Análisis

ANÁLISIS | Nickelodeon Kart Racers 2 se queda sin nafta

A pesar de sus buenas ideas, Nickelodeon Kart Racers 2 no consigue destacarse en el género de los juegos de karts.

Dentro de los juegos de autos, los kart racers son un subgénero aparte. Mientras que los juegos de carreras más tradicionales ofrecen experiencias que relativamente buscan emular lo que es manejar un auto de verdad, los kart racers van por el carril opuesto y presentan carreras exageradas y fantásticas. Por más que sea fácil identificar cuál es el atractivo, es difícil destacarse en este subgénero gracias a juegos como Mario Kart o Crash Team Racing que monopolizan el público. Entonces, ¿puede un juego como Nickelodeon Kart Racers 2 diferenciarse lo suficiente como para llamar la atención?

Este nuevo juego funciona como secuela del Nickelodeon Kart Racers original, que en el 2018 fue muy mal recibido por una larga lista de motivos. Con esta secuela, el estudio Bamtang Games busca corregir algunos de los errores de aquel primer juego, pero lamentablemente no consigue solucionar todo. Algunos de los problemas del original siguen vigentes, y lo cierto es que el juego todavía no hace lo suficiente como para destacarse en un género tan dominado por unos pocos titanes. Así y todo, por lo menos intenta, y hay algo de valor debajo de todas las quejas que uno pueda tener.

Nickelodeon Kart Racers 2: Grand Prix - Announce Trailer | PS4

Por empezar, la jugabilidad no es nada del otro mundo, especialmente para un título de kart racing. Como ya es casi requisito en cualquier juego de este género, además de los típicos botones para acelerar, frenar y tener una vista trasera, podemos driftear, y mientras más tiempo estemos drifteando más turbo vamos a acumular para usar al momento de soltar el botón. Para completar el paquete del género, en las pistas podemos recolectar monedas que perdemos al ser golpeados y también ítems que pueden ser objetos ofensivos o defensivos. Cualquier persona que haya jugado un juego de kart racers inmediatamente va a entender cómo funciona Nickelodeon Kart Racers 2 en cuanto a jugabilidad.

De hecho, este es uno de los varios problemas que tiene el título: es demasiado parecido a otros juegos. Por supuesto que no todo juego del género puede reinventar la rueda, pero Nickelodeon Kart Racers 2 pareciera, en sus peores aspectos, que no quiere diferenciarse. Algunas mecánicas, como las monedas que aumentan la velocidad del kart a medida que uno las recoge, ya son típicas del género. Sin embargo, los ítems tienen tanta correlación con Mario Kart que es imposible no llamarlos por el nombre que tienen en el juego de Nintendo, con objetos completamente idénticos en funcionalidad a cosas como el triple Red Shell o el mítico Blue Shell.

Nickelodeon Kart Racers 2 Grand Prix_20201013192923.jpg
Si le sacás todo el Slime, no hay mucho que diferencie a Nickelodeon Kart Racers 2 de cualquier otro kart racer.

Si le sacás todo el Slime, no hay mucho que diferencie a Nickelodeon Kart Racers 2 de cualquier otro kart racer.

Jugabilidad de lado, el atractivo principal de Nickelodeon Kart Racers 2 es justamente el elenco de personajes que presenta. Como crossover de varios shows, el título cumple mucho más que el primer juego. Más allá de los clásicos obvios como Bob Esponja, Rugrats o Hey! Arnold, esta secuela incluye personajes de otros shows de culto como Invasor Zim, La vida moderna de Rocko, o incluso algunos relativamente más modernos como La Leyenda de Korra y Loud House. El roster es definitivamente el aspecto en donde el juego no deja nada que desear, con 30 personajes jugables de 12 shows diferentes, tanto para fans viejos como nuevos.

Las pistas tampoco se quedan atrás, con diseños basados en varios de los shows que los personajes representan. Algunas son reusadas del primer juego, pero las 28 pistas disponibles tienen su personalidad propia y un diseño más que correcto para lo que es el género. Hay pistas con atajos obvios, otras con atajos más complejos. Hay pads de turbo, rampas para saltar, obstáculos en movimiento. De nuevo, no es nada que sea nuevo para este tipo de juego, pero gracias a su ambientación inspirada en esos shows de Nickelodeon, las pistas son lo suficientemente entretenidas. Además, como también es propio de los kart racers, existen otras pistas diseñadas exclusivamente para el obligatorio Modo Batalla, aunque estas son más olvidables.

Nickelodeon Kart Racers 2 Grand Prix_20201013190856.jpg
Algunos desafíos son entretenidos, como el

Algunos desafíos son entretenidos, como el "Todos son Calamardo", basado en el icónico episodio de Bob Esponja.

