ROKfmiE7N0c : :
Publicado el

Analisis Compumundo | Análisis

MOMENTO COMPUMUNDO - ANALISIS: Hitman Ep. 2 (PC, PS4, XONE)

Volver a la home

Por: Malditos Nerds

El pelado más famoso de los videojuegos vuelve en un segundo episodio que la rompe.

No vayamos con vueltas: el segundo episodio de Hitman es, hasta ahora, el mejor juego del año. No el mejor episodio o el mejor nivel, sino el mejor juego, ya que esta misión conocida como “El Mundo del Mañana” es un pequeño mundo abierto, que ofrece 10 o 15 horas de una experiencia magistral por un precio más que justo, aún si todavía no compramos el pack inicial.

En esta ocasión el agente 47 viaja al pueblito mediterráneo de Sapienza, un lugar paradisíaco lleno de actividad. El jugador experimentado en el género sabe que las primeras horas son de reconocimiento, y es un placer recorrer el lugar conociendo las pequeñas historias: el detective dormido en un banco de la plaza, el accidente que acaba de ocurrir en las afueras de la mansión, el asistente de cocina que está llegando tarde a su primer día en el trabajo… y todo, claro, es una oportunidad para infiltrarse y eliminar a nuestros tres blancos: un magnate farmacéutico, su jefa de científicos, y el virus que entre los dos están creando.

Las mecánicas no varían con respecto al episodio anterior. Hitman sigue siendo un juego de sigilo y nuestras herramientas para cumplir el trabajo son las mismas de siempre: armas de fuego que incluyen pistolas y rifles de francotirador, armas blancas silenciosas como el clásico garrote estrangulador, algunos elementos de distracción, y la capacidad de pasar desapercibidos como maestros del disfraz.

Pero con el segundo episodio queda claro que estas mecánicas funcionan mejor en un espacio amplio. En París cualquier metida de pata generaba un caos, pero en Sapienza es posible controlar los efectos de nuestros errores antes de tener un ejército entero encima. De la misma manera, ya no es necesario conocer cada uno de los movimientos de nuestros blancos. El relojito predecible de los diseñadores de moda del episodio anterior aquí no funciona, ya que el camino completo de cada blanco toma horas, y puede desviarse en formas que los buenos asesinos aprovecharán para atacar.

La historia principal de 47 y la conspiración que lo rodea continúa siendo impenetrable, pero son las pequeñas historias las que destacan en Sapienza. Como los fashionistas de París, Silvio y Francesca tienen una relación áspera y fascinante, que involucra de una u otra manera a cada uno de los habitantes del pueblo. Y es que Sapienza es el verdadero protagonista de la historia, uno de los ambientes más detallados que haya visto en un videojuego, en el que uno puede perder horas solamente tratando de memorizar su geografía y que es lo más cercano que haya visto al juego soñado del gran Warren Spector, diseñador de Deus Ex que imaginaba una calle cualquiera de una ciudad cualquiera que podamos recorrer en profundidad, atando cabos y viviendo la experiencia de sus habitantes.

Si París era una gran demostración del poder del motor gráfico Glacier Sapienza es su culminación. Al haber menos personajes que animar, IO puede jugar un poco más con la arquitectura del nivel, y en especial con la verticalidad, ofreciéndonos torres perfectas para francotiradores y túneles llenos de entradas y salidas secretas. El equipo de IO es uno de los pocos que exalta la belleza por la belleza en sí, llenando de detalles puramente estéticos la tarde de Sapienza. Aquí no se repiten puertas y ventanas, y cada textura parece distinta.


“El Mundo del Mañana” también confirma la genialidad del método de lanzamiento que eligió Square Enix para Hitman. Sabiendo que al terminar este nivel no hay nada más, disfrutamos el momento, lo estiramos al máximo y exploramos cada recoveco de Sapienza. Había destellos de genialidad en el nivel de París, pero esta segunda entrega es la expresión más clara del concepto Hitman, superando aún a los clásicos de generaciones anteriores.