Análisis

ANÁLISIS | Mario Strikers: Battle League sabe a qué jugar

Tras quince años, con un mundial inminente y en un momento histórico para la firma, Nintendo trae un nuevo Mario Strikers, con una insuperable propuesta online

Siendo una marca reconocida por el peso de sus exclusividades y la enorme cantidad de franquicias que están encapsuladas en ella, sorprende que en Nintendo haya tantas sagas aclamadas por el público que por un motivo u otro parecerían estar olvidadas. Por ejemplo, clásicos como Star Fox que ya tienen casi seis años sin ningún nuevo título o los más de quince años de ausencia de F-Zero. Incluso la siempre olvidada Golden Sun. Pero entre todas estas opciones, fue Mario Strikers quien volvió de las sombras para sorprender a todos los fanáticos que querían volver a ver a Mario con los cortos y el número en la espalda para jugar al deporte más famoso del mundo y es Next Level Games quien se hace cargo de Mario Strikers: Battle League, un fichín que no sólo cumple con lo que prometía sino que presenta uno de los mejores videojuegos online que salieron para Nintendo Switch.

Para hablar de Mario Strikers: Battle League hay que empezar a hacerlo desde la puerta más clara y evidente que tiene: la jugabilidad. Lo primero que te recomienda el bot consejero es entrar a un extenso tutorial que puede llevarte más de una hora, y esto tiene sentido con la cantidad de mecánicas que hay. Los objetos, los hiperchutazos, los amagues, los esquives, los disparos, los disparos cargados, las técnicas avanzadas. Hay un montón de cosas por aprender que están pulidas a un nivel muy preciso y que responden exactamente a lo que nuestros dedos puedan llegar a hacer con los joycons. Esto no solo hace que la jugabilidad sea en general la protagonista, sino que también logra un balance que caracteriza a los otro títulos de la consola como Mario Kart 8 Deluxe o Super Smash Bros. Ultimate: poder jugar para divertirse o para competir en la misma proporción.

MARIOSTRIKERSBATTLELEAGUE2.jpg

Si le das el control a una persona que jamás jugó este título, se va a reir un montón. La va a pasar bien, lo va a disfrutar. Y al mismo tiempo, no va a tener ningún tipo de chances de ganar contra una persona que sí sepa jugar, ya que las mecánicas tienen ese trasfondo competitivo que al dominarlas son fundamentales para sacar provecho y ganar los encuentros. Así, al igual que los ejemplos mencionados, el Mario Fútbol se cuela rápidamente entre los mejores del catálogo para jugar con otras personas ya sea de manera local u online. Y eso nos abre la puerta para hablar de los distintos modos de juego que se nos presentan qué, aviso de antemano, no son muchos.

Para empezar tenemos el clásico modo de Partida Rápida, en donde podremos disputar un encuentro sin ningún tipo de condimento extra. Acá hay un agregado multiplayer muy copado y es que, si tenes la cantidad de controles necesarios, se puede jugar de manera local con hasta 8 personas al mismo tiempo. También podes hacerlo con varias consolas, usando dos jugadores por dispositivo. O también de manera online, cooperando con otras personas que tengan el servicio para jugar en línea. O contra ellos. Sí, Mario Strikers te ofrece absolutamente todas las formas que te imagines para jugar con y contra otras personas lo cual complementa este concepto que hace al título un perfecto lugar a donde ir si estás buscando una experiencia compartida.

El único modo que podría considerarse single player (aunque también podemos enfrentarlo de manera cooperativa) son las copas. Con un formato de eliminación doble, cada copa representa a uno de los stats disponibles: podes jugar una copa contra equipos fuertes, contra equipos rápidos, contra equipos certeros, etc… y si ganas las cinco copas disponibles, desbloqueas una sexta secreta. Todo esto se duplica ya que hay un hard mode llamado “Modo Galáctico” que es exactamente lo mismo pero mucho (mucho) más difícil. Estas competiciones son un buen agregado, pero no ofrece tanto después de terminarlo y me llevó aproximadamente unas 6 o 7 horas ganar todo.

MARIOSTRIKERSBATTLELEAGUE3.jpg

Pero el modo estrella (o por lo menos así lo presentan al darle al botón de play) es el Club Strikers, una suerte de “Ultimate Team”. Y digo que así lo presentan porque lamentablemente al momento de hacer este análisis no se puede aprovechar del todo ya que la primera temporada comenzará el lunes 20 de Junio. Sin embargo, ya se puede entrar para crear el nombre de tu club y elegir a tu striker que será el único personaje que te representa dentro del mismo. Pueden entrar 20 personas por institución que pueden ser amigos tuyos de Nintendo Switch Online o bien abrir la puerta a cualquier persona que esté buscando equipo. Nuestro objetivo será, temporada tras temporada, finalizar con la mayor cantidad de puntos posibles para ver si podemos ascender de categoría. Cada victoria otorga 6 puntos, los empates 2 y las derrotas un único punto por el honor. Todo esto te va a dar unas monedas especiales de club que se pueden utilizar para personalizar diversas cuestiones en común como el estadio o la camiseta, que después pueden ser usados fuera de este modo.

Teniendo solo experiencia en los partidos amistosos de Club Strikers se puede entender la apuesta por el online que hay y cómo te incita a perderte jugando en este modo. Y es algo lógico: si tenes un entretenimiento tan constante, con mecánicas tan pulidas y apostando al competitivo continuamente, tenes que ir por ahí. Cuando jugas en representación del club, no podes elegir entre los personajes totales sino que se reduce solo a los strikers de cada integrante del club. Si el tuyo es Luigi y el de tus amigos son Mario, Toad y Peach, vas a tener que jugar con esos cuatros. Si hay más integrantes, podes elegir entre ellos; si hay menos, se te completa al azar los que falten. Las temporadas siempre duran una semana y hay una semana de pretemporada que las divide, y si bien no pude disfrutar de este modo porque la primer temporada aún no comenzó, realmente las bases parecen bien construidas para hacer que si te gustó jugar pierdas muchas horas intentando llegar a lo más alto de la tabla clasificatoria.

MARIOSTRIKERSBATTLELEAGUE4.jpg

La gran deuda que Mario Strikers: Battle League trae a la cancha es un tópico que se viene repitiendo en los análisis y reviews de todos los últimos juegos de Nintendo, más que nada con aquellos que no dependen íntegramente de un modo historia o una campaña single player y es la falta de contenido. No hay una experiencia para un solo jugador prolongada, las copas se terminan a las pocas horas y, si no te gusta jugar online, es muy posible que dejes el cartucho carpeteado para sacarlo únicamente cuando tengas con quién jugarlo. ¿Esto lo vuelve un mal juego? A mi parecer no, en absoluto. No todos los juegos necesitan tener horas de contenido y diversidad abundante.

Pero sí parecería ser que Nintendo llegó al modelo live service de videojuegos con su propia versión: lanzar la mitad del contenido de base e ir regalando el resto de a poco, dando la ilusión de que te están dando DLCs gratuitamente y al mismo tiempo manteniendo la atención y las conversaciones alrededor del título el mayor tiempo posible. Entiendo que esto pueda generar rispideces y haya muchas personas que no se sienten cómodas con esto después de pagar 60 u$d. Podría hacer un análisis entero o incluso Malditos Nerds como medio podría hacer una mesa de debate sobre qué tan nocivo es esto para el usuario, qué alternativas hay y qué tanto afectan a las experiencias que ofrece la gran N, pero en este caso no considero que termine siendo un factor determinante que haga peor esta experiencia porque no es que tiene poco contenido, reitero: no lo necesita. Sabe a qué quiere jugar.

MARIOSTRIKERSBATTLELEAGUE5.jpg

En el contenido base, hay 5 estadios y 10 personajes pero ya está confirmado que mediante actualizaciones gratuitas llegarán muchos más. Los estadios, más allá de lo visual, no aportan mucha diferencia a la experiencia pero sí lo hacen los personajes: cada uno tiene su habilidad especial única y unos stats naturales. Es decir, Bowser es muy fuerte por su tamaño pero también es muy lento. Luigi es muy rápido, pero no se le da bien hacer los remates. Y así con cada habitante del Reino Champiñón. Con unas monedas que se ganan en cualquiera de los modos de juegos (incluso perdiendo los partidos), podes comprar unos objetos para personalizar y modificar los stats. O también se puede optar por profundizar los pros y hacer que Bowser sea muy fuerte y muy lento, o podrías balancear un poco la cuestión y sacrificar un poco de su fuerza haciendo que vaya con más velocidad. Este dinamismo agrega un factor divertido que no solo te obliga a pensar en la composición que vas a usar para los partidos sino que también hace único a tu personaje del Club Strikers que te va a representar. Todo lo que llegue como actualización de contenido no va a cambiar radicalmente lo que es este pack, ni va a mover la aguja hacia un lado u otro. Este producto apuesta a lo que es: a su jugabilidad, a su entretenimiento y al factor online. Y eso va a generar que te convenza o no, dependiendo que estés viniendo a buscar.

Para cerrar, hay que destacar que a nivel visual estamos ante unos diseños exquisitos, característico a lo que nos tiene acostumbrados Next Level Games como estudio, teniendo de precedente el excelente trabajo que había hecho en Luigi’s Mansion 3. El más reciente equipo adquirido por Nintendo se afianza como un desarrollador que puede darle vida a las texturas y los personajes complementando lo fino de la jugabilidad. El momento de los hiperchutazos no sólo se destacan por la animación sino que el estilo artístico del trazado descuidado de la saga le queda perfecto y proporciona un deleite visual en cada partido. Por otro lado, me parece que hay un soundtrack adecuado pero muy repetitivo que termina desentonando con el trabajo minucioso que hay en el apartado gráfico.

MARIOSTRIKERSBATTLELEAGUE6.jpg

En conclusión, Mario Strikers: Battle League en cierto punto es una propuesta más minimalista que sus antecesores, pero la personalidad que tiene y lo pulido que es el gameplay lo convierten en una de las mejores alternativas competitivas/cooperativas que sacó Nintendo en Switch. En mi experiencia, el online me funcionó bárbaro siempre y mi camino en el Club Strikers recién empieza, esperando ansioso que llegue la primera temporada después de haber jugado ya unas 20 horas de partidos que me hicieron disfrutar cada vez más. Si estás buscando algo que te mantenga ocupado por mucho tiempo o que te ofrezca diversión de diferentes formas quizás no sea un título para vos, pero si disfrutas de Super Smash Bros, Mario Kart 8 o buscas una experiencia multiplayer, acá hay un must de la consola.

Embed

MARIO STRIKERS: BATTLE LEAGUE

10/6/2022 (NINTENDO SWITCH)
8.5

Dejá tu comentario