Publicado el

Editoriales | Lo moderno hecho viejo

JAMMIN': Demake Jam

Volver a la home

Por: Maximiliano Baldo

Hasta los más grandes y ambiciosos juegos tienen su potencial demake, y en esta Jam vemos varias

Una de las ocurrencias más entretenidas de los desarrolladores independientes es el concepto de “Demake”, que vendría a ser exactamente lo opuesto de una Remake; es decir, en lugar de tomar un juego y crear una versión mejorada del mismo, estos locos lindos llevan las características principales del título elegido a un nivel evolutivo anterior. Por ejemplo, tomar Super Mario 64 y transformarlo en un plataformero 2D con niveles y mecánicas similares.

La idea del Demake tiene mucha mayor prevalencia en artistas de pixelart, quienes diseñan hermosas escenas pixeladas representando imágenes estáticas de cómo podría verse tal o cual juego en una versión más “mínima”, como la belleza que podemos ver a continuación:

Eso que ven allí es la obra de AlbertoV y sí, es una idea de cómo se podría ver Resident Evil 2 en su Demake, demostrando el enorme atractivo de este concepto y teoría.

Pero de la teoría a la práctica hay una brecha bastante considerable; abismo al que muchos entusiastas programadores se atreven, ya sea para sumarse a la movida o porque desean practicar sus habilidades de programador. Reducir un juego a sus conceptos básicos es un desafío en sí mismo, y a veces resulta sorprendente lo bien que algunos formatos funcionan para títulos de gran porte. Por todo eso vale mucho la pena prestarle atención a este tipo de Jams, y hoy queremos destacar algunas de las ocurrencias más simpáticas, originales y funcionales que salieron de la Demake Jam. A jugar.

 

Picoman Go

Voy a advertirles desde ya que varios de los juegos elegidos para este compilado han sido desarrollados en Pico-8, y es que las limitaciones de esta hermosa consolita de fantasía le vienen como anillo al dedo a la temática de la Jam. Vean, si no, el simpático Picoman Go.

Es literalmente el Hitman Go pero en versión Pico-8; y cuando digo “literalmente” me refiero a que hasta el autor admite que los niveles de esta recreación minimalista de un juego que ya era una recreación minimalista están basados en el título original. Eso sí, más allá de respetar las mecánicas originales, la limitación en el apartado gráfico puede traer algunos inconvenientes al principio; pero el juego se sigue disfrutando igual.

 

Metro Cop

Cuando íbamos a las salas de Arcade solíamos enviciarnos con montones de juegos clásicos, pero hubo uno que ya se nos había olvidado. Qué bueno que Metro Cop no olvidó al Virtua Cop original.

El icónico juego de disparos regresa en una demake que usa correctamente el apartado pixelart para emular los gráficos poligonales de aquellos años mágicos. Claro que no tenemos una pistola para apuntar a nuestro monitor, de manera que tendremos que valernos del mouse para eliminar a los malos y recargar nuestra arma cuando la necesidad lo demande. Esto convierte al juego en una especie de “Point-And-Kill”; bastante más sencillo que el original, pero no deja de sacarnos una sonrisa a los más nostálgicos.

 

BioEvil 4

¿Alguna vez pensaron que Resident Evil podría ser un buen juego de Ghost and Goblins? Bueno, ambos están desarrollados por Capcom, ¿verdad? Mientras al estudio original se le ocurre la idea, otro ya la tuvo y la hizo realidad en esto que se llama BioEvil 4.

Esta fantástica demake de las desventuras del pobre Leon Kennedy posee un apartado gráfico pixelart magnífico y una jugabilidad bastante aceptable. Su verdadero talón de Aquiles, sin embargo, es el cuestionable diseño de niveles y la disposición de enemigos en ciertos puntos del mapa. ¡Ni siquiera Ghost and Goblins era tan injusto! Démosle crédito al desarrollador por haber logrado algo así en tan poco tiempo, pero si este pibe se pone las pilas y continúa desarrollando el concepto a lo mejor saca algo realmente fantástico.

 

Delunky - Endless Descent

Aquí tenemos un curioso efecto de rebote. Todos sabemos que Spelunky vio la luz como un juego gratuito con gráficos pixeleados, que luego obtuvo su versión HD con un lindo lavado de cara y contenido adicional. Bueno, ahora resulta que, para esta Jam, Spelunky vuelve al pasado y sigue de largo para convertirse en Delunky – Endless Descent.