La mecánica que podría decirse que es la más original en Nickelodeon Kart Racers 2 es el Slime. Popularizado en los Kids’ Choice Awards, este Slime se volvió un aspecto icónico de Nickelodeon y por supuesto que no puede faltar en su juego de kart racers. En las pistas hay segmentos llenos de Slime o cañerías que disparan esta sustancia a todos los que pasen, y manejar cubiertos de Slime llena un medidor que podemos usar en una habilidad especial determinada por nuestro “jefe”, representado por un personaje específico que elegimos antes de la carrera. Esas habilidades nos ayudan en la carrera de diferentes maneras, como por ejemplo ralentizando a los oponentes o dejando trampas especiales en la pista.

Esto va de la mano con los aspectos de customización del juego. Además de elegir un personaje, que viene con su propio diseño de kart, podemos determinar varios aspectos de nuestro vehículo que afectan el rendimiento en las carreras. Motores, ruedas y caños de escape modifican los cuatro stats de nuestro kart: velocidad máxima, turbo, giro y drifting. Así, podemos crear un altísimo número de combinaciones para hacer de nuestro kart algo realmente personalizado, y jugar los diferentes modos desbloquea todavía más opciones. Lo único que se le podría criticar al juego en este aspecto es que la selección inicial es muy limitada, y que desbloquear más artículos lleva quizás más tiempo que el necesario.

Nickelodeon Kart Racers 2 Grand Prix_20201014193850.jpg
Cada tanda de desafíos termina en una carrera con el personaje que vamos a desbloquear.

Cada tanda de desafíos termina en una carrera con el personaje que vamos a desbloquear.

Sin embargo, todos los modos ayudan a conseguir más opciones de customización. De por sí, cada carrera nos recompensa con monedas para comprar estas piezas, pero desbloquear los objetos en sí requiere modos específicos. Ya sea en las típicas copas de cuatro pistas, el clásico Modo Time Attack o el Modo Desafíos donde las carreras tienen condiciones específicas, todos estos modos desbloquean lo que necesitamos para personalizar nuestro vehículo, incluyendo personajes nuevos. El modo online no es necesario para conseguir nuevos objetos, pero sí es un buen lugar para probar nuestro kart personalizado contra otras personas.

Otro de los aspectos que el juego nos permite customizar tiene relación con aquella habilidad especial que utiliza Slime. El “jefe” que elegimos es un personaje no jugable que también se desbloquea a medida que jugamos los distintos modos, y el reparto de personajes es increíblemente amplio. Mientras que los personajes jugables se limitan por lo general a los principales, como por ejemplo Arnold, Helga y Gerald, los personajes secundarios como Harold o Eugene aparecen en esta parte de la customización. Además, podemos elegir otros dos personajes más para que sean nuestros “ayudantes”, cuyas habilidades son menos poderosas pero se activan automáticamente al cumplir las condiciones necesarias de cada uno.

Nickelodeon Kart Racers 2 Grand Prix_20201014194203.jpg
Las opciones de customización son varias, pero juntar monedas lleva su tiempo.

Las opciones de customización son varias, pero juntar monedas lleva su tiempo.

Si bien en estos aspectos Nickelodeon Kart Racers 2 seguramente le traiga una sonrisa a los fans, cuando uno considera el resto de la producción del juego la decepción es inmediata. A pesar de tener un elenco tan amplio de personajes ninguno de ellos dice una sola palabra en todo el juego, ni siquiera los gruñidos o gritos típicos al ser golpeados. El juego tampoco presenta ninguna de las melodías de las series licenciadas. Estos problemas venían del primer juego, pero en Nickelodeon Kart Racers 2, con un número de personajes todavía mayor, se notan aún más. Esta falta de cuidado en el apartado auditivo hace que el juego se sienta carente de vida. Sí, estamos manejando karts usando personajes conocidos, pero ninguno de ellos se termina de sentir como esos personajes en sí. Para colmo, el apartado gráfico del juego no es la gran cosa, con modelos 3D que dejan bastante que desear.

Nickelodeon Kart Racers 2 no termina de hacer lo suficiente para diferenciarse de otros juegos del género de kart racers. Al momento de jugarlo es sin dudas un juego competente, pero esa jugabilidad no es nada nuevo. Las comparaciones con juegos como Mario Kart abundan, y ni siquiera las mecánicas únicas del juego sirven para elevarlo. Para colmo, el juego desaprovecha la personalidad que podría tener al usar tantos personajes licenciados. Al ser todos ellos básicamente una marioneta muda, nunca se termina de sentir como que este es el crossover definitivo entre los personajes de Nickelodeon. No es que este sea un mal juego, pero considerando la competencia, es muy fácil de dejar pasar.

Embed

NICKELODEON KART RACERS 2: GRAND PRIX

06/10/2020 (PS4, XBOX ONE, SWITCH)
5.0

Jugué Nickelodeon Kart Racers 2 en Playstation 4 Pro durante un poco más de seis horas. Todavía me quedan algunas cosas por desbloquear, ya sea por falta de monedas o por estar ligadas al Time Attack, que no es de mis modos favoritos. En cuanto a performance, el juego corre perfecto, pero sí los modelos 3D de algunos personajes (como Carlitos de Rugrats), dejaban muchísimo que desear.

Dejá tu comentario