde el 7 hasta el 9 son muy buenos (siendo FFVII el “clásico” y FFIX uno de los más queridos), sus apartados gráficos no están totalmente a la altura de las circunstancias. Es a partir de FFX que se hizo un severo lavado de cara para mostrar protagonistas mejor diseñados; y ya se sabe que la primera impresión siempre es muy importante.

    Además, debido a la linealidad del juego FFX puede ser una buena primera impresión para el jugador inexperto, que luego podrá arriesgarse a títulos más buenos dentro de la saga. Y cuando está todo dicho y hecho, la historia de FFX no estaba TAN mal… sólo quizá algunas escenas en particular (¡Jaaaa jaaaaa jaaaaa!, eso). Ah, y esa cosa llamada Blitzball. En fin, ustedes vayan y jueguen Final Fantasy X… Y cuando sientan que les gusta, vayan y jueguen Final Fantasy VI y vean cómo les vuela el marote.
  • 2
    MARIO: Super Mario World
    ¡Vamos, todo el mundo conoce a Mario! ¡Hasta los que nunca en su vida han jugado un videojuego! Pero también es cierto que el ícono máximo del Gaming tiene un extenso historial en su haber. ¿Con qué juego conviene arrancar si nunca antes jugamos un Super Mario, antes?

    Esta es una de las situaciones en la que jugar el primero, el clásico de NES y Family, es suficiente… Aunque no es “el primero-primero”, pues antes Mario había sido el protagonista en Donkey Kong como Jumpman, y luego presentó a su hermano Luigi en el simpático juego de Arcade “Mario Bros.” de pantalla estática en la que nuestros fontaneros favoritos eliminaban tortuguitas y cangrejos. Pero sí, la primera instancia plataformera con scroll horizontal de Mario sigue siendo hoy en día una excelente puerta de entrada al Reino Champiñón… ¿o no?

    Debido a que prácticamente todos los juegos 2D de Mario se juegan igual, quizá el apelativo esté en otra parte. Tal vez el primer juego para entrar a la saga sea el grandioso Super Mario Bros. 3, que le sacaba el jugo a la NES con una excelente colección de mundos y bastantes power-ups. Pero si ese es el caso, quizá el mejor lugar para empezar sea el Super Mario World de SNES, que además de un apartado gráfico más agradable le daba al personaje titular un nivel de control mucho mayor, más preciso. Cualquiera de las tres opciones es bastante viable, aunque personalmente me inclinaría por empezar con el Super Mario Bros. original, para entender el concepto básico que catapultó al personaje a la fama, y luego seguir con Super Mario World para descubrir cómo evolucionó el juego en potencial.
  • 1
    THE LEGEND OF ZELDA: A Link to the Past
    Pocas sagas han llegado a ser tan relevantes en la industria como las aventuras de Link en su eterna cruzada por salvar a Hyrule (o al pueblo de turno en algunos de sus juegos) de las garras del temible Ganon (o del villano de turno en esos otros juegos). A la hora de recomendar un juego ideal para todo aquel que nunca probó un Zelda es tentador mencionar Breath of the Wild por su libertad de acción y mundo abierto, o también Ocarina of Time por sus logros técnicos en el paso al 3D… pero no; tenemos que diluir la esencia de la franquicia en el juego que realmente puso a Link en el mapa del imaginativo popular, y eso ocurrió con el clásico de SNES, A Link to the Past.

    Es muy importante entender todo lo que este juego hace bien. Dicen que la tercera es la vencida y, de hecho, A Link to the Past es el tercer juego de la saga. El primer Zelda sigue siendo un clásico indiscutible y asentó las bases de lo que sería una franquicia basada en la exploración de un mundo fantástico y la recolección de ítems y armas como forma de subir de nivel. Las limitaciones de NES hacían de este un juego con varios baches técnicos que hoy lo vuelven muy difícil de recomendar para principiantes, aunque no tanto como The Adventure of Link, el segundo juego de la saga. Esta secuela cambiaba radicalmente la forma de juego, pasando de la exploración con vista cenital a una aventura plataformera en 2D. Si bien el juego en sí no es malo, su dificultad es enorme; imposible de recomendar a un novato.

    Por eso A Link to the Past triunfa. La saga regresa a la vista cenital y aprovecha los beneficios de la SNES para mandarse una gloriosa Aventura a lo largo y ancho de dos mundos interconectados. El control del juego es más fluido, más accesible, y el uso de las nuevas armas y herramientas generan puzles de terreno que nos van a hacer explorar Hyrule una y otra vez, pudiendo acceder a nuevas áreas a medida que ganamos poderes. Es el balance perfecto entre las libertades de su mundo abierto y la linealidad en el paso de sus calabozos y mazmorras; un juego que sabe arrancar suave para poco a poco escalar la dificultad de manera casi imperceptible. Por algo todavía hoy es un clásico indiscutible que se sigue disfrutando como el primer día.

1. MONSTER HUNTER: Monster Hunter World

Salir a cazar bichos gigantes es una propuesta muy interesante, pero también intimidante. Los juegos de la saga Monster Hunter se caracterizan por soltarle la mano al jugador para que éste se las arregle como pueda ante bestias escurridizas que corren, vuelan y arremeten con toda la furia, y eso puede desmoralizar rápido a cualquier jugador principiante. En términos de accesibilidad, quizá la mejor opción para todo aquel que desee darle una oportunidad a la serie sea el título más reciente de la misma: Monster Hunter World. Decimos “accesibilidad” principalmente por la gran variedad de sistemas en los que podemos disfrutar de este juego, siendo ellas Xbox One, PlayStation 4 y PC, lo que irónicamente deja afuera a Nintendo Switch (la saga Monster Hunter tenía gran aceptación en 3DS) y por lo visto todavía no hay planes para un port allí. Pero bueno, enfoquémonos en el juego. Monster Hunter World mantiene la temática principal de salir a cazar criaturas voraces para obtener materia prima que será usada en la fabricación de nuevas y mejores armas y armaduras, para luego salir a cazar más bichos enormes. Es un concepto redondo que suma puntos por su activa comunidad online, que muchas veces ayuda a los más novatos a derrotar monstruos en cacerías cooperativas. Tan sólo por ese elemento esta es la mejor forma de encarar un verdadero “monstruo” de saga.
Anterior Siguiente < >