Esta creación en Pico-8 es una verdadera obra de arte. No sólo se mantiene fiel al juego original, también consigue emular muchas de sus características principales dentro de las limitaciones de la consolita de fantasía. La mayoría de los movimientos de nuestro personaje están disponibles: movernos, saltar, usar el látigo, usar escaleras, lanzar cuerdas y bombas, colgarnos de los bordes y hasta agarrar y lanzar objetos. También muchos elementos del juego hacen acto de presencia: murciélagos, arañas, serpientes y trampas. Por si fuera poco, el mapa se va generando de forma procedural. Es genuinamente impresionante; vayan y disfruten de esta maravilla.

 

Runner

Mirror’s Edge es un título muy querido por todo el que ha tenido el placer de jugarlo, y buena parte de ese cariño se ve reflejado en Runner, una adorable demake del mismo. Aquí tenemos a Faith yendo a los trancos, pero en 2D. La verdad, el juego en sí ya era un plataformero, así que el nuevo formato no le viene nada mal.

Quizá el único problema de este juego sea que su esquema de control es un poco difícil de usar; un inconveniente bastante frecuente en todas estas Jams, dado que los desarrolladores no suelen tener suficiente tiempo como para pulir esos detalles. Más allá de eso, el juego funciona y se disfruta bastante.

 

Low Knight

Ni los Metroidvanias se salvan de tener demakes propias. Uno de los Metroidvanias más queridos de los últimos años es, sin duda, Hollow Knight; juego que es honrado con esta representación minimalista en Pico-8, titulada Low Knight.

No se dejen engañar; pese a su pequeño tamaño el juego funciona perfectamente, permitiéndonos obtener algunos ítems para mejorar nuestras habilidades. Incluso podremos realizar varios movimientos clásicos del juego original, como atacar hacia arriba y hacia abajo (esto último en medio de un salto) y hasta recuperar puntos de vitalidad con parte de las almas obtenidas de los enemigos derrotados.

Se destaca el magnífico apartado visual, que añade algunos efectos que se ven muy bien. Hay que jugarlo para creerlo.

 

Thieves at Sea

Jajaja, sí… Esto es Sea of Thieves pero reducido al tamaño de un RPG de la era de Game Boy. ¡Esto es Thieves at Sea, caramba! Este simpatiquísimo émulo del juego de acción multijugador de Rare nos permite explorar un puñado de islas e intentar cumplir algunas pocas misiones. Al principio cuesta bastante tomarle la mano, en particular por su tosco sistema de acciones, pero el juego se gana el cariño del jugador a pura base de nostalgia por ese apartado gráfico súper retro. Sí, dale.

 

Fyre

Me pregunto si SuperGiantGames habría imaginado algo así. Su más reciente título, Pyre, combina una especie de ritual/deporte con una narrativa compleja… y para su demake, Fyre, se hace especial énfasis en el ritual.

Es la misma idea que en el juego original: hay que llevar la bola a la pira del adversario sin tocar las auras de los contrincantes. Parece sencillo, pero los controles vuelven a la experiencia algo bastante flexible y desafiante; aunque es muy recomendable utilizar gamepad, pues varios movimientos requieren de cierta precisión. Vale la pena darle una oportunidad.

 

Low Mem Sky

A veces uno debe dar un paso atrás, quitarse el sombrero y dar sus más genuinas y honestas felicitaciones a cualquiera que sea capaz de realizar lo que Paul Nicholas se mandó con Low Mem Sky, que es exactamente lo que están imaginando: una demake de No Man’s Sky en Pico-8.

El propio Nicholas admite que esta no es una versión completa del juego y que le gustaría seguir mejorándolo en el futuro, pero lo que ya podemos experimentar en la versión actual es impresionante. Básicamente sólo podemos recorrer planetas, obtener algunos ítems, y viajar por el espacio; pero todos estos elementos funcionan perfecto y se sienten muy fluidos. Paul clama que en el futuro desea añadir más cosas: centinelas, vida silvestre, la capacidad de minar, armas, y hasta bases espaciales funcionales para poder hacer trueques; pero el sólo hecho de haber conseguido reducir parte de la experiencia principal de No Man’s Sky en el cartuchito virtual de Pico-8 se merece todos los elogios. Imperdible.

 

Death Strolling

Quiero terminar este listado con la que, en mi opinión, es la demake más original de todas… simplemente porque pertenece a un juego que todavía no fue lanzado. Damas y caballeros… les presento a Death Strolling.

Sí, es una interpretación de lo que, suponemos, será Death Stranding, el esperado nuevo juego de Hideo “Me Tomo Mi Tiempo” Kojima. Esta demake toma los elementos que pudimos ver en los últimos tráilers; es decir, tenemos que caminar por ahí repartiendo paquetes y aguantando la respiración cuando aparecen los temibles Wraits. Vale la pena jugarlo tan sólo por lo divertido del concepto. Ojalá que Kojima se entere del juego y lo termine agregando a Death Stranding como easter egg. Sería muy propio de él. Qué buena forma de terminar la lista.