Análisis

ANÁLISIS | Monster Hunter Rise es otro titán de Capcom

Monster Hunter Rise llega a la Nintendo Switch para conquistar otra consola más con un excelente juego de la serie de Capcom.

Allá por el 2018 Monster Hunter: World se convirtió en el juego más vendido de la historia de Capcom y prácticamente salvó a la compañía de una racha que venía bastante inconsistente. Este éxito está completamente justificado; Monster Hunter: World fue un juego excelente que acercó la famosa serie de Capcom a nuevas audiencias. Ahora, el nuevo Monster Hunter Rise llega al mercado con unos grandes zapatos que llenar. Por suerte, después de haber pasado casi 30 horas con este nuevo título no solo me atrevería a decir que Rise cumple con todas las expectativas, sino que incluso tiene potencial de llegar todavía más alto que World.

Monster Hunter: World fue un juego que modernizó muchos aspectos de una serie que parecía impenetrable, y que dejó de lado la tendencia de la serie de juegos únicamente para consolas portátiles. Monster Hunter Rise se siente como lo mejor de los dos mundos: muchas de las mejoras introducidas en Monster Hunter World se encuentran presentes, pero esta vez el paquete se encuentra solamente en Nintendo Switch, una consola que te permite nuevamente jugar Monster Hunter donde quieras. A eso, además, se le suman muchas novedades que le dan al juego una identidad única, y la suma de todos estos aspectos hacen que el juego sea un título realmente increíble.

Monster Hunter Rise - Launch Trailer | Nintendo Switch

La estructura de Monster Hunter Rise puede dividirse fácilmente en dos partes: las misiones parte de la línea de Village Quests, y las que son parte de la línea de Hub Quests. Las Village Quests representan la narrativa del juego, donde encarnamos al único cazador de la pequeña aldea de Kamura mientras tratamos de resolver el conflicto detrás de la temida “Rampage”, una oleada de monstruos que hace 50 años arrasó con la aldea y ahora amenaza con atacar nuevamente. Estas misiones no pueden jugarse en modo cooperativo y la historia en sí es relativamente simple, con pocas cinemáticas narrativas muy de vez en cuando. La historia nunca fue el atractivo principal de Monster Hunter y en Rise esto no cambia.

Las misiones que forman las Hub Quests, en cambio, son las que uno va a continuar jugando incluso después de haber terminado la historia principal. A diferencia de las Village Quests, estas misiones están pensadas con multijugador en mente, aunque por supuesto que pueden jugarse completamente solo. La diferencia es simplemente que su dificultad es más elevada, y a veces los objetivos requieren cazar más de un monstruo a la vez. Es acá en las Hub Quests donde se encuentra el endgame de Monster Hunter Rise, con la ya clásica distinción entre Low Rank y High Rank, y donde uno se va a pasar el mayor tiempo grindeando monstruos para poder construir esas geniales armas y armaduras.

2021032715243700-6C53F6F49C292FD1C2157D3E0D773577.jpg
Bienvenidos a Kamura, donde te sirven la comida con canciones.

Bienvenidos a Kamura, donde te sirven la comida con canciones.

La aldea de Kamura es lo que ata a estos elementos y una de las cosas que más personalidad le da al juego. Monster Hunter Rise tiene una ambientación que recuerda a Japón feudal y Kamura lo demuestra en cada rincón. Los edificios tienen esa arquitectura icónica, los personajes principales recuerdan a ninjas, samurais y sirvientes de templos, y la comida de este juego es dango, un dulce tradicional japonés. Incluso los perros Palamutes y las aves Cohoots, las nuevas mascotas que se suman a los icónicos gatos Palicos, empiezan el juego con vestimentas tradicionales japonesas. Si Monster Hunter: World representaba el descubrimiento de un nuevo mundo, Monster Hunter Rise representa la calidez del hogar y de lo ya conocido.

Hablando de lo conocido, el combate de Monster Hunter Rise es a grandes rasgos lo que uno se puede esperar de la serie. Todos los tipos de armas presentes en los juegos anteriores se encuentran en este juego y al igual que en otras entregas cada tipo de arma es tan diferente que Monster Hunter se termina sintiendo como un buen juego de peleas, donde tu personaje tiene su propio set de movimientos. Por supuesto que un buen combate no es nada sin buenos enemigos y los monstruos de este juego son excelentes presas para cazar. Muchos regresan de juegos anteriores incluso a Monster Hunter World, y los monstruos nuevos de Rise son de los mejores que el juego presenta.

2021040119275400-6C53F6F49C292FD1C2157D3E0D773577.jpg
Aknosom es uno de mis monstruos nuevos favoritos.

Aknosom es uno de mis monstruos nuevos favoritos.

Las novedades que el combate presenta vienen de la mano con mejoras en la calidad de vida del juego. Los mencionados Palamutes no solamente sirven como un compañero más en batalla, sino que también podemos montarlos como vehículo para desplazarnos por el mapa a altas velocidades, mientras incluso podemos usar objetos a sus espaldas. Monster Hunter Rise además introduce Wirebugs, que funcionan como un arpeo para desplazarnos tanto de manera vertical como horizontal. Así, todos los mapas presentan muchísima más verticalidad, especialmente ahora que nuestro personaje puede correr por las paredes cual ninja. Estos Wirebugs, además, añaden nuevos movimientos a todas y cada una de las armas del juego, lo que hace que encontrar tu propio estilo de pelea se sienta más personal que nunca.

La pregunta del millón desde el anuncio de Monster Hunter Rise no era realmente si este juego iba a ser un digno sucesor de Monster Hunter World, sino cómo se las iba a arreglar para correr bien en la Nintendo Switch. La portátil híbrida de Nintendo ya tiene sus años, y hay algunos juegos incluso propios de Nintendo que tienen problemas de rendimiento y dejan mucho que desear. Monster Hunter Rise, sin embargo, es un juego impecable, con una calidad técnica que por momentos lo hace a uno olvidarse que está jugando en una consola menos poderosa que las actuales. En parte esto es por el excelente RE Engine de Capcom que realmente brilla en este juego, pero también es porque Capcom claramente supo dónde estaban las limitaciones.

2021032819011200-6C53F6F49C292FD1C2157D3E0D773577.jpg
Cada monstruo es presentado con un haiku que lo describe.

Cada monstruo es presentado con un haiku que lo describe.

Tanto en modo portátil como en la TV, Monster Hunter Rise es un juego realmente bello. Lo que le falta quizás en la cantidad de polígonos o calidad de texturas que quizás algún juego de otra plataforma puede portar, lo compensa con estilo. Esa ambientación de Japón feudal le juega muy a su favor especialmente en las cinemáticas, donde Capcom sabe camuflar muy bien la falta de detalle profundo con decisiones artísticas, como filtros que emulan proyecciones y haikus en las cinemáticas que presentan a cada monstruo. Además, el juego corre a 30 frames por segundo en todo momento, y realmente está posicionado a la perfección para el port de PC que llegará el año que viene.

Quizás lo más flojo que el juego tiene para ofrecer es el nuevo modo Rampage, que trata de recrear esa calamidad que amenaza a Kamura en un modo Tower Defense que realmente no tiene mucha emoción. Monster Hunter no se presta para este tipo de jugabilidad, por más que sea interesante ver a tantos monstruos juntos tratando de vencer nuestras defensas. Además, los tutoriales en general que el juego presenta dejan bastante que desear, por lo que quienes están jugando a Rise como su primer Monster Hunter quizás se vean mucho más abrumados que jugando Monster Hunter World.

2021032623005200-6C53F6F49C292FD1C2157D3E0D773577.jpg
Esta captura, sacada en modo portátil, demuestra que el apartado gráfico cumple con creces.

Esta captura, sacada en modo portátil, demuestra que el apartado gráfico cumple con creces.

Incluso con aquellos pequeños defectos, Monster Hunter Rise es un triunfo increíble. Capcom realmente se lució con una entrega que se planta firmemente como uno de los juegos esenciales de Nintendo Switch. Modernizando todavía más aspectos de la serie, combinándolos con un estilo artístico muy marcado, y ofreciendo una experiencia de juego que le calza como anillo al dedo a la consola, este juego tiene el potencial de romper todavía más récords que su predecesor. Capcom incluso ya prometió actualizaciones gratuitas con más monstruos y contenido narrativo, así que la nueva era de Monster Hunter Rise empezó con todo y llegó para quedarse.

Embed

MONSTER HUNTER RISE

26/03/2021 (SWITCH)
9.0

Dejá tu comentario