Noticias

A Nintendo le preocupa la transición a su próxima consola

Durante el reporte financiero anual el presidente de Nintendo dijo que están precupados por la transición a la próxima consola.

Durante la sesión de preguntas con inversionistas de esta semana, el presidente de Nintendo, Shuntaro Furukawa, aseguró que la transición a la sucesora de la Switch es una “gran preocupación” para la empresa.

El portal VGC tradujo los dichos del ejecutivo, quien destacó que su intención es construir un vínculo a largo plazo con los más de 100 millones de usuarios actuales, tanto a través de sus cuentas de Nintendo como la utilización de sus IPs por fuera del gaming.

Furukawa dijo que la empresa es consciente que en las últimas generaciones las sucesoras de grandes éxitos no estuvieron a la altura de las expectativas: Wii vendió más de 101 millones de unidades y fue sucedida por la Wii U, que arañó las 14 millones; y la Nintendo DS, que puso más de 150 millones de portátiles en el mercado, fue reemplazada por la Nintendo 3DS, que no superó ni la mitad.

Por eso el presidente se aseguró de recordar que todavía le ofrecen soporte a la Switch, que según declaraciones anteriores está en la mitad de su ciclo cuando está entrando en su sexto año de vida.

“Ya hemos anunciado el lanzamiento de una parte de nuestra hoja de ruta de software hasta la próxima primavera. A diferencia del pasado, seguimos teniendo una gran variedad de juegos programados, incluso más allá de los cinco años posteriores al lanzamiento”.

Furukawa explica que el éxito de Switch les permitió dejar de lado otras plataformas y enfocar todos los recursos en este único sistema, aunque eso también podría resultar problemático:

“Sin embargo, la cuestión de si seremos capaces de hacer una transición tan fluida de Nintendo Switch a la próxima generación de hardware es una gran preocupación para nosotros. Basándonos en nuestras experiencias con Wii, Nintendo DS y otro hardware, está muy claro que uno de los principales obstáculos es cómo pasar fácilmente de un hardware a otro”.

“Para ayudar a aliviar este riesgo nos estamos enfocando en construir relaciones a largo plazo con nuestros clientes. Si bien continuaremos lanzando nuevo software en Nintendo Switch, también brindaremos servicios que también usan cuentas de Nintendo y otras IP fuera del software de juegos. Tenemos la intención de que esto ayude a crear un impacto duradero”.

Nintendo ya había dejado en claro que la retrocompatibilidad en el próximo sistema será una función fundamental para no dejar afuera a los más de 100 millones de jugadores anuales.

“Es importante considerar cómo podemos mantener y expandir ese número”, había dicho el presidente. “También va a ser esencial cuando consideremos nuestros planes para la próxima plataforma”.

Al respecto de la sucesora de la Switch, largamente rumoreada, la consultora Ampere Analysis anticipó que recién podríamos ver una nueva consola dentro de dos años como mínimo, porque las ventas de software continúan fuertes y el hardware está sufriendo casi exclusivamente por el efecto de la falta de componentes.

La consultora espera que la próxima consola llegue recién en 2024.

Dejá tu comentario