Opinion

No More Heroes: no más héroes como Travis, por favor

Jugando el relanzamiento de No More Heroes en Switch, me desayuné que Travis es más misógino de lo que lo recordaba

Goichi Suda (también conocido como Suda51) es conocido por hacer videojuegos que visualmente son un delirio, llenos de referencias a la cultura pop y mucho humor oscuro y escatológico. También es conocido porque muchos de sus juegos están llenos de fanservice al estilo de cualquier anime Ecchi. Incluso Lollipop Chainsaw, que tiene claras notas feministas, no se privó de sexualizar a su protagonista.

Pero acá no vamos a hablar de cómo los juegos de Suda51 cosifican mujeres –como pasa en un montón de juegos japoneses. Hoy venimos a hablar de No More Heroes y de cómo, en 2020, su sátira a la violencia ya no nos cae tan bien como antes. El debate que inspiró esta nota editorial nació en el último episodio de Malditos Games –gracias Joaco–, y acá voy a llevarlo a un ángulo personal.

no-more-heroes-remastered-es-anunciado.jpg_242310155.webp

No More Heroes es, según su creador, un beat ‘em up inspirado en el espíritu de la música punk. Travis Touchdown es un pibe que vive solo en un departamento chico, lleno de posters de anime, manga, gaming, miniaturas y por todos lados. Sus pertenencias son un reflejo de su personalidad: Travis es un retrato exageradísimo del otaku cool que se lleva el mundo por delante. Que no tiene riendas y que nadie le gana. Una fantasía adolescente para muchos varones.

Un día como cualquier otro, consigue un sable láser por eBay y su vida cambia. Termina metido en una liga de asesinos que luchan hasta la muerte para ver quién es el mejor. Y Travis, como no puede ser menos, hará todo para estar en la cima.

Casi como en una parodia a Star Wars (las referencias están en todos lados), Travis recorre su propio “camino del héroe” y vence, uno a uno, a estos asesinos y asesinas que se presentan como jefes a lo largo del título, hasta coronarse campeón.

kk3s3om6dqqge53iufzt.webp

Pero, la verdad, Travis de héroe no tiene nada. Es un misógino y un imbécil. Suda51 dijo en más de una ocasión que No More Heroes como saga es una crítica a la violencia de la sociedad y a un montón de porquerías que tiene Japón. Y aunque la crítica la podemos ver, el problema más grande de No More Heroes, que hoy en día es difícil de tolerar, es que a Travis no se lo castiga nunca.

Al ser una sátira, es normal que los rasgos estén exagerados, pero Travis lleva la misoginia a niveles que, en 2007, cuando llegó originalmente a Wii, la industria del gaming toleraba, pero que hoy en día son imposibles de ver. Al menos por audiencias maduras. Travis se encarga de decirles a todas y a cada una de las mujeres del juego todo lo que les haría si están con él. Y como si no alcanzase con eso, humilla a todas las mujeres con quienes se enfrenta. Las reduce, las maltrata de una manera particular, distinta, que nunca vamos a ver cuando luchemos contra ningún jefe masculino de los tantos que hay en el juego.

oyarmtprgc3frdnjzitj.webp

No More Heroes llega justo en una época en la que desarrolladores como ATLUS ajustan los contenidos de Catherine: Full Body y Persona 5, haciéndose cargo de las ofensas; tiempos en los que creativos como Swery escuchan a sus audiencias y recortan el deadnaming en Deadly Premonition 2. Japón está cambiando más que nunca y las remasterizaciones de No More Heroes 1 & 2 no hacen más que dejarnos preocupados sobre lo que podemos llegar a ver en No More Heroes 3, al fin y al cabo, Travis no parece haber cambiado mucho en los trailers.

De todas formas, lo peligroso del asunto es que jugar con Travis se siente como jugar con cualquiera de los machos que pulula por los rincones mugrientos de internet, que cree que juegos como The Last of Us Parte II imponen una “agenda LGBT” y que el sexismo en videojuegos no existe. La masculinidad tóxica de siempre, que hoy en día se está empezando a cuestionar en la mayoría de los sectores de la industria porque es un problema real, que resulta en abusos, amenazas de muerte y todo tipo de discriminación. Que un juego celebre y no penalice abiertamente esa masculinidad no está bueno. Por esto, no queremos más “héroes” como Travis Touchdown. Espero que la tercera entrega me sorprenda. La pregunta es, ¿Suda51 se habrá aggiornado a nuestros tiempos?

Dejá tu comentario