Análisis

ANÁLISIS | Monster Hunter Stories 2: un spinoff que podría ser más

Un nuevo spinoff de Monster Hunter llega a la Nintendo Switch y a PC, pero varios defectos le impiden alcanzar la altura que muchos esperaban.

Hablar de Monster Hunter no es lo mismo hoy en día que hace algunos años. Antes, esta serie de Capcom era altamente popular en Japón, pero del otro lado el charco se consideraba una serie de nicho. Ahora, Monster Hunter es un tanque imparable que vende como pan caliente en todo el mundo, y el responsable de ese cambio fue Monster Hunter: World. Previo al lanzamiento de aquel juego, Monster Hunter Stories fue el primer intento de Capcom de llevar a la serie a combate por turnos en un spinoff, pero no mucha gente le prestó atención en Occidente. Monster Hunter Stories 2: Wings of Ruin llega ahora a la Switch y a PC con un panorama completamente diferente, y aunque sus defectos no le permiten alcanzar las alturas que muchos esperaban.

Lo primero que hay que mencionar es que a pesar de tener un número dos en el título, Monster Hunter Stories 2 no es una secuela en cuanto a su historia y se puede disfrutar sin haber jugado el primero. En este juego, nuestro protagonista silencioso es el nieto del gran aventurero Red, famoso en una tribu de Riders que en lugar de cazar a los monstruos los doman para convertirlos en sus compañeros. Tiempo después del fallecimiento de Red, todos los Rathalos desaparecen misteriosamente y el resto de los monstruos comienza a actuar de manera violenta. Queda en manos de nuestro protagonista descubrir la causa de estos fenómenos y en qué se relacionan con las aventuras de Red, su leal compañero el Guardian Ratha, y la leyenda de un Rathalos maligno que se dice traerá destrucción al mundo.

Monster Hunter Stories 2 - Launch Trailer

Con la palabra historia en el nombre del juego, es de esperarse que este spinoff ponga un mayor énfasis en la narrativa que los juegos principales de Monster Hunter. Este título es un JRPG hecho y derecho, largo y lleno de cinemáticas y personajes que conocer. Así y todo, Monster Hunter Stories 2 no consigue escapar de algunos de los defectos que la serie en sí viene arrastrando de siempre, como por ejemplo el protagonista silencioso que le resta a la historia en vez de sumar. Igualmente, es una historia entretenida, con una perspectiva diferente a la de la serie principal, enfocada en establecer amistades con los monstruos, aunque cualquiera que esté familiarizado con narrativas de estilo anime shonen podrá predecir con mucha anticipación todas las sorpresas de la historia.

Lo que más diferencia a Monster Hunter Stories 2 de la serie principal es sin dudas su jugabilidad, y es en este sentido en que algunos incluso han llegado a comparar estos spinoffs con Pokémon. En este juego podemos criar varios monstruos, cada uno con su propio tipo de daño y habilidades. Nuestro personaje también participa en batalla y el juego hace un excelente trabajo en traducir varias de las mecánicas de los juegos principales a este combate por turnos. Todos los ítems que uno conoce de los juegos principales tienen usos similares, muchas de las armas ven sus mecánicas adaptadas a este nuevo combate y hasta la idea de romper partes de monstruos para obtener ítems extras está presente en este juego.

mhs2-1.jpg
Las cinemáticas no tienen nada que envidiarle a la serie principal.

Las cinemáticas no tienen nada que envidiarle a la serie principal.

La profundidad y la estrategia de este título está en tener un variado número de monstruos. Además de los daños elementales y resistencias a distintos tipos de armas que vienen de la serie principal, la mecánica más importante del combate tiene que ver con el estilo de ataque del monstruo: Poder, Velocidad y Técnico. Estos tres estilos básicamente forman un piedra, papel y tijera clásico de muchísimos RPG y es lo que realmente hay que dominar para salir victorioso. Cada monstruo se especializa en uno de estos estilos y queda en nosotros conseguir huevos de esos monstruos para tener las herramientas necesarias para vencer. Uno puede incluso “sacrificar” monstruos que no usemos para pasar sus genes a nuestros monstruos más poderosos y fortalecer sus ataques todavía más. Si bien Monster Hunter Stories 2 no tiene el alto número de monstruos de un juego como Pokémon, la profundidad de sus sistemas compensan por ello.

Fuera del combate, la exploración es quizás uno de los puntos más flojos del juego. Monster Hunter Stories 2 tiene mapas amplios, pero no mucho con qué llenarlos. A diferencia de la serie principal que hace que sus ecosistemas se sientan llenos de vida, en este juego se siente engorroso navegar los escenarios. Además de tener amplios espacios abiertos sin mucho que justifique ese tamaño, el diseño en sí deja mucho que desear, con varios desvíos que terminan literalmente en nada, ni siquiera ítems para recoger. Para colmo, los huevos de monstruos únicamente se pueden conseguir en “guaridas”, que son generadas aleatoriamente y sirven como pequeños dungeons, y añaden un paso más de exploración que se siente realmente innecesario.

mhs2-2.jpg
Conseguir un buen huevo del monstruo que queremos es más tedioso de lo que debería ser.

Conseguir un buen huevo del monstruo que queremos es más tedioso de lo que debería ser.

De la mano de la floja exploración vienen las misiones secundarias, que tampoco están a la altura de lo que uno esperaría. A diferencia de lo que uno está acostumbrado en un JRPG de este estilo, Monster Hunter Stories 2 utiliza la misma estructura de misiones secundarias que la serie principal, lo que reduce los objetivos a simplemente derrotar un determinado número de monstruos o recoger ciertos ítems. En los juegos principales, donde una pelea contra un monstruo se puede sentir como una batalla épica de 30 minutos, esta estructura tiene más sentido que en un juego donde la pelea se puede terminar en pocos turnos. Al menos las recompensas siempre suelen ser útiles, y van desde habilidades nuevas hasta ítems que lo pueden sacar a uno de algún apuro.

Esta sensación de que al juego le falta más pulido lamentablemente se ve también en el aspecto técnico, al menos en Switch. Si bien el estilo artístico es hermoso y las animaciones le dan pelea incluso a la serie principal, el juego tiene graves problemas de rendimiento. Desde el primer minuto, el framerate sufre de caídas que por momentos son bastante notables, y para colmo esto no se da únicamente al momento de controlar el juego sino también en las cinemáticas. Escenas que de lo contrario se sentirían épicas o emocionales pueden verse arruinadas por un juego que claramente tiene problemas en Switch. Es probable que en PC estos problemas no existan, pero en la consola de Nintendo son muy difíciles de dejar pasar.

mhs2-3.jpg
El combate termina siendo el aspecto más pulido del juego.

El combate termina siendo el aspecto más pulido del juego.

Al final de cuentas, Monster Hunter Stories 2: Wings of Ruin es un spinoff que quizás no sea para todo el mundo. Para los fans de Monster Hunter es fácil de recomendar gracias a las maneras en las que adapta ideas de los juegos principales a estas mecánicas diferentes. Para los que no sean amantes de la serie, o para los que no les alcanza simplemente con el carisma de Monster Hunter, los defectos del juego tal vez sean demasiado notables, ya sean los elementos frustrantes de la exploración, los puntos flojos de la historia o los problemas de rendimiento en Switch. Lo que no se le puede negar es que este juego es un sabor diferente de Monster Hunter, y para algunos eso será más que suficiente.

Embed

MONSTER HUNTER STORIES 2: WINGS OF RUIN

09/07/2021 (SWITCH, PC)
7.0

Dejá tu comentario