Publicado el

Analisis | Mi más sentido pésame

ANÁLISIS: Sorry for Your Loss S01E01: One Fun Thing

Volver a la home

Por: Jessica Blady

Elizabeth Olsen lo pase peor que con Thanos.

Nadie te puede decir cómo lidiar con la pérdida. Es un proceso personal que cada uno debe procesar a su debido tiempo y bajo sus propias condiciones. Pero, lamentablemente, el mundo sigue girando alrededor y es por eso que hay que seguir a flote. Por ahí viene la cosa de “Sorry for Your Loss”, drama creado por el dramaturgo Kit Steinkellner que, de la mano de Facebook Watch, le sale a competir de igual a igual a cualquier otro sistema de streaming.

Elizabeth Olsen es Leigh Shaw, la protagonista de esta historia, una joven periodista que puso su vida en alto tras la repentina muerte de su marido Matt (Mamoudou Athie). Desde entonces, la chica no volvió al trabajo, ni a pisar su departamento. Ahora, vive en casa de su madre Amy (Janet McTeer) junto a su hermana Jules (Kelly Marie Tran), quien lidia con sus propios problemas de alcoholismo.

Leigh ocupa sus días dando clases de danza en el instituto de mamá y trata de mitigar la pérdida en un grupo de apoyo. Nada parece aminorar el dolor que, muchas veces, se traduce en encontronazos con Jules o con Danny (Jovan Adepo), el hermano de su marido al cual, de alguna manera, culpa por la tragedia sin darse cuenta de que ambos están en el mismo barco.

“One Fun Thing”, al igual que el segundo episodio -los cuatro primeros ya están disponibles para ver directamente en la página de Facebook-, está dirigido por James Ponsoldt, responsable de algunos episodios de “Master of None”, “Shameless” y “The Spectacular Now” (2013), entre otras cosas. En esta primera y contundente media hora, el realizador va y viene en el tiempo, desde el oscuro presente de la protagonista, hasta esos meses previos donde todo era felicidad junto a su pareja, mostrando una rutina desganada y bastante alejada de lo que solía ser. Esto es el duelo y, lo quiera o no, es un proceso que todos deben atravesar.

Lo que más pega de “Sorry for Your Loss” es la naturalidad de sus diálogos, sus personajes y sus situaciones. Imposible no caer en la trampa y empatizar con cada uno d ellos, porque la muerte es un tema que, de alguna u otra forma, nos pega a todos.

Elizabeth sigue demostrando que siempre fue la mejor de las Olsen, pero incluso actuaciones como las de Tran (sí, la Rose de “Los Últimos Jedi”) y la del ascendente Adepo (“The Leftovers”) tienen un peso específico indispensable para la historia, que cala en los más hondo.

Todos tienen su lugar asignado, orbitando alrededor de Leigh, pero al mismo tiempo atraviesan sus propios problemas. Ninguno es perfecto, y hasta pueden resultarnos desagradables a primera vista, aunque sabemos que es su forma de combatir la pena, mientras buscan ese rayito de luz que los ayuda a seguir con el día a día.   

Este es el primer paso para la protagonista que, después de tres meses, tiene que empezar a encauzar su vida, lidiando con la compasión ajena, las frases hechas y los lugares comunes que siempre surgen en estas situaciones, pero también abriéndose hacia los que intentan ayudarla, aunque no puedan sentir el infierno que atraviesa.     

“Sorry for Your Loss” es de esos dramas que te van a hacer lagrimear sin que te des cuenta, asintiéndole a la pantalla cada vez que se presenta una de estas situaciones tan familiares. También trata de buscar el lado más positivo y un poco de humor en los rincones más oscuros porque, al fin y al cabo, escomo la vida misma.