Publicado el

FichineAR | Diseño de videojuegos sobre rieles

FichineAR: "Tenemos trenes, tenemos videojuegos, el siguiente paso es la Train Jam"

Volver a la home

Por: Florencia Orsetti

Lunatika entrevista al organizador de la Game Jam más insólita, que tiene edición en Argentina

Para venir a EVA Córdoba, ya no me imagino otra forma de hacerlo que no sea en tren” dice Blas Ingiulla entre risas, organizar de Argentina Train Jam. El joven desarrollador vio en nuestro país el lugar ideal para imitar el modelo de la Train Jam estadounidense, que se hace todos los años antes de GDC, el evento de desarrollo de videojuegos más grande del mundo.

Concluida la segunda edición de Argentina Train Jam a principios de este más (hay más info en esta nota), hablamos con Blas, que también pude participar de la Train Jam original este mismo año, invitado por su creadora Adriel Wallick. Tenemos trenes, tenemos desarrolladores y tenemos videojuegos, el paso que sigue es simplemente natural.


¿Cómo surgió esto de organizar una Train Jam en Argentina?

Porque para mí era un sueño participar de la Train Jam. No tenía los recursos, ni el apoyo ni ninguna manera de ir a la Train Jam original. Además, me empecé a dar cuenta que no es necesario viajar tanto para hacer cosas copadas. Dejé de ver a GDC como el sueño de todo desarrollador. Hay quienes se gastan una locura en ir hasta allá, cuando hay mucho que se puede hacer acá. Hay casos en los que es necesario irse hasta GDC, pero en el caso particular de una game jam sobre un tren, siempre sentí que se podía hacer acá. Así que dije, ¡vamos a probar!

Adriel están muy contenta de que la hayamos podido hacer. Otros países propusieron hacerla, pero Argentina es el segundo, después de Estados Unidos, donde lo conseguimos, ¡y se pudieron organizar dos encima!

Train Jam en Estados Unidos

Y al final se te dio y pudiste participar de la Train Jam original…

Sí, me invitó Adriel. Participé para ver qué estaban haciendo, aprendí mucho de cómo la organiza ella. Le dije que iba con esa misión, de aprender, y siento que la cumplí. Tenemos muchas cosas que aplicar en la Train Jam de acá, allá Adriel ya la tiene aceitada. Pero para la tercera edición de la nuestra, ya vamos a empezar a hacerlo.

Argentina Train Jam 2017

Y ahora que viviste ambas experiencias, ¿qué te gustaría aplicar a la Train Jam Argentina que viste que funcione allá?

Creo que es importante remarcar las diferencias. Claramente, ellos tienen un costo de vida más alto. De repente, para un desarrollador de allá pagar el ingreso a la Train Jam no es un gasto muy grande, no es una locura. Otro punto muy interesante que tiene la Train Jam de allá es lo internacional, porque está acompañada de GDC. Nosotros acá lo que buscamos es más localista y federal. De hecho, participó gente de Rosario, de Tierra del Fuego, muchos platenses. Nos gustaría que pueda participar gente de todas las provincias, estamos viendo cómo coordinar eso actualmente. Comunidad hay en muchos puntos del país y me gustaría tener diversidad en nuestra Train Jam. De hecho, esto último es uno de los objetivos de Adriel, el de darle oportunidad a todos, no solo a aquellos que entran en el estereotipo de desarrolladores de videojuegos.

Después hay detalles. Nos gustaría tener más camarotes, por ejemplo. Sería muy útil.

Y sobre el trayecto, ambas ediciones fueron Retiro – Córdoba, ¿pensaste en hacerlo hacia otros puntos? Digo, el tren llega hasta Jujuy, ¡ja!

¡Obviamente que sí! Córdoba fue el trayecto intermedio. Dentro de las opciones que teníamos estaba Mar del Plata, donde hay comunidad… ¡pero el problema es que ahí el tren llega muy rápido! Entonces surgió Córdoba, donde hay una gran comunidad y el tren hasta llegar ahí tiene un recorrido largo. De todas formas, esta game jam es cortita, en general las game jam duran 48 horas. Pensamos en Tucumán, la duración del trayecto los favorecía, pero ellos no tienen una comunidad tan fuerte. Al menos esa es mi impresión, tal vez es desconocimiento. Será cuestión de que me inviten y poder ver en qué andan los desarrolladores de Tucumán.

De todas formas, la última palabra la tuvo la encuesta que publicamos el año pasado cuando estábamos apenas soñando todo esto. Una de las preguntas era a qué evento les gustaría llegar junto con la Train Jam y cerca del 60% dijo que quería venir a EVA Córdoba.

Es totalmente hacer Argentina Train Jam hacia otros destinos, Tucumán sería ideal por temas de tiempo. Será cuestión de averiguar.

¿Y cómo viviste esta segunda edición?

La vi más tranquila. La primera Train Jam era la primera de todos. Estuvimos muy pendientes del deadline porque nos teníamos que bajar del tren. Esta vez, los participantes calcularon mejor el tiempo. La mayoría ya tenía el juego terminado para la mañana del sábado, así que pudieron dormir el resto del viaje.

Se vio la diferencia entre quienes repitieron la experiencia y los nuevos. Los nuevos se preocuparon más, pero no se vivió ese estrés del año pasado que se contagiaba. Los que viajaron el año pasado, en esta edición ayudaron a bajar esa locura.

La experiencia estuvo mejor, fue de camaradería. Muchos ya nos conocíamos y nos gustó que se sume gente nueva. Tratamos de ser más diversos este año, así que bajamos los requisitos. Sacamos el parámetro de que la Train Jam no podía ser tu primera jam y se sumaron dos primerizos.


Blas cerró la entrevista diciendo que está especialmente contento con los comentarios de quienes participaron en la Train Jam original y en la versión argentina. “Me dijeron que si bien son diferentes, ambas se disfrutan mucho. Cada una tiene su personalidad. Creo que estamos haciendo las cosas bien y se nota que muchos llevamos esto de jammear arriba de un tren en el corazón”